https://www.flickr.com/photos/juliannehide/

Es habitual sentir algún bajón de vez en cuando o sentirte triste por algún acontecimiento que puede haber sucedido en tu vida. De hecho, como ya comentamos en el artículo “Desarrollo Personal: 5 razones para la autorreflexión”, el sufrimiento puede hacerte crecer como persona.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todas las formas en las que se  experimenta malestar son iguales, y en ocasiones aquello que creemos que es la tristeza intrínseca al modo "normal" de vivir la vida puede ser uno de los varios tipos de depresión que existen.

La depresión, un trastorno multifactorial

Si el sufrimiento es persistente, estás triste la mayoría del tiempo y afecta a tu vida diaria, puede que sufras depresión, un trastorno del estado del ánimo que puede afectar gravemente a nuestra vida. 

No siempre es fácil saber cuándo este fenómeno ha hecho mella en nosotros, ya que existen varios tipos de depresión y por lo tanto las maneras en las que se puede identificar su presencia varían. Veamos, pues cuáles son las características de estos tipos de depresión para saber, en cada caso, a qué nos estamos enfrentando.

Tipos de depresión y sus características

La depresión es frecuente en los tiempos que corren, y es habitual que la gente recurra a los fármacos para aliviar el dolor que se siente con esta patología. El prozac (fluoxetina), también llamado la droga de la felicidad, se consume de forma habitual en sociedades desarrolladas. 

El tratamiento con fármacos solo es aconsejable en casos muy graves, y siempre es mejor recurrir a la terapia psicológica para un tratamiento correcto. Es importante entender que los psicólogos pueden, además, ayudarte a superar la depresión utilizando sus técnicas y métodos, que no tienen por qué incluir ningún psicofármaco.

La depresión forma parte de los trastornos del estado ánimo y afecta a nuestro bienestar, nuestra interacción social, nuestro apetito y deseo sexual. Ya que existen muchos tipos de depresión y cada uno con sus características, a continuación te presentamos los distintos tipos de depresión:

Depresión mayor

La  depresión mayor es el tipo de depresión más grave. 

Se caracteriza por la aparición de uno o varios episodios depresivos de mínimo 2 semanas de duración. Suele comenzar generalmente durante la adolescencia o la adultez joven. La persona que sufre este tipo de depresión, puede experimentar fases de estado de ánimo normal entre las fases depresivas que pueden durar meses o años. Se clasifica dentro de los episodios unipolares puesto que no hay fases de manía, y puede producir problemas muy serios para el paciente si no es tratado de manera eficaz.

Síntomas de la depresión mayor

Estos son algunos de los síntomas de la depresión mayor según el manual DSM-IV-TR:

  • Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, casi todos los días (1)
  • Pérdida de interés en las actividades que antes eran gratificantes (2)
  • Pérdida o aumento de peso
  • Insomnio o hipersomnia
  • Baja autoestima
  • Problemas de concentración y problemas para tomar decisiones
  • Sentimientos de culpabilidad
  • Pensamientos suicidas
  • Agitación o retraso psicomotores casi todos los días
  • Fatiga o pérdida de energía casi todos los días

Según el DSM-IV, debe existir la presencia de cinco (o más) de los síntomas anteriores durante un período de 2 semanas, que representan un cambio respecto a la actividad previa; uno de los síntomas debe ser (1) estado de ánimo depresivo o (2) pérdida de interés o de la capacidad para sentir placer.

Tipos de depresión mayor

Dentro de la depresión mayor, existen diferentes tipos de depresión mayor:

  1. Depresión con episodio único: causado por un acontecimiento único en la vida y la depresión solo tiene esa aparición.
  2. Depresión recidivante: Aparición de síntomas depresivos en dos o más episodios en la vida del paciente. La separación entre un episodio debe ser de al menos 2 meses sin presentar los síntomas.

Distimia

Dentro de los tipos de depresión, la distimia es menos grave que la depresión mayor. Es un tipo de depresión unipolar (no incluye síntomas maníacos) e interfiere en el funcionamiento normal y el bienestar del individuo que lo sufre.

La característica esencial de este trastorno es que el paciente se siente depresivo durante la mayor parte del día, la mayoría de los días durante al menos 2 años. Muchas personas con distimia también pueden padecer de episodios depresivos severos en algún momento de su vida.

