https://www.flickr.com/photos/24975813@N00/

Un aspecto a menudo muy olvidado de la diabetes tipo 2 es la carga en la salud mental que los pacientes con esta enfermedad deben afrontar. Afortunadamente, existen estrategias basadas en modificar el estilo de vida y algunos suplementos naturales que pueden ayudar a los pacientes a lidiar con el estrés relacionado con la diabetes y la depresión.

Antes de leer el presente artículo, te recomendamos leer nuestro artículo ‘¿Cómo saber si tengo Diabetes? Principales síntomas de alerta‘ para que conozcas exactamente la sintomatología de esta condición.

Diabetes: la mente y el cuerpo

La diabetes mellitus es un trastorno metabólico causado por una falta absoluta o relativa de insulina. Diabetes mellitus tipo 1 por lo general comienza en la infancia con la incapacidad del páncreas para secretar insulina y regular adecuadamente el azúcar en sangre. El tipo más común de la diabetes mellitus es el tipo 2. Por lo general comienza en la edad adulta, debido a los malos hábitos en el estilo de vida y se caracteriza por la falta de sensibilidad a la insulina, lo que no puede ser superado por el páncreas.

Actualmente, los enfermos de diabetes tienen a su alcance muchos productos naturales para la salud, así como muy buenas dietas que ayudan a mejorar la regulación del azúcar en la sangre y al mismo tiempo reducir los factores de riesgo para la insuficiencia renal, daño nervioso, ceguera, y eventos cardiovasculares, tales como los accidentes cerebro vasculares y ataques cardíacos.

Sin embargo, muchos médicos se acercan a la diabetes tipo 2, centrándose principalmente en las alteraciones hormonales, daños visuales, daños en lo nervios, problemas cardiovasculares y problemas renales, pero es rara la vez que se discuten y gestionan las consecuencias para la salud mental de los que viven con la enfermedad.

La diabetes tipo 2 afecta a la mente y el cuerpo, por lo que es imperativo que los médicos tomen un enfoque holístico en la gestión de la enfermedad.

Problemas de salud mental y diabetes

La carga de salud mental a la que los pacientes con diabetes se enfrentan es preocupante. En comparación con los pacientes no diabéticos, la gravedad de las depresiones y de los trastornos de ansiedad suelen ser mucho más acusados. La combinación de los trastornos psicológicos y la diabetes es especialmente perjudicial porque puede tener un impacto negativo en los resultados psicosociales y médicos.

Entre los pacientes con diabetes tipo 2, aquellos con síntomas depresivos tienden a estresarse con mayor facilidad, lo que lleva a un aumento en la negatividad de la persona, que, a su vez, hace que la persona afectada acabe viendo modificado su comportamiento y su estado de ánimo.

La depresión y la ansiedad también pueden conducir a otros problemas de salud aparentemente no relacionados. Por ejemplo, un estudio reciente mostró que, en comparación con sujetos sanos, los pacientes con diabetes tipo 2 con depresión severa y ansiedad tienen una mayor prevalecía de síntomas gastrointestinales.

Hay incluso un rasgo de personalidad específico atribuido a la diabetes tipo 2, conocido como el Tipo D (distressed personality), que en español significa “personalidad angustiada”. Los pacientes diabéticos tipo 2 con la personalidad Tipo D cada vez se sienten más solos. Además, aumenta el estrés y la angustia emocional.

Controlar el estrés

Si bien es evidente que la diabetes tipo 2 aumenta la probabilidad de tener problemas de salud mental y de manejar el estrés diario de la vida, la buena noticia es que existen numerosas estrategias que pueden ayudar a los pacientes a manejar mejor su salud psicológica y vivir una vida armoniosa.

Yoga

Una de las mejores estrategias es realizar yoga varias veces por semana. El yoga ayuda a construir el conocimiento del cuerpo y es muy eficaz a la hora para calmar el sistema nervioso. Se trata de una actividad en que se realizan numerosas posturas que integran el cuerpo y la mente.

Según un estudio de 2011, la práctica del yoga “mejora la fuerza muscular y la flexibilidad del cuerpo; promueve y mejora la función respiratoria y cardiovascular; promueve la recuperación y el tratamiento de las adicciones; reduce el estrés, la ansiedad, la depresión y el dolor crónico; mejorar los patrones de sueño; y mejorar el bienestar general y la calidad de vida”. 

Otro estudio reciente mostró que el yoga mejoró de forma significativa la calidad de vida de los pacientes con diabetes tipo 2. Estudios anteriores han demostrado que el yoga ayuda a controlar los síntomas y las complicaciones asociadas con la diabetes tipo 2.

Practicar regularmente el yoga, puede ayudar a los pacientes diabéticos de tipo 2 a tener menos angustias psicológicas y un mejor manejo de su enfermedad.

La otra ventaja es la ausencia potencial de efectos secundarios, ya que el yoga está libre de efectos secundarios cuando se practica correctamente.

Mindfuness y meditación de atención plena

El entrenamiento de la mente es una forma de meditación que ayuda a la gente a centrar su atención en el presente, y alienta a las personas a tener una actitud positiva hacia esa experiencia. La justificación de este tipo de meditación ha sido validada en la literatura médica, especialmente para enfermedades crónicas como la diabetes. 

Investigaciones similares han demostrado que la participación en este tipo de meditación puede beneficiar la capacidad del paciente para hacer frente a los síntomas relacionados con la diabetes, además de mejorar la calidad de vida y el bienestar de estas personas.

Para conocer todos los beneficios psicológicos del Mindfulness, podéis visitar nuestro artículo "Mindfulness: 8 beneficios de la atención plena".

Suplementos útiles

Lo más recomendable es complementar el yoga con un tratamiento a base de medicinas naturales para ayudar a eliminar el estrés y reducir los síntomas de la ansiedad y la depresión. En cualquier caso, siempre debemos consultar a un profesional de la salud para asegurarnos de cuáles son los suplementos más adecuados para cada persona.

Cromo

Una de mis medicinas naturales preferidas para la diabetes tipo 2 es el cromo mineral. Éste mineral tiene la propiedad de aumentar la sensibilidad de la insulina en el cuerpo. Numerosos estudios han revelado que el cromo mineral puede mejorar la eficacia de los medicamentos estabilizadores del azúcar en la sangre, optimizando así el control de la glucosa. Un meta-análisis mostró que el cromo suplementario reduce tanto la hemoglobina glicosilada y niveles de azúcar en la sangre en ayuno.