Muchas de las claves para sentirse bien son realmente simples. Unsplash

Uno de los objetivos vitales que tenemos todos los seres humanos es ser felices, pero pensar que podemos estar en este estado las 24 horas del día los 365 días del año no es realista.

Ahora bien, hay personas que actúan de cierta manera y hacen cosas para ser felices la mayor parte del tiempo... y les funciona. Sus acciones y su actitud hacia la vida hacen que, pese a tener altibajos, se levanten de cada caída y superen cada obstáculo, conscientes de que es mejor eso que recrearse en los momentos malos que tiene la vida.

¿Qué hacen las personas felices?

Los hábitos de las personas felices marcan gran parte de su felicidad. Estos comportamientos y formas de pensar en realidad no son algo muy complicado, pero no siempre son fáciles de aplicar. Conocerlos y ser conscientes de ellos son el punto inicial para empezar a ser un poquito más feliz.

Pero, ¿cuáles son estos hábitos? En las siguientes líneas veremos cuáles son las cosas que hacen las personas felices.

1. Se tratan con compasión

Muchas personas, cuando no les salen bien las cosas, son muy duras consigo mismas. Esto hace que su sufrimiento aumente y se prolongue en el tiempo, porque no son capaces de aceptar que no todo les va a salir redondo.

Las personas felices se tratan con compasión, puesto que ser alguien compasivo ayuda a gozar de una mejor salud mental, tal y como confirman muchos estudios. Por otro lado, no juzgarse muy duramente es clave para atreverse a iniciar proyectos ambiciosos y estimulantes.

Si quieres saber más sobre la compasión, puedes leer este artículo: “La compasión: una herramienta básica en nuestras relaciones”.

2. Eligen amistades saludables

Los amigos son la familia que elegimos y son personas que pueden hacernos realmente felices. Los estudios científicos han demostrado que uno de los pilares básicos de la felicidad es la amistad, por lo que para ser felices, debemos rodearnos de gente positiva que comparta nuestros valores.

3. Tienen objetivos

Las personas que gozan de mayor felicidad dan sentido a sus vidas con metas y objetivos motivantes. Conocerse a uno mismo y saber lo que realmente se quiere es clave para desarrollarse y sentirse realizado. Eso sí, siempre y cuando estas metas sean realistas; de lo contrario, pueden crear una gran frustración.

4. Hacen lo que les gusta

Según estudios científicos, hasta el 80% de las personas no hacen lo que les gusta, especialmente en lo relacionado con lo laboral. Sin embargo, para ser feliz uno debe hacer lo que realmente le gusta. Este tipo de actividades de las que disfrutamos nos permiten entrar en un estado de flow en el que el tiempo parece no pasar y la tarea absorbe la totalidad de la atención. Y es que hacer lo que nos gusta convierte nuestro tiempo en algo por lo que merece la pena vivir.

5. Viven el presente (aunque también miran el futuro)

Las personas felices, como he comentado, se enfocan hacia el futuro y tienen objetivos realistas. Sin embargo, no se pierden en las expectativas, sino que viven el momento presente, disfrutando de cada paso que dan. Vivir en el presente favorece el bienestar emocional, y por eso en la actualidad tienen tanto éxito algunas herramientas saludables como el Mindfulness. Para saber qué es el Mindfulness, puedes leer este artículo: “Mindfulness: 8 beneficios de la atención plena”.

6. Cambian cuando deben y aceptan cuando no pueden cambiar

Las personas estamos en continuo cambio y, de hecho, es algo natural y saludable. Pero hay ocasiones en las que no podemos cambiar el entorno que nos rodea, y en vez de sentirse frustradas, estas personas lo aceptan y siguen con su vida. Esta actitud madura ayuda a no sufrir innecesariamente.

7. Practican deporte

El ejercicio físico es una de las mejores fuentes de felicidad, porque además de ayudarnos a mejorar nuestra salud física, también nos permiten mejorar la salud mental.

Los estudios científicos demuestran que la práctica de actividad física regular incrementa los niveles de serotonina y endorfinas, dos neurotransmisores relacionados con la felicidad y el placer. Es por eso que entre las cosas que hacen las personas felices en su día a día no puede faltar el ejercicio realizado con periodicidad.

8. Son proactivas

Las personas proactivas suelen ser más felices, pues están constantemente en movimiento, persiguiendo sus sueños y realizando actividades de las que disfrutan. Tener buenas ideas es positivo, pero si estas ideas no se materializan, de nada sirve tenerlas. Ser proactivo es una actitud en la que la persona sale a buscar oportunidades en vez de esperar a que lleguen solas. El individuo asume el control de su vida.

9. Saben perdonar

El perdón es una de las mejores acciones que podemos hacer no solo para otras personas, sino también para nosotros mismos. Saber perdonar nos honra y nos ayuda cerrar heridas. Quienes saben perdonar son más felices, porque el perdón tiene un gran poder sanador a la hora de permitir que nos desprendamos de frustraciones.

10. No culpan a nadie de sus problemas

Para pode ser feliz es necesario solucionar los problemas que acontecen en nuestra vida, en vez de mirar hacia otro lado. Evitar afrontar la realidad no nos permite salir de la zona de confort, un estado mental que puede parecer muy agradable pero que a la larga trae consigo sufrimiento y estancamiento emocional. Para poder cambiar lo que no nos gusta de nosotros, antes de nada es necesario ser conscientes de las causas reales, para así poder solucionarlo.

11. Comen bien

Si hacer deporte también afecta a nuestra salud mental y nuestro estado de ánimo, comer de manera saludable tiene un impacto positivo en nuestro bienestar general, incluido el psicológico. La relación entre la mente y la alimentación es una realidad, tal y como puedes ver en este artículo: “Psicología de la alimentación: definición y aplicaciones".

12. Tienen un gran sentido del humor

Las personas que son más felices suelen tener un gran sentido el humor. Por supuesto, eso no quiere decir que sean prácticamente humoristas profesionales, sino que tienen una gran capacidad de disfrutar de todo tipo de situaciones. A fin de cuentas, los estudios sugieren que el humor libera serotonina, la hormona de la felicidad. Tomarse la vida con humor ayuda a ser más feliz.