Una vía nerviosa que comunica dos partes del cerebro asociada al lenguaje.

El habla es una de las capacidades o habilidades a las que más valor se le ha proporcionado tradicionalmente. Y aunque la mayoría de personas la emplea automáticamente e incluso sin pensar en lo que está diciendo, lo cierto es que hablar supone una serie de procesos complejos.

Dichos procesos son llevados a cabo por diferentes áreas cerebrales. Una de las principales, junto a las áreas de Broca y Wernicke, es el fascículo arqueado.

Fascículo arqueado: ¿qué es y donde se localiza?

Entendemos por fascículo arqueado a una región cerebral concreta que consta de un conjunto de fibras nerviosas que une dos de las principales áreas relacionadas con el lenguaje: las áreas de Broca y de Wernicke. En este sentido cabe destacar que la conexión es bidireccional: las fibras van del área de Wernicke a la de Broca pero también a la inversa.

Este haz conecta así áreas frontales y temporales, así como parietales y al área perisilviana. Es decir, aúna áreas motoras y áreas sensoriales. Dichas conexiones están formadas por sustancia blanca: esto es, el fascículo arqueado está conformado principalmente por axones de neuronas, no siendo tan frecuente encontrar núcleos neuronales. Suele tratarse de neuronas cortas en forma arqueada (de ahí su nombre).

Podemos encontrar estas fibras en ambos hemisferios cerebrales, si bien el que más relevante ha resultado al estudio es el propio del hemisferio dominante del lenguaje (en la mayoría de personas el izquierdo).

Principales funciones

Esta pequeña región cerebral tiene un papel muy importante en nuestra conducta, especialmente en lo que se refiere al lenguaje. Curiosamente, si bien se ha analizado en gran medida el papel de este fascículo en el hemisferio dominante para el lenguaje, el conocimiento existente sobre su función en el otro hemisferio no es totalmente conocido. A grandes rasgos podemos decir que algunas de las principales funciones del fascículo arqueado son las siguientes.

1. Información sobre el sonido

Diferentes estudios parecen reflejar que el papel del fascículo arqueado en el lenguaje no se da a nivel de significado, sino únicamente a nivel de sonidos. Es decir lo que se transmite no es el significado, que no tiene porqué haberse procesado a nivel consciente, sino los fonemas.

2. Conexión entre Broca y Wernicke

Como hemos comentado anteriormente, el fascículo arqueado es un conjunto de fibras que unen las áreas de Broca y Wernicke. Es decir, une las principales áreas cerebrales encargadas de la producción y comprensión del lenguaje. Si bien su lesión no impide ni entender ni producir lenguaje, el fascículo arqueado tiene su importancia a la hora de ligar estos dos procesos.

3. La capacidad de repetición

Probablemente una de las funciones más visibles de esta área (dado que su lesión la impide), es la capacidad de repetición de palabras. Esto es, el fascículo arqueado permite que seamos capaces de repetir lo que nos dice otra persona, algo en gran medida vinculado al anterior punto. Este aspecto tiene sentido si pensamos que el fascículo conecta el área de Wernicke con la Broca. Es decir:: primero comprendemos lo que se nos dice y luego lo replicamos.

4. Aprendizaje de palabras

Asimismo, otra de las funciones en las que el fascículo arqueado se encuentra implicado es en el aprendizaje de palabras. Vinculado en gran medida a su papel en la capacidad de repetición, se ha observado a través de resonancia magnética cómo aquellas personas que tienen un mejor aprendizaje verbal poseen un mayor nivel de mielinización del fascículo arqueado.

Ello implica que la señal nerviosa va a bajar a mayor velocidad por el fascículo, y probablemente pueda hallarse cierta vinculación con su asociación con la capacidad de repetir las palabras que se nos digan.

5. Prosodia, semántica y transformación fonema-morfema

Se ha observado en diversos estudios que la semántica y la prosodia también se ven influenciadas por esta estructura cerebral. También contribuye al proceso de transformar fonemas (sonidos) en morfemas (ya con significado) a pesar de que la información que pasa por él es fundamentalmente fonética.

6. Percepción musical

Una de las pocas funciones con las que se ha relacionado el fascículo arqueado derecho se vincula a la percepción musical. Y es que al parecer el funcionamiento de la parte superior del fascículo arqueado de dicho hemisferio nos hace capaces de captar los diferentes tonos de una melodía.

7. Escritura

Se ha visto que el fascículo arqueado no solo influye en el lenguaje oral sino también en el escrito, especialmente en tareas en las que se precisa pasar de material hablado a escrito como en los dictados.

Efectos de su lesión

Siendo el fascículo arqueado un elemento relevante para el ser humano, lo cierto es que su lesión no impide ni la recepción y comprensión del lengua ni su expresión. Sin embargo, sí que puede generar grandes dificultades.

Y es que aunque comprensión y expresión están preservadas, su actuación conjunta se ve cortada si hay una lesión en el fascículo arqueado. También se ha visto que la lesión de esta región cerebral provoca afasia de conducción, en que se imposibilita o dificulta en gran medida la capacidad de repetir palabras. Y no únicamente a nivel oral: la lesión del fascículo arqueado también provoca dificultades para realizar tareas como dictados, presentando cierto nivel de agrafia y en ocasiones no sabiendo corregir palabras mal escritas pese a saber que están mal.

Asimismo, se ha visto que puede existir una vinculación con la percepción de los tonos, pudiendo generar sordera a ellos y dificultades en la percepción musical.

Referencias bibliográficas:

  • López Barroso, D.; Catani, M.; Ripollès, P.; Dell’Acqua, F.; Rodríguez Fornells, A.; De Diego Balaguer, R. (2013). Word learning is mediated by the left arcuate fasciculus. Proceedings of the National Academy of Sciences.