Los psicólogos disponen de gran cantidad de instrumentos para conocer mejor el estilo de comportamiento de las personas o su tipo de personalidad

Sin embargo, eso no significa que las personas ajenas al estudio de la psicología no puedan tener otras maneras de conocer mejor a la gente que los rodea. De hecho, existe una opción relativamente asequible para llegar a saber más acerca de las personas que nos rodean. Se trata de las preguntas para conocer a una persona.

Preguntas para conocer a alguien

Y es que un diálogo abierto entre dos personas puede servir a una gran cantidad de objetivos y funciones: el engaño, la cooperación, la divulgación de datos concretos y, claro está, también puede ser un contexto en el que entremos en contacto con la personalidad de nuestro interlocutor y creemos nuestras propias hipótesis acerca de él

Por eso, te propongo 50 preguntas para conocer mejor a alguien y que puedes utilizar para crear un ambiente de confianza en poco tiempo.

Artículo recomendado:  "10 trucos para ser más sociable y divertido"

Algunas preguntas para llegar a conocer mejor a una persona

Puede que utilizando estas preguntas nos ciñamos a la escrupulosidad y la exhaustividad de un psicólogo ejerciendo como tal, pero además de ver cómo reacciona la otra persona ante ciertas frases y preguntas, también nos ayudará a añadir un plus de interés a nuestras conversaciones y, en muchos casos, haremos que la otra persona se sincere y se abra más a nosotros.

Te puede interesar:  "Inteligencia interpersonal: definición y consejos para mejorarla"

Es una lista que podría ampliarse hasta el infinito, ya que las preguntas para conocer mejor a alguien pueden ser tan diversas como amplia es la imaginación humana. Aquí te recomiendo unas cuantas, pero desde luego no hace falta usarlas todas, ya que pecarías de exceso si convirtieras el diálogo en un interrogatorio. Puedes usar las que elijas en el orden que quieras, aunque es recomendable dejar las más personales para el final. En cualquier caso, te recomiendo que disfrutes del proceso de conocer a la otra persona.

Lectura obligatoria:  "Guía para conocer gente nueva: sitios, habilidades y consejos"

1. ¿Dónde te gustaría vivir?

Plantear este tema tan simple es una buena manera de conocer los gustos y prioridades de las personas. Puedes modificar esta pregunta para hacerla más concreta ("En qué país te gustaría vivir, en qué ciudad, etcétera") y ver, de este modo, algunos aspectos de la vida que tu interlocutor o interlocutora valora más y algunas situaciones que no soporta.

2. ¿En qué lugar transcurrirían tus vacaciones perfectas?

Combinando esta pregunta con la anterior puedes ver si hay contrastes entre los aspectos del entorno ideal en el que vivir y las características que debe tener un lugar en el que sólo se está puntualmente, de paso. Conocer mejor a alguien implica no sólo saber qué le pide esa persona a la rutina, sino también cómo le gusta romperla.

3. ¿Me puedes describir tu dormitorio?

El dormitorio es una de las habitaciones del hogar más privadas y en la que se pasa más horas. Por eso, suele reflejar muchos aspectos de los gustos y la personalidad de la gente. Por ejemplo, te puedes hacer una idea sobre si valora más o menos su privacidad según las barreras que existan entre el interior del dormitorio y lugares comunes, o puedes conocer las preferencias y hobbies según la decoración y objetos que pueblen el espacio.

4. ¿A qué personaje histórico te gustaría entrevistar?

Esta pregunta es útil para conocer mejor las inquietudes filosóficas de la persona, sus intereses e incluso su bagaje cultural.

5. ¿Qué tipo de ropa no llevarías puesta en ningún caso?

Esta pregunta sirve, entre otras cosas, para poner a prueba la capacidad de inventiva y la creatividad de la otra persona, ya que las posibles respuestas son prácticamente infinitas. Además, es una pregunta que supone un reto y a la vez es desenfadada, lo cual añade interés a la conversación y sirve para descargar tensiones.

6. ¿Cuáles son tus tres bandas de música favoritas?

Existen algunos estudios que señalan que los gustos musicales son importantes en la creación de grupos de amigos, especialmente cuanto más jóvenes son sus integrantes. Esta pregunta sirve para conocer mejor a la otra persona y saber acerca de sus preferencias en un tema que es difícil tratar desde la racionalidad y los argumentos sólidos. Por otro lado, es más difícil de responder que "¿Qué tipo de música escuchas?", de modo que te asegurarás en mayor medida que la otra persona está pendiente del diálogo.

