Esta es la composición básica de las neuronas. Wikimedia Commons.

En numerosas ocasiones hemos hablado acerca del sistema nervioso, de las células que lo conforman, de sus funciones y de qué ocurre cuando estas no funcionan correctamente. Ahora bien ¿qué conforma las células neuronales que habitan en el sistema nervioso?

A lo largo de este artículo hablaremos de las diferentes partes de las neuronas, así como de sus principales características y de las funciones que poseen cada una de ellas y que hacen posible la transmisión de la información a los largo de todo el sistema nervioso.

¿Qué es una neurona?

Las neuronas son unas pequeñas células que habitan en nuestro sistema nervioso y que se encargan de activar o inhibir la actividad eléctrica de este. Sun principal función es la de recibir los estímulos eléctricos y conducirlos hacia otras neuronas. Este estímulo o reacción eléctrica es conocida como potencial de acción.

Por lo tanto, las neuronas se envían una cantidad infinita de potenciales de acción entre ellas que hacen posible el funcionamiento de nuestro sistema nervioso, gracias al cual podemos desde mover nuestros músculos, sentir dolor o incluso soñar.

Se estima que, solamente en nuestro cerebro, se alojan alrededor de 86 mil millones de neuronas. No obstante, en el momento de nuestro nacimiento pueden haber más de 100 mil millones. El motivo de este descenso en la cantidad es que con el paso de los años nuestro cerebro envejece y la cantidad de neuronas empieza a menguar.

Sin embargo, esto no significa que nuestras neuronas solamente puedan morir. En nuestro día a día, no solamente se produce la degeneración de neuronas, sino también su regeneración.

Actualmente se cree que nuestro cerebro se encuentra en constante regeneración neuronal. Gracias a al proceso conocido como neurogénesis se produce la creación de nuevas neuronas y nuevas conexiones neuronales. Además, algunos estudios aseguran que, sobre todo durante la infancia, podemos potenciar este nacimiento de nuevas neuronas mediante una serie de ejercicios y actividades que ejercitan nuestro cerebro.

Principales partes de la neurona

Tal y como se ha mencionado anteriormente, la neurona constituye la unidad funcional y estructural no solo de nuestro cerebro, sino de todo el sistema nervioso. Estas están formadas por diferentes partes, cada cual con unas características concretas y unas funciones específicas.

Estas partes se conocen como soma o cuerpo de la célula, dendritas y axón.

1. Soma o cuerpo celular

La primera parte de la que hablaremos es el soma o cuerpo celular. Tal y como su propio nombre indica, el soma constituye en centro de la neurona, y es aquí donde se lleva a cabo la actividad metabólica de esta.

En el soma se generan nuevas moléculas y se llevan a cabo todo tipo de funciones esenciales que hacen posible el mantenimiento vital de la célula y de las funciones de esta,

Para poder llevar a cabo estas funciones y conseguir la transmisión de información entre neuronas, cada una de ellas debe producir ingentes cantidades de proteínas, sin las cuales esta transmisión no sería posible.

Además, dentro del cuerpo celular podemos encontrar algunos orgánulos presentes también en células de otro tipo tales como los lisosomas y las mitocondrias, el aparato de Golgi o los propios cromosomas que definen nuestra genética. Todo ello se ubica en el citoplasma, el cual constituye el soma de la neurona.

Finalmente, dentro del citoplasma neuronal también se hallan las proteínas fibrilares, las cuales forman el citoesqueleto. Este citoesqueleto es el que da forma a la neurona y provee de un mecanismo para el transporte de las moléculas.

2. Dendritas

Otra de las partes que conforman las neuronas son las dendritas. Esta denominación hace referencia a las numerosas prolongaciones en forma de ramas de pequeño tamaño que nacen del cuerpo neuronal y cuyas principales funciones son las de recibir los estímulos y proveer de alimento a la célula.

Estas prolongaciones funcionan como terminales neuronales, los cuales reciben los potenciales de acción de otras neuronas cercanas y los redirigen al cuerpo celular o soma. Además, debido a su forma ramificada, a lo largo de estas encontramos las espinas dendríticas, unas pequeñas espinas en las que se dan lugar las sinapsis que hacen posible la transmisión de los impulsos bioeléctricos.

3. Axón

Finalmente, el axón constituye la principal prolongación de la neurona (y la de mayor tamaño). Es la encargada de transportar el potencial de acción desde el cuerpo celular hacia otra neurona.

Esta prolongación de gran longitud nace a partir del cuerpo celular o, en algunas ocasiones, a partir de una dendrita. En su interior podemos encontrar el axoplasma, una sustancia característicamente viscosa en el que se encuentran los diferentes organismos de la neuronas.

Una de las principales características de estos axones es que pueden estar recubiertos de una capa conocida como vaina de mielina, la cual puede potenciar o facilitar la rapidez con la que se transmiten los potenciales de acción o estímulos eléctricos.

Además, las neuronas pueden clasificarse en diferentes tipos según la longitud del axón: neuronas Golgi tipo I y tipo II, o según la forma de estas: células piramidales de la corteza cerebral y células de Purkinje.

4. Otros elementos neuronales

Además de las principales partes de la neurona descritas anteriormente, existen otras partículas o secciones de gran importancia para el correcto funcionamiento de estas. Algunas de estas partes son:

Células de Schwann

También conocidas como neurolemocitos estas células revisten los axones de las neuronas del sistema nervioso periférico y las forman vainas de mielina.

Vainas de mielina

Tal y como se nombran anteriormente, algunos axones poseen una capa mielina que facilita la transmisión de los estímulos eléctricos en largos recorridos.

Nódulos de Ranvier

Esta concepto hace referencia a los minúsculos espacios que se encuentran en la vaina de mielina y su principal cometido es potenciar la rapidez con la que se transmiten los impulsos eléctricos.