Un trastorno que describió Sigmund Freud. cuentocolectivo.com

Hablamos de neurosis obsesiva para hacer referencia a un trastorno mental vinculado a tensiones de tipo nervioso y problemas psíquicos de distinta naturaleza. Fue Sigmund Freud, el famoso psicoanalista vienés, quien lo describió por primera vez.

¿Qué es la neurosis obsesiva?

Freud describió la neurosis obsesiva como un trastorno psíquico cuyos afectados están constantemente preocupados por pensamientos que no les interesan. El tipo de pensamientos que sufren estos pacientes son de un contenido que les genera rechazo, lo que puede llevarles a tener comportamientos indeseados.

Se ha escrito mucho sobre la difícil detección y tratamiento de la neurosis obsesiva, ya que sus síntomas pueden pasar desapercibidos en muchos afectados. Pero, ¿cómo son las personas que padecen esta condición? Se suele decir que son perfeccionistas. Sus pensamientos pueden dominar sus conductas y su estado de ánimo, por lo que pueden realizar conductas repetitivas y compulsivas para tratar de gestionar su malestar.

Se trata de un término que ya no se usa en la psicología clínica moderna. No aparece ni en el DSM ni en el CIE. La neurosis obsesiva es, no obstante, un constructo de gran relevancia en la historia de la psicopatología.

En este artículo conoceremos la definición de este trastorno, además de sus síntomas, causas y posibles tratamientos psicológicos.

Historia del concepto

El psicoanalista francés Henri Ey conceptualiza la neurosis obsesiva como la incapacidad para controlar la compulsividad de los sentimientos, de las ideas o de los comportamientos. Esto hace que la persona afectada se vea sometida al control de este tipo de neurosis.

Aunque el DSM-IV no considera la neurosis obsesiva como una entidad psicopatológica independiente, sí se han tratado las distintas características del trastorno, aunque con matices muy distintos a los que propuso Freud o los anteriormente descritos por Henri Ey.

En los manuales diagnóstico contemporáneos, la neurosis obsesiva está integrada entre los trastornos de ansiedad. De este modo, el conjunto de síntomas corresponde al TOC, o trastorno obsesivo-compulsivo. El TOC es una alteración en que existen compulsiones y pensamientos obsesivos que el afectado reconoce como irracionales y poco adaptativas. Estos síntomas generan un desasosiego notable y los pacientes suelen presentar conductas compulsivas, rituales, etcétera.

Como podemos apreciar, hay diferencias significativas entre el trastorno inicialmente descrito por el psicoanálisis con el término de neurosis obsesiva y la psicopatología que actualmente se describe en los manuales, bajo el nombre de TOC (trastorno obsesivo compulsivo).

Características principales

Los síntomas y características de la neurosis obsesiva derivan de las alteraciones psicológicas y cognitivas que sufre el paciente. Los pensamientos obsesivos inundan la mente de la persona afectada.

Veamos qué tipos de pensamientos sufren los afectados de neurosis obsesiva.

1. Cogniciones obsesivas

En la psique del afectado surgen fenómenos obsesivos de forma continuada. Esto puede concretarse en sentimientos incontrolables de culpa, de verificación, obsesión por el orden y la limpieza…

Estas ideas recurrentes suelen representar un problema y una preocupación constante para el paciente.

2. Mecanismos de defensa

Las personas con neurosis obsesiva desarrollan varios mecanismos de defensa para tratar de minimizar su obsesión.

Sin embargo, estos mecanismos de defensa también parten de conductas y pensamientos obsesivos. A diferencia de las cogniciones obsesivas, los mecanismos de defensa pueden ser realizados de manera consciente y el sujeto los reproduce para intentar reducir el malestar de los primeros.

3. Otras alteraciones psicológicas y afectivas

Este trastorno suele venir acompañado de otras afectaciones emocionales y afectivas. Síntomas como la abulia, la sensación de irrealidad, la confusión, la extrañeza o la perplejidad son características muy habituales entre los afectados de neurosis obsesiva.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas más habituales de la neurosis obsesiva?

  • La persona afectada presenta ideas obsesivas que aparecen en su mente en contra de su voluntad. Son pensamientos de carácter compulsivo y no controlables.
  • El paciente tiene tendencia a realizar conductas impulsivas y agresivas, a pesar de no ser conductas deseadas.
  • Realizan conductas repetitivas de índole simbólica. Son definidas como ritos de pensamiento mágico.
  • Aparece psicastenia, puesto que el sujeto mantiene una pugna para intentar poner freno a sus obsesiones.

Causas

Los estudios sobre la neurosis obsesiva han revelado que es una psicopatología multicausal (esto es, que puede deberse a distintas causas). Parece ser que hay una serie de factores que, unidos, pueden dar pie a que aparezca el trastorno.

Habitualmente, los académicos han clasificado tres tipos de causas de la neurosis obsesiva: factores físicos, ambientales y genéticos.

1. Factores físicos

Se ha demostrado que los síntomas asociados a la neurosis obsesiva están relacionados con varios desequilibrios neuroquímicos.

Parece ser que la disfunción en el circuito orbito-fronto-caudado podría ser un factor común en la aparición del trastorno.

Otra hipótesis propone que ciertas anomalías en el cuerpo estriado y la facilitación de la transmisión de serotonina en la región orbito-frontal pueden también ser factores de riesgo.

2. Factores ambientales

También pueden existir varios factores del ambiente que pueden propiciar el surgimiento de este trastorno. Los individuos que han experimentado situaciones que no podían controlar tienen una mayor predisposición a sufrir neurosis obsesiva.

Por ejemplo, un trauma infantil, haber sido víctima de abandono o de abuso sexual, vivir en un hogar desestructurado y ser expuesto a grandes cotas de estrés también pueden desembocar en el surgimiento de esta enfermedad psicológica.

3. Factores genéticos

Así como ocurre con muchos trastornos mentales, también se ha reportado que la neurosis obsesiva tiene un gran componente genético.

Esto se ha visto ya que en algunas familias es fácil detectar varios miembros con esta afectación. Asimismo, tener antecedentes familiares de neurosis obsesiva es un factor de riesgo para desarrollar el mismo trastorno.

Tratamientos

Los síntomas habituales de la neurosis obsesiva pueden ser tratados desde dos abordajes distintos (y complementarios en muchas ocasiones): tratamiento farmacológico y psicológico.

En cuanto a la terapia farmacológica, los medicamentos más efectivos son los antidepresivos tricíciclos e inhibidores selectivos de la recaptación de la hormona serotonina. Este tipo de intervención farmacológica permite estabilizar el cuadro clínico, aunque suelen requerir de un apoyo psicoterapéutico. A este respecto, la terapia cognitivo-conductual es la forma de psicoterapia más eficaz y la que suele complementarse mejor con la intervención con inhibidores.

Referencias bibliográficas:

  • Freud, S. (1986). “A propósito de un caso de Neurosis Obsesiva (el “Hombre de las Ratas”)". Obras completas, Tomo X. Amorrortu Editores.
  • Jarne, A. y Talarn, A. (2015). “Manual de Psicopatología Clínica”. Editorial Herder.
  • Indart, J.C. (2001), “La pirámide obsesiva”. Editorial Tres Haches.
  • Lacan, J. (1984). “El Seminario. Libro XI: Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis”. Editorial Paidós.