7. ¿Qué es para ti la libertad?

Mediante esta pregunta verás la habilidad de la otra persona a la hora de tratar temas abstractos, no tan conectados con el día a día. Por otro lado, si tiene dificultades para responderla o parece sorprenderse por esta pregunta, es posible que esta persona no esté acostumbrada a tocar de cerca temas filosóficos.

8. ¿Cuál es el aspecto sobre ti que más te gusta?

Las posibles respuestas a esta pregunta son tan diversas como variado es el tipo de información sobre la otra persona que puedes obtener con ella. Es una manera de entrever cómo se valora a sí mismo el interlocutor, si presta más o menos atención a sus atributos físicos o psicológicos y, de paso, puedes conocer de primera mano aspectos que desconocías sobre su manera de ser o de sus capacidades mentales.

9. ¿Cuál es tu libro favorito?

Otra pregunta para hacerse una idea sobre el bagaje cultural del prójimo y, de paso, conocer sus gustos literarios, algo que nunca está de más. También sabrás si acostumbra a leer más o menos habitualmente.

10. ¿Sueles pensar a menudo sobre lo que te ocurre y lo que sientes?

Planteando este tema sabrás si esta persona dedica más o menos tiempogestionar sus emociones y a distanciarse de lo que le pasa para analizarlo fríamente. Tener este hábito suele estar asociado a una menor impulsividad y a la costumbre de pensar en las consecuencias de las cosas antes de hacerlas.

11. ¿Qué superpoder tendrías?

Otra pregunta desenfadada para aliviar tensiones y crear un ambiente distendido entre tanta pregunta y, además, ejercer un poco la creatividad.

12. ¿Qué cuatro series son tus favoritas?

Esta es otra de esas preguntas para conocer mejor a alguien a través del tipo de productos culturales que consume. La respuesta a esta pregunta en sí no es lo interesante, sino los aspectos de estas series que la persona dice valorar más, así como los personajes en los que parece sentirse más identificada y los motivos de ello.

Por cierto: no te pierdas este post:  "Series psicológicas: 10 series de TV que todo psicólogo debería ver"

13. ¿Qué tres cosas aprecias más en una persona?

Es mejor no empezar planteando esta pregunta, ya que es bastante personal. Te puede servir para conocer los valores que aprecia más el interlocutor.

14. ¿Cómo te gustaría ser en un futuro?

Esta es una de esas preguntas para conocer mejor a alguien que te servirá para sabe de las aspiraciones de esta persona, así como algunos aspectos de su  autoconcepto.

15. ¿Si fueses un animal, cuál serías?

Otra pregunta para saber acerca de la autoimagen de tu interlocutor, las características propias que considera más relevantes y las que no lo son tanto.

16. ¿Qué canción serviría para resumir tu personalidad? ¿Por qué?

La esencia de una persona resumida con una pieza musical. Una tarea difícil, pero no imposible, y que puede servir para expresar ciertas cualidades y aspectos propios a través de la música, algo que difícilmente puede ser abarcado con categorías conceptuales.

17. ¿Qué cuatro adjetivos te describen mejor?

Como otras preguntas que ya han salido, esta sirve para hacerse una idea sobre cómo se ve a sí misma la otra persona y, de paso, conocer las características propias que considera más relevantes o inusuales.

18. ¿Cuál es el estado de ánimo que menos te gusta?

Esta simple pregunta puede servir para conocer ciertas manías, inquietudes o situaciones que la otra persona suele trata de evitar. Muy útil ya que, en vez de hablarse de situaciones concretas, se habla sobre los estados de ánimo que desencadenan, estados subjetivos de conciencia que pueden ocurrir en contextos muy diversos.

19. ¿Cómo te describirían tus amigos y amigas?

Si otras preguntas serían para saber cómo se ve a sí misma esta persona, esta sirve para saber cómo cree que la ven. El hecho de preguntar por sus amistades puede hacer que sus respuestas estén sesgadas hacia lo positivo, pero a cambio refuerzas el ambiente de confianza.

20. ¿Qué tres tipos de oficio te gustaría ejercer?

Con esta pregunta se puede conocer algo más el tipo de esfuerzos y retos hacia los que se orientan los gustos de la otra persona. Del mismo modo, puede servir para hacerse una idea acerca de si se le dan mejor las tareas regidas por pautas de comportamiento fijas o aquellas que dejan mayor margen a la creatividad, o aquellas que conllevan trabajo en equipo o solitario.

