Psicología clínica

Terapia de duelo: ayuda psicológica para afrontar el adiós

La psicoterapia también aborda las situaciones dolorosas generadas por la pérdida y la muerte.

Terapia de duelo: ayuda psicológica para afrontar el adiós

Imagen: Maxpixel

Psicología  y Mente Psicología y Mente Redacción

La terapia de duelo hace referencia a la forma de psicoterapia que tiene el objetivo de ayudar a un individuo a enfrentar y superar una pérdida, principalmente de un ser querido, de una manera saludable.

Puesto que la muerte de alguien a quien queremos es una de las experiencias más devastadoras que podemos sufrir, y es uno de los mayores retos a los que se enfrenta una persona a lo largo de su vida, son muchos los hombres y mujeres que precisan de la ayuda de los profesionales de la psicología especializados en este campo.

Superar la muerte de un ser querido es un proceso lento

Las estadísticas muestran que cada año, en España, alrededor de un millón y medio de individuos experimentan la pérdida de un ser querido. Este proceso doloroso, que puede llevar a alguien a una crisis existencial, requiere de un tiempo más o menos largo para que se llegue a recuperar de nuevo el equilibrio emocional.

Aunque muchas personas afrontan el sufrimiento y completan el proceso, aproximadamente entre un 10 % y un 20 % pueden experimentar lo que se conoce como duelo complicado o patológico: pasados los seis meses desde el fallecimiento, el individuo no logra superar el proceso de duelo. Esto perturba el funcionamiento normal de su vida y aparecen trastornos de conducta, cognitivos y afectivos.

Los sentimientos típicos experimentados por los individuos en duelo, y tratados por los psicólogos y psicoterapeutas especializados en este tipo de terapia, incluyen tristeza, ansiedad, ira, soledad, culpa, aislamiento o confusión. Asimismo, los cambios a nivel cognitivo, afectivo y conductual también incluyen sentimientos de desorganización y cansancio, problemas de concentración, problemas de sueño, cambios de apetito, pesadillas o pensamientos constantes sobre el difunto.

El objetivo de la terapia de duelo

El propósito de la terapia de duelo es ayudar a restablecer el equilibrio emocional de los pacientes a través del proceso de asesoramiento psicológico en el que se trabajan los sentimientos, pensamientos y recuerdos asociados con la pérdida de un ser querido. Aunque el duelo puede ocurrir también para otros tipos de pérdida (como la pérdida de objetivos vitales, ideales y relaciones), esta terapia generalmente se dirige hacia un ajuste positivo después de la muerte de un ser querido.

La terapia de duelo permite al paciente entender y reconocer los aspectos normales del proceso de duelo, le ayuda a hacer frente al dolor asociado con la pérdida, a sentirse apoyado en un momento tan delicado y de importantes cambios en su vida y a desarrollar estrategias para poder superar esta situación de manera saludable.

Dicho de otra forma, la terapia de duelo facilita al sujeto la expresión emocional sobre la pérdida, la aceptación de este hecho traumático, la adaptación a la vida después de una situación tan dolorosa y le ayuda hacer frente a los cambios dentro de uno mismo y del entorno que le rodea después de lo ocurrido.

Por qué es tan importante la ayuda psicológica

Hasta cierto punto es normal que, tras la muerte de un ser querido, las personas sufran un enorme sentimiento de vacío, dolor y confusión. Ahora bien, cuando estas reacciones negativas duran un tiempo prolongado puede convertirse en algo patológico

Además, hay ciertas circunstancias en las cuales pueden ocurrir complicaciones que hacen que el proceso de duelo no sea normal. Estas circunstancias pueden implicar la pérdida de un hijo, o la pérdida de un ser querido debido a un accidente o homicidio, por ejemplo.

En estos casos se pueden observar respuestas más extremas a la pérdida, dependiendo de la capacidad del individuo para hacer frente a la situación, su resistencia personal y el sistema de apoyo del que disponga. 

Cada persona experimenta el duelo de manera diferente. Mientras que algunas encajan esta situación y consiguen superarla al cabo de unos meses, otras pueden sentirse tan incapaces de avanzar que requieren de la ayuda de un especialista para volver a la normalidad y restablecer el equilibrio en su rutina diaria.

Cómo puede especializarse un psicoterapeuta en la terapia de duelo

Sin duda, la terapia de duelo también es un reto importante para los psicólogos, que deben dar respuesta a esta necesidad con una formación actualizada y que les permita adquirir las herramientas para la identificación, prevención y tratamiento de situaciones de duelo y pérdidas. Los psicólogos y terapeutas que deseen dedicarse a este tipo de terapia, deben complementar sus estudios universitarios con alguna acción formativa especializada en este ámbito.

El Instituto Mensalus de Barcelona ofrece un curso dirigido a los estudiantes y profesionales de la psicología, psiquiatría y del ámbito socio-sanitario, curas paliativas y trabajo social que quieran prepararse para poder atender a los pacientes en duelo con las máximas garantías. El curso se inicia el próximo 22 de febrero de 2017, y es una gran oportunidad para poder formarse en esta tema tan arduo.

En qué consiste el curso “El proceso de Duelo”

El Curso “El proceso de duelo: Una formación para el acompañamiento en proceso de duelo desde una perspectiva integrativa” pretende ofrecer a los participantes los conocimientos y herramientas terapéuticas necesarias para la terapia de duelo; y contribuye a que éstos adopten una actitud correcta para relación con el paciente, tan importante para tratar este asunto.

A lo largo de las siete semanas de duración, los alumnos podrán adquirir destrezas para diagnosticar y diferenciar el duelo normal del duelo complicado y conocerán la técnicas de intervención en terapia psicológica para su tratamiento. No sólo eso, sino que éstos serán capaces de aplicar dichas técnicas de intervención, gracias a la metodología del curso, que combina la teoría y práctica, e incluye, además del juego de roles y visualización de sesiones, la supervisión de casos.

Esta formación teórico-práctica está pensada para la asimilación de los aspectos estudiados, y posibilita que los alumnos puedan profundizar en la experiencia y análisis de la práctica clínica. En definitiva, al finalizar el curso los alumnos serán capaces de llevar a cabo por sí solos una adecuada valoración diagnóstica y podrán diseñar y poner en práctica una intervención terapéutica que tenga en cuenta las necesidades del paciente en duelo, sus características personales y el contexto en el que tiene lugar.

Si te interesa esta actividad formativa, puedes encontrar los datos de contacto para obtener más información haciendo click aquí

Psicología  y Mente Psicología y Mente Redacción

Psicología y Mente es el portal especializado en psicología, neurociencias y relaciones personales.