https://www.flickr.com/photos/mindfulness/

El Mindfulness es considerado una terapia psicológica de tercera generación, y uno de los programas más conocidos es el MBSR (Mindfulness-based stress reduction program) o Programa de Reducción del Estrés basado en Mindfulness, considerado como uno de los tratamientos más efectivos para tratar el estrés.

Pero en los últimos años, otro programa basado en la Atención Plena está adquiriendo una gran popularidad en el tratamiento de distintos trastornos, como la depresión o la ansiedad. Es el MBCT (Mindfulness-based cognitive therapy) o Terapia Cognitiva basada en Mindfulness.

El Mindfulness no es cuestión de hacer, sino de estar

En realidad, la práctica de la Atención Plena, más que un conjunto de técnicas para estar en el momento presente, es una actitud ante la vida. Se podría decir que el Mindfulness permite adquirir una serie de hábitos saludables, es un estilo de afrontamiento que impulsa las fortalezas personales de cada uno y ayuda en la adaptación al mundo moderno, pues favorece el bienestar de los individuos en una sociedad que tiende a detraer la identidad genuina de las personas, y ayuda a conectar con uno mismo.

Para adquirir la mentalidad Mindfulness es necesario llevar a cabo un entrenamiento. El entrenamiento Mindfulness consiste en una serie de ejercicios que permiten prestar atención al presente de manera no enjuiciadora. Aún y así, no es cuestión de hacer, sino de estar. En otras palabras, es estar con los cinco sentidos sin evaluar la experiencia interna ni externa.

El Mindfulness es un estado de autorregulación de la propia atención, por lo que la voluntad de cada uno se convierte en esencial para su práctica. La curiosidad, la apertura y la aceptación son parte de ser consciente.

Las aplicaciones del Mindfulness

El Mindfulness se ha mostrado útil para el tratamiento de distintos fenómenos, entre los que se incluyen:

Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness: ¿qué es?

Existen distintos programas de Mindfulness. Uno de ellos es el MBCT de Zindel Segal, Mark Williams y John Teasdale, que fue originalmente desarrollado como un programa de tratamiento para el estrés emocional y la ansiedad, y como un programa de prevención de recaídas en pacientes con depresión.

El programa combina la meditación Mindfulness con la adquisición de habilidades prácticas que caracterizan a la terapia cognitiva, como la interrupción de patrones de pensamiento que conducen a estados depresivos o ansiosos.

El programa tiene una duración de ocho semanas

Son varios los estudios que se han llevado a cabo para probar la efectividad de este tratamiento. Los resultados muestran que la gran mayoría de personas que utilizan este programa mejoran su calidad de vida y experimentan menos depresión, ansiedad y estrés emocional.

Para beneficiarse de los beneficios de este tratamiento, se recomienda la práctica diaria de meditación al menos durante ocho semanas. La Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness incluye el scanner corporal, estiramientos Mindfulness, algunos ejercicios de yoga, respiración Mindfulness y otros ejercicios prácticos de Atención plena.

¿Cómo afecta el Mindfulness a la Depresión?

Los distintos ejercicios que propone el programa de Terapia Cognitiva basada en Mindfulness cambian la manera de pensar y de interpretar los hechos por parte del paciente. Los beneficios son:

  • Ayuda a centrarse en el aquí y el ahora
  • Mejora la concentración
  • Menor rumiación de los pensamientos por parte del paciente
  • Distanciamiento de los pensamientos perjudiciales
  • Mayor autocompasión y cariño hacia uno mismo
  • Mayor autoconocimiento

Mindfulness: Conectando de nuevo con uno mismo

La autocompasión es uno de los pilares básicos del Mindfulness, e implica ser cálido y compasivo hacia uno mismo. Hace referencia a la aceptación de la manera de ser y de los pensamientos y las emociones que surgen de nosotros mismo sin juzgarlos ni criticarlos.

El Mindfulness es útil en el contexto actual porque te reeduca. Vivimos inmersos en una cultura y una sociedad en la que triunfan los valores capitalistas y de consumo: el dinero o la imagen tienen más valor que los propios seres humanos. En este entorno, todo tiene un precio, ya sea la dignidad, el amor propio, el orgullo o el honor, todo se convierte en mercancía, incluso las relaciones interpersonales. El Mindfulness ayuda a encontrarse de nuevo con uno mismo, lejos de la influencia y la presión de esta sociedad que perjudica seriamente el equilibrio emocional