21. ¿Qué habilidad te gustaría perfeccionar para llegar a dominar totalmente?

Sirve para saber más acerca de los gustos de esta persona y, por otro lado, el tipo de retos y proyectos que le gustaría emprender.

22. ¿Si sólo pudieras conservar cinco números de teléfono de gente ajena a tu familia, cuáles serían?

Es una manera indirecta de saber más acerca del círculo más cercano a esta persona. Puede servir para saber si conserva amistades relativamente antiguas o tiende a perder el contacto con las personas y crear nuevas amistades constantemente.

23. ¿A qué tipo de persona le tendrías miedo?

Nada como esta pregunta para saber el tipo de actitudes y personalidades que tu interlocutor tiende a evitar en las personas con las que se relaciona.

24. ¿Qué es lo más alocado que has hecho?

Un clásico, aunque no por ello menos útil. Sirve para saber en qué medida los límites que enmarcan el comportamiento correcto están más o menos presentes en la persona que habla contigo.

25. ¿Cuál sería un buen título para tu autobiografía?

Por supuesto, lo interesante del hecho de formular esta pregunta no es el título que se le ocurra al interlocutor, sino la conversación que surge a partir de la respuesta. A partir de este tema tan simple se puede emprender una conversación en la que conozcamos mejor a la otra persona a partir del modo en el que explica su visión acerca de su propia vida, los hitos que lo marcaron en el pasado, etc.

26. ¿Qué es lo que la mayoría de la gente suele pensar de ti y no es cierto?

Esta es una de las mejores preguntas para conocer a una persona, porque da pie a que el interlocutor o interlocutora hable sobre sus características que considera más desconocidas y ponga ejemplos que ayuden a entender su punto de vista.

27. ¿Qué te hubiera gustado empezar a aprender 5 años atrás?

Esta pregunta sirve para hacerse una idea sobre los proyectos vitales que la otra persona valora en el presente. A la vez, ayuda a entender cuáles eran las prioridades y objetivos que tenía esa misma persona en el pasado.

28. ¿Qué tipo de personas te parecen especialmente atractivas?

Si matizamos esta pregunta aclarando que no nos referimos a algo relacionado con la atracción física, conseguiremos recrear una imagen aproximada sobre las características personales que se valoran más.

29. ¿Qué características te gusta que estén presentes en otras personas pero no en ti?

Hay una diferencia entre el ideal al que aspira una persona y las características que se valoran mucho en otra gente. Esta es una pregunta para conocer a la persona explorando justamente esta diferencia.

30. ¿Sobre qué tema te gustaría que te preguntaran para conocerte mejor?

La autoimagen y la autoestima salen a relucir una vez más, como en otras preguntas para conocer mejor a alguien. Lo más probable es que tu interlocutor saque temas que entiende que realzan los aspectos positivos de su persona.

31. ¿Qué tipo de música te gusta bailar?

El tipo de baile que más gusta a una persona puede darnos una idea de su grado de introversión o extraversión. Las personas que sientan debilidad por tipos de baile que se realizan en pareja o en grupo tendrán una mayor propensión a ser extravertidas, mientras que las introvertidas o dudarán ante la pregunta (al no estar acostumbradas a bailar) o responderán géneros musicales que no están relacionados con formas de bailar muy complejas, como el rock.

32. ¿Si vieses a un perro cuya pata ha quedado atrapada en una verja, ¿qué harías? ¿Y si en vez de un perro fuese un lagarto?

Esta doble pregunta sirve para conocer la actitud de esta persona hacia los animales, sean o no domésticos. La parte en la que se nombra al lagarto hace de esta una de las mejores preguntas para conocer a alguien en lo relativo a sus vínculos de apego con formas de vida muy diferentes a la humana.

33. ¿En qué situaciones estarías dispuesto o dispuesta a mentir?

Una pregunta para tantear el grado de honestidad que es habitual en la persona con la que estamos hablando. Aunque cualquiera tratará de dar una imagen de sí mismo mejor de la que se corresponde con la realidad, las respuestas a esta cuestión permiten comparar entre personas.

34. ¿A qué le tienes un mayor miedo irracional?

