Psicofarmacología

​Sumial (Propranolol): usos y efectos secundarios de este medicamento

Un medicamento que combate la ansiedad, pero que también se receta para otros fines.

​Sumial (Propranolol): usos y efectos secundarios de este medicamento
Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

El Sumial o propranolol es un medicamento muy utilizado para tratar síntomas de ansiedad fisiológica como las taquicardias y los temblores. También es frecuente su uso en casos de hipertensión y problemas cardiovasculares en general.

Nos proponemos analizar qué es el Sumial, para qué sirve y cuáles son los posibles efectos secundarios que puede provocar, en especial si lo consumimos de forma irresponsable.

¿Qué es el propranolol?

“Sumial” es el nombre comercial del propranolol, un medicamento del grupo de los betabloqueantes, que inhiben la adrenalina y la noradrenalina y por tanto la respuesta fisiológica de estrés.

Esto quiere decir que el propranolol disminuye la activación del sistema nervioso simpático, lo cual se manifiesta en una reducción de la frecuencia cardíaca que tiene efectos relajantes a niveles físico y psicológico.

El Sumial y otros betabloqueantes se utilizan principalmente para el “miedo escénico” y para tratar problemas del corazón y del sistema cardiovascular, como pueden ser las arritmias cardíacas.

¿Para qué sirve?

Ya hemos mencionado los usos más conocidos del propranolol, pero tiene otras aplicaciones terapéuticas además de la reducción del ritmo cardíaco y de la activación física.

1. Síntomas físicos de ansiedad

El Sumial es eficaz para reducir síntomas de activación fisiológica como las palpitaciones, los temblores y la sudoración excesiva o hiperhidrosis. Todos estos pueden presentarse como síntomas físicos de la ansiedad, por lo que en muchos casos se producen ante situaciones estresantes que nuestro organismo interpreta como amenazas.

Este tipo de síntomas son más frecuentes en personas con tendencia a la ansiedad de tipo fisiológico, como puede ser en casos de fobia socialestrés postraumático, si bien pueden darse en situaciones ansiógenas sin necesidad de que se cumpla esta condición.

No obstante, y aunque es frecuente el consumo puntual de Sumial sin receta ante exámenes difíciles o discursos en público, esto puede ser arriesgado: ya que no podemos estar seguros de cómo reaccionará nuestro cuerpo al medicamento, tomarlo en estos casos podría llegar a empeorar el rendimiento.

2. Hipertensión y trastornos cardíacos

La indicación principal del Sumial es el tratamiento de problemas del corazón puesto que reduce la frecuencia cardíaca. De este modo es eficaz para tratar la hipertensión, la arritmia cardíaca y la angina de pecho, así como para prevenir infartos en personas que ya han sufrido uno.

Anteriormente el propranolol y los betabloqueantes en general eran muy utilizados para tratar la hipertensión, pero estos fármacos han perdido popularidad porque existen otros más eficaces. Destacan los medicamentos diuréticos como las tiazidas, ya que al hacer que los vasos sanguíneos contengan menos líquido provocan una reducción de la presión arterial.

3. Dolor de cabeza

El Sumial es eficaz para el tratamiento de jaquecas, migrañascefaleas, incluyendo la cefalea en racimos. En concreto, se considera que funciona bien para la prevención de dolores de cabeza.

El propranolol está especialmente indicado en la prevención y el tratamiento de migrañas infantiles ya que existen pocos medicamentos que las combatan de forma eficaz y segura. La amitriptilina, la riboflavina y algunos anticonvulsivos también pueden ser utilizados con este fin.

4. Hemangioma capilar

El hemangioma o “marca de fresa” es un tipo de tumor benigno de la piel que aparece en algunos bebés durante su primer año de vida. El llamativo color rojo de los hemangiomas se debe a que están formados por vasos sanguíneos.

Los hemangiomas capilares suelen desaparecer entre los 5 y los 10 años sin necesidad de tratamiento. Si es necesario se administran corticoides o betabloqueantes o se practica una operación quirúrgica.

5. Hipertiroidismo

El Sumial también puede ser eficaz para tratar problemas de la glándula tiroides, que producen síntomas como incremento del ritmo cardíaco, diarrea, pérdida de peso e irritabilidad, así como otros similares a los de la ansiedad.

6. Feocromocitoma

El feocromocitoma es un tipo de tumor de la glándula suprarrenal causado por hipertensión arterial. El tratamiento recomendado para esta enfermedad es una combinación de propranolol y un bloqueante alfa-adrenérgico.

7. Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad del ojo que suele deberse a hipertensión ocular. Este trastorno se manifiesta en la disminución progresiva del campo visual y si no se trata puede causar daños importantes en el nervio óptico, así como pérdida de visión.

8. Temblor esencial

El concepto “temblor esencial” hace referencia a un tipo de temblores benignos que se producen normalmente en las manos, empiezan normalmente después de los 40 años y empeoran con la edad.

El temblor esencial parece tener una base genética y se ve afectado por factores como el cansancio físico o el estrés. Cuando son lo suficientemente graves como para requerir tratamiento se usan betabloqueantes como medicamento de primera elección.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más frecuentes del Sumial se relacionan con sus efectos terapéuticos. Así, puede ralentizar en exceso el ritmo cardíaco y producir fatiga o sensación de cansancio. También puede alterar el sueño y provocar pesadillas.

Ocasionalmente el consumo de propranolol puede provocar el síndrome de Raynaud, un trastorno circulatorio caracterizado por entumecimiento y dolor en las manos.

Entre los efectos adversos menos frecuentes encontramos diarrea, náuseas y vómitos, dificultades respiratorias, mareos, erupción cutánea, psoriasis, aparición de hematomas y caída de cabello.

Contraindicaciones

No se recomienda que las personas con asma o con predisposición a la hipotensión, a la hipoglucemia o a la insuficiencia cardiaca tomen Sumial, puesto que sus efectos agravarían estos síntomas, pudiendo llegar a suponer un riesgo.

Las mujeres no deberían consumir propranolol durante el embarazo ni durante el periodo de lactancia para evitar que el medicamento afecte al bebé. Asimismo, las personas con problemas de corazón, hígado, riñón, circulación o tiroides deberían tener especial precaución al tomar Sumial. En cualquier caso no se recomienda tomar este fármaco sin prescripción médica.

El consumo de propranolol aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y puede agravar los síntomas de las personas con diabetes, alterando aún más la respuesta de su organismo a la insulina.

Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, mención en Psicología Clínica.