Vida saludable

​Los 7 beneficios de tener una mascota en casa

Convivir con un animal también nos reporta beneficios psicológicos.

​Los 7 beneficios de tener una mascota en casa

Imagen: Pixabay

Mireia Navarro Mireia Navarro Psicóloga educativa

Actualmente, se estima que aproximadamente un 65% de la población convive con al menos una mascota en el hogar. Este amplio porcentaje nos da a entender, a simple vista, que tener un animal de compañía es mucho más que alimentar a una mascota y que nos aporta más ventajas que desventajas.

De hecho, en Psicología y Mente nos hicimos eco de ciertos estudios que sugieren ciertos beneficios psicológicos y sociales de convivir con un gato. Por otra parte, nuestros amigos los perros también nos pueden ayudar a mejorar en ciertos aspectos. Te recomiendo que lo compruebes por ti mismo consultando estos enlaces:

"Gatoterapia: los beneficios psicológicos de vivir con un gato"

"Los beneficios de la terapia con perros"

Y, efectivamente, no estamos desencaminados: los animales de compañía aporta beneficios físicos y psicológicos a toda la familia. Por ello, muchos psicólogos recomiendan adoptar un animal para tratar ciertas habilidades personales, e incluso existen terapias en las que los animales son el recurso principal para tratar enfermedades.

¿Qué beneficios nos aporta una mascota?

Los 7 beneficios de tener una mascota en la casa familiar

1. Favorece la actividad 

Tener un animal de compañía (sobre todo si se trata de un perro) puede suponer, para muchas personas, una razón para salir a la calle y dar varios paseos cada día. Aunque el motivo principal de estos paseos sea el beneficio de la mascota, sus dueños también se benefician de estas salidas. Especialmente importante en personas que siguen una vida sedentaria o con poca fuerza de voluntad para moverse.

2. Nos ayuda a hacer ejercicio físico

Más allá de salir a dar varios paseos al día, tener una mascota puede ayudar a realizar un ejercicio más intenso, ya sea pasar un rato en movimiento lanzándole cualquier objeto o realizar ejercicio de manera intencionada; muchos dueños de perros encuentran en su mascota el compañero ideal para salir a correr.

3. Nos ayuda a estructurar nuestro tiempo

El ser humano necesita rutina para funcionar de manera adecuada y sentirse seguro y confiado. Si tenemos un animal de compañía, seremos nosotros los que le proporcionaremos esta rutina diaria, lo que al mismo tiempo, estaremos estructurando también nuestros días.

4. Nos ayuda a mejorar nuestro sentido de la responsabilidad

Tener un ser vivo que depende de nosotros nos hace sentir útiles y responsables, características especialmente importantes en edad infantil. Y muchas veces, estas características surgen de manera innata; según el estudio de Fundación Affinity de niños y animales, un 90% de los niños dedicaría parte de su tiempo a cuidar a su animal; un 80% daría su juguete favorito por él y un 75% se levantaría temprano para pasearlo.

5. Nos ayuda a expresar nuestras emociones

Un animal de compañía supone una fuente de cariño inagotable, y al mismo tiempo, nos enseña a expresar emociones tales como el amor, entre otras.

6. Facilitan la socialización

Nuestra mascota puede ser el tema de conversación idóneo que nos permita romper el hielo cuando nos encontramos con gente que no conocemos demasiado, o en esas incómodas situaciones de silencio. Además, puede ser el vínculo que nos permita conocer nuevos amigos y agrandar nuestro círculo social.

7. Especialmente importantes en terapia psicológica

Los animales son unos estupendos aliados para personas con trastornos psicológicos; por ello, existen muchas terapias asistidas en las que los animales son el recurso principal para conseguir beneficios y mejoras en las personas.

Cuidar y amar a un animal

Ante estos beneficios, quedan patentes las innumerables ventajas que un solo animal de compañía puede traer a nuestras vidas. Todos los miembros de la familia, tanto pequeños como mayores, pueden beneficiarse de ellas. Los animales nos permiten mejorar nuestra empatía, nuestro sentido de responsabilidad, nuestras habilidades de comunicación y de expresión de sentimientos y nuestra relación con el medio.

Por supuesto, tener una mascota en casa implica una gran responsabilidad. Debemos reflexionar bien sobre qué animal es el que más se adapta a las características de nuestro domicilio, y tener en cuenta que tener una mascota supone unos costes económicos y una atención constante.

Etiquetas: Familia, Animales, Bienestar
Mireia Navarro Mireia Navarro Psicóloga educativa

Licenciada en Psicología por la Universitat de València. Master en Psicología y Gestión Familiar. Experiencia en psicología clínica y educativa. Psicóloga en activo.

Participa