Con esta pregunta se puede explorar las obsesiones y los miedos de la otra persona. Es interesante pararse a pensar si la respuesta o las respuestas que da tiene que ver con cosas materiales, como un tipo de animal o una situación concreta, o con fenómenos más abstractos y generales, como la incomprensión, el abuso de las nuevas tecnologías o los vacíos existenciales.

35. ¿De qué manera prefieres relacionarte con las personas?

Esta es una pregunta muy abierta que permite explorar cuáles son las situaciones en la que el interlocutor o interlocutora prefiere interactuar con otros: en quedadas grupales o de dos personas, por Internet, etc.

36. ¿Cómo definirías tu tipo de sentido del humor?

El humor es uno de las características más importantes del ser humano, pero no siempre se expresa del mismo modo. Existe el humor negro, el humor absurdo, el slapstick... diferentes maneras de experimentar la risa. Una pregunta para conocer a alguien por vía de su sentido del humor (o ausencia de él).

37. ¿A qué sitio irías a relajarte durante unos días?

Esta pregunta sirve para conocer la idea de calma que tiene la persona que habla con nosotros.

38. Y... ¿A qué sitio irías a vivir una aventura?

La pregunta opuesta a la anterior, para saber qué tipo de experiencias excitantes atraen más la atención del interlocutor o interlocutora.

39. ¿Cuál es el recuerdo de tu infancia que tienes más vivo?

Esta pregunta no tiene por qué darnos una información especialmente valiosa acerca de la personalidad de quien haba con nosotros (a no ser que hable de una experiencia traumática), pero sí puede servir para crear un ambiente distendido en el que poder preguntar más cosas y, de paso, para conocer cosas acerca del entorno en el que se educó.

40. ¿Cuándo te diste cuenta de que habías entrado en la adultez?

Una manera de conocer la concepción de lo infantil y lo adulto que tiene la otra persona. ¿Tiene una mentalidad infantil o ha madurado más de lo que sería aconsejable?

41. ¿Qué es lo que echas más de menos de tu infancia?

Otra pregunta para conocer el lado más infantil e inocente de la otra persona (si es que lo tiene).

42. ¿Qué clase de personas son las que te dan más lástima?

Una manera de explorar los límites de la empatía de quien habla con nosotros, aunque hay que saber reconocer cuándo se está dando una respuesta sincera y cuándo se responde de manera irónica para no tener que revelar este tipo de información.

43. ¿Con qué tipo de personas te daría vergüenza que te vieran?

Una pregunta para conocer la imagen que alguien quiere dar de sí misma, más allá del modo en el que se ve ella misma. Ayuda a saber hasta qué punto hay vanidad en ella.

44. ¿Qué 3 personas son las que más te inspiran?

Esta pregunta no solo permite conocer las inquietudes y las sensibilidades de alguien, sino también sus conocimientos históricos, lo cual nunca está de más.

45. ¿Te consideras una persona supersticiosa?

Conocer a alguien es también saber cosas acerca de su manera de pensar, y creer en fenómenos paranormales es algo que habla sobre el modo en el que uno concibe la realidad y piensa en el modo en el que funciona la naturaleza.

46. ¿Prefieres las historias cortas y simples o los argumentos enrevesados y complejos?

Siempre se puede responder que ambos, pero de algún modo ayuda a saber el tipo de historias y narrativas que más llaman la atención de alguien.

47. ¿Te gusta saber lo que está pasando en lugres lejanos, o solo te interesa lo local?

Una manera de tantear las inquietudes y las ansias de información de la otra persona. Tal vez podamos conocer más sobre su visión del mundo.

48. ¿Con qué personaje de ficción te identificas más?

Una manera de dejar abierta la posibilidad de que el interlocutor o interlocutora hable acerca de su personalidad y sus conocimientos sobre obras de ficción.

49. ¿De qué miembros de tu familia has aprendido más?

Una de esas preguntas para conocer a alguien dentro de su contexto familiar y, de paso, sus conocimientos, competencias y habilidades.

50. ¿Qué miembro de tu familia es un mayor ejemplo para ti?

Una pregunta similar a la anterior, aunque en este caso se habla de una faceta de la educación distinta: el role model que se sigue.

Más preguntas interesantes

Hasta aquí la selección de preguntas para conocer mejor al prójimo. Si se te ocurren más, puedes dejarlas en la sección de comentarios, ya que como he dicho el listado podría ser prácticamente infinito y seguro que hay propuestas interesantes que han quedado fuera.