Todos, en algún momento puntual, nos hemos sentido cansados, fatigados o faltos de energía. Las causas de esto pueden ser variadas, por ejemplo, un día de mucho trabajo o pasar una mala noche. Generalmente, en estas situaciones basta con dormir bien o recuperar el ritmo normal de trabajo.

Sin embargo, algunas personas se sienten cansadas todo el día y durante la mayor parte del tiempo, y están desmotivadas, agotadas, débiles, tienen dificultades de concentración… Cuando esta sensación es constante y duradera en el tiempo, entonces estamos hablando de cansancio crónico.

En este artículo nos adentraremos en los aspectos más importantes de este fenómeno y conoceremos cuáles son sus síntomas, sus causas y su tratamiento.

Qué es el cansacio crónico

Son muchos los individuos que desearían quedarse un rato más en la cama antes de ir a trabajar a la oficina, o disfrutan de una siesta por sus beneficios tanto físicos como psicológicos. No obstante, hay personas que pasan todo el día en modo “off”, cansadas, descentradas, desmotivadas… Cuando esta sensación de cansancio no desaparece y se manifiesta durante un largo periodo de tiemp, puede que exista un problema que lo alimenta (depresiónburnoutinsomnio, etc.).

El cansacio crónico hace que la persona se sienta muy cansada durante todo el día y tenga dificultades a la hora de llevar a cabo sus tareas diarias. Es similar a la astenia primaveral, que suele aparecer junto con un descenso o alteración en el sistema inmunológico por diferentes causas, como las alergias típicas de esta época del año. Sin embargo, el cansancio crónico puede ocurrir en diferente épocas del año produciendo un debilitamiento físico y mental del sujeto.

En realidad, el cansancio crónico es considerado un síntoma de problemas subyacentes, a menudo debido a enfermedades física pero también psicológicas.

Cuáles son sus síntomas

Este fenómeno se caracteriza por la presencia de gran variedad de síntomas relacionados con la fatiga y la falta de motivación. A nivel general se observa:

  • Sensación de cansancio y pesadez constante
  • Desmotivación
  • Falta de concentración y atención
  • Falta de energía
  • Debilitamiento del sistema inmunológico y aparición de enfermedades físicas como resfriados
  • Problemas de memoria
  • Irritabilidad
  • Hipotensión
  • Lentitud a la hora de realizar las tareas
  • Falta de deseo sexual

Causas de este fenómeno

Como he comentado, el cansancio crónico suele considerarse un conjunto de síntomas que tienen su origen en otro tipos de problemas que pueden ser físicos o psicológicos. Entre ellos, destacan los siguientes.

Depresión

El cansancio crónico es frecuente cuando una persona sufre depresión o está pasando por un periodo difícil de su vida como puede ser un proceso de duelo. Además de los sintomas de tristeza, en este tipo de situaciones una persona se siente cansada, desmotivada y tiene dificultades de concentración y atención.

Burnout

El burnout es lo que se conoce como estrés crónico y provoca que la persona se sienta quemada. Tras sufrir un periodo de estrés prolongado, la persona agota sus recursos y entonces aparece la desmotivación y el cansancio extremo.

Falta de motivación

La depresión o burnout pueden causar una falta de motivación, pero la desmotivación también puede ocurrir porque una persona no tiene objetivos realistas o no ve claro su futuro, por lo que puede entrar en una crisis existencial que termina por agotarle mentalmente.

Insomnio

Los problemas para dormir y los malos hábitos de sueño provocan que la persona pueda estar cansada durante todo el día. En estos casos, es posible seguir una serie de consejos como los que aparecen en este artículo: “Combatir el insomnio: 10 soluciones para dormir mejor”.

Enfermedades

Distintas enfermedades físicas pueden causar cansancio crónico, entre las que destacan la diabetes, las alergias o el debilitamiento del sistema inmunológico.

Mala alimentación

La mala nutrición o las alteraciones nutricionales como la anemia pueden provocar que la persona se sienta cansada durante largos periodos de tiempo. La relación entre la psicología y la nutrición es una realidad que está cada vez más aceptada. Si bien nuestro estado emocional afecta a cómo nos alimentamos, cómo nos alimentamos también repercute en cómo nos sentimos.

Trastornos neurológicos

Algunos trastornos neurológicos o tumores también pueden estar en la raíz del problema. En nuestro artículo “Los 15 trastornos neurológicos más frecuentes” hablamos sobre los síntomas y las consecuencias de los trastornos neurológicos más comunes.

Uso de medicamentos

El uso de algunos medicamentos como efecto secundario pueden causar síntomas de cansancio, por ejemplo, las benzodiazepinas o los antipsicóticos. Por lo que es necesario informar al médico o psiquiatra si los síntomas aparecen tras el inicio del tratamiento farmacológico para posibilitar la sustitución.

Tratamiento

Puesto que son muchas las causas que pueden provocar el cansancio crónico, este fenómeno requiere diferentes vías de tratamiento. En la mayoría de los casos, los sujetos acuden al médico de cabecera para que éste realice un diagnóstico, pero el diagnóstico no debe centrarse solamente en las enfermedades físicas (muestras de orina, análisis de sangre) y el tratamiento no debe ser siempre la administración de fármacos, sino que la terapia psicológica y, en ocasiones, la visita a un dietista nutricionista pueden ayudar a tratar el cansacio crónico.

Lógicamente, cuando las causas son de origen psicológico, como pueden ser la depresión o el estrés, es necesario acudir a un profesional de la psicología para que pueda tratar el problema de fondo. Existen diferentes tipos de psicoterapia que pueden ser efectivos, por ejemplo, la terapia cognitivo conductual, la terapia cognitiva basada en Mindfulness (MBCT) o la terapia de aceptación y compromiso (ACT).

En los casos en los que la mala alimentación deficiente o el individuo sufre anemia, es oportuno acudir a un dietista nutricionista para solucionar el problema.