Síntomas de la distimia

Los síntomas de la distimia son:

  • Pérdida o aumento de apetito
  • Insomnio o hipersomnia
  • Falta de energía o fatiga
  • Baja autoestima
  • Dificultades para concentrarse o para tomar decisiones
  • Sentimientos de desesperanza

Depresión maníaca

Este tipo de trastorno, también llamado Trastorno bipolar se clasifica como un tipo de trastorno del estado de ánimo. Pese a que podemos incluirlo dentro de los tipos de depresión, combina estados depresivos con estados de manía, es decir, existen altibajos extremos. El trastorno bipolar es una patología seria, y no debe confundirse con un estado inestabilidad emocional. 

El tratamiento es distinto al de una depresión, y requiere estabilizadores de humor (como el litio).

Síntomas de la depresión maníaca

Los síntomas depresivos pueden incluir:

  • Sentimientos persistentes de tristeza
  • Sentimiento de desesperanza o desamparo
  • Baja autoestima
  • Sensación de ineptitud
  • Culpabilidad excesiva
  • Deseos de morir
  • Pérdida de interés en las actividades habituales o que antes se disfrutaban
  • Dificultad en las relaciones
  • Perturbación del sueño (por ejemplo, insomnio, hipersomnia)
  • Cambios del apetito o del peso
  • Disminución de la energía
  • Dificultad para concentrarse
  • Disminución de la capacidad de tomar decisiones
  • Pensamientos suicidas o intentos de suicidio
  • Molestias físicas frecuentes (por ejemplo, dolor de cabeza, dolor de estómago, fatiga)
  • Intentos o amenazas de escaparse del hogar
  • Hipersensibilidad ante el fracaso o el rechazo
  • Irritabilidad, hostilidad, agresión

Los síntomas maníacos pueden abarcar:

  • Autoestima exagerada
  • Menor necesidad de descanso y sueño
  • Mayor distracción e irritabilidad
  • Excesiva participación en actividades placenteras y de alto riesgo que pueden provocar consecuencias dolorosas, por ejemplo comportamiento provocativo, destructivo o anti-social (promiscuidad sexual, conducción imprudente, abuso del alcohol y de drogas).
  • Aumento de la locuacidad (por ejemplo aumento en la velocidad del habla, cambios rápidos de tema, intolerancia a las interrupciones)
  • Sentimientos de "excitación" o de euforia
  • Marcados cambios de estado de ánimo, por ejemplo inusitadamente feliz o tonto, extrañamente enojado, agitado o agresivo
  • Mayor deseo sexual
  • Mayor nivel de energía
  • Escaso sentido común en personas sensatas

Trastorno depresivo estacional (SAD)

Este estado depresivo recibe el nombre de  Trastorno depresivo estacional (SAD) y se caracteriza por ocurrir durante una cierta época del año, generalmente durante el invierno

Los síntomas generalmente se intensifican de manera lenta a finales del otoño y en los meses de invierno. Estos síntomas son muy parecidos a los que se presentan en otros tipos de depresión:

  • Desesperanza
  • Aumento del apetito con aumento de peso
  • Aumento del sueño (el poco sueño es más común con otras formas de depresión).
  • Menos energía y capacidad para concentrarse
  • Pérdida de interés en el trabajo y otras actividades
  • Movimientos lentos
  • Aislamiento social
  • Tristeza e irritabilidad

También existe otra variante del SAD y que lo sufren algunas personas en verano:

  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Insomnio
  • Irritabilidad y ansiedad
  • Inquietud

Depresión psicótica

La depresión psicótica es un subtipo de depresión mayor el cual se presenta cuando una enfermedad depresiva severa incluye algún tipo de psicosis. A diferencia de los demás tipos de depresión, se caracteriza por la presciencia de síntomas psicóticos: alucinaciones y/o delirios

Depresión posparto

Dentro de los tipos de depresión, podemos incluir la depresión posparto. Se caracteriza porque puede ocurrir poco después del parto.

Este tipo de depresión puede presentarse hasta un año más tarde de que la mujer haya dado, pese a que es habitual que ocurra dentro de los primeros tres meses después del parto.

Causas de la depresión posparto

Algunas de las causas de la depresión postparto, son las siguientes:

  • Cambios a nivel corporal del embarazo y el parto (por ejemplo, debido al cambio hormonal)
  • Cambios en las relaciones laborales y sociales
  • Tener menos tiempo y libertad para sí misma
  • Cambios el ciclo sueño-vigilia debido al nacimiento
  • Preocupaciones acerca de su capacidad para ser una buena madre