Una extraña fobia específica. Unsplash.

El mundo de las psicopatologías es un mundo complejo, en el que existen muchos trastornos. Uno de los más frecuentes son las fobias, que se caracterizan porque la persona que las experimenta siente un miedo irracional extremos y persistente, así como una gran ansiedad y malestar ante un estímulo (situación, animal y objeto).

Las fobias forman parte del grupo de trastornos de ansiedad, y pueden experimentarse a cualquier edad. En este artículo hablaremos hablaremos de la aritmofobia o numerofobia, el miedo irracional a los números, así como del modo en el que afecta al día a día.

Qué es la aritmofobia

La aritmofobia es un miedo irracional hacia los números, las matemáticas o la aritmética. También recibe el nombre de numerofobia y causa un gran malestar a la persona que lo sufre, que tiende a evitar el estímulo temido a toda costa.

Esta alteración puede afectar seriamente a la vida del individuo con este trastorno, puesto que los números y los cálculos matemáticos están presentes en el día a día de las personas. Ver los números escritos en una pizarra o calcular los gastos de la compra pueden ser situaciones que causan gran malestar al fóbico y que tiende a evitar.

Las fobias son trastornos de ansiedad bastante comunes, y existen diferentes tipos: las fobias sociales, la agorafobia y las fobias específicas. Estas últimas se caracterizan porque el estímulo fóbico es un objeto, situación o animal concreto, que provoca la reacción irracional y desproporcionada de miedo. Entre estas fobias podemos encontrar la aerofobia o miedo a volar, la aracnofobia o miedo a las arañas o la aritmofobia o miedo a los números.

Causas de las fobias

Aunque puede hablarse de persona fóbica, las fobias se aprenden. Es frecuente que aparezcan después de una experiencia traumática que, en el caso de la aritmofobia, la persona asocia a los números. Esto ocurre por un tipo de aprendizaje asociativo llamado condicionamiento clásico.

El condicionamiento clásico es un aprendizaje en el que el individuo asocia un estímulo incondicionado (evento traumático) que elicita una respuesta incondicionada (respuesta de miedo) a un estímulo originalmente neutro pero que después se conoce como estímulo condicionado (los números), que acaba provocando la respuesta incondicionada, ahora llamada respuesta condicionada.

Otras causas de esta fobia

Esta fobia puede aparecer, además, por otras causas. Por ejemplo, que la persona haya tenido una mala experiencia con las matemáticas y, ante el temor e inseguridad a hacer mal los cálculos, manifieste los síntomas.

Ahora bien, no necesariamente tiene que ser el fóbico el que experimente el evento traumático en su propia piel, sino que la observación del evento traumático en otra persona, lo que se conocería como condicionamiento vicario, puede provocar el desarrollo de esta patología.

Por otro lado, varios expertos en fobias afirman que las fobias tienen un componente biológico, porque es frecuente adquirir miedos irracionales. El miedo es una emoción muy adaptativa y útil, que ha servido a la especie humana para sobrevivir a lo largo de los siglos. La emoción de miedo se origina por asociaciones primitivas, en el sistema límbico, y no por asociaciones cognitivas en el neocórtex. Esto explica por qué una persona aún sabiendo que padece una fobia es incapaz de superarla simplemente con la razón.

Síntomas de la fobia a los números

Independientemente del tipo de fobia, los síntomas suelen ser comunes. Al tratarse de un trastorno de ansiedad, la ansiedad este suele ser el principal síntoma junto al miedo, pero existen otros. Estos síntomas se clasifican en tres tipos: cognitivos, conductuales y físicos.

Entre los síntomas cognitivos podemos destacar el miedo, la angustia, la confusión o los pensamientos catastrofistas. La evitación del estímulo temido es un síntoma conductual que presentan los fóbicos. Los dolores de cabeza, la hiperventilación, las náuseas y el malestar estomacal son síntomas físicos que experimentan las personas con miedo a los números.

Tratamiento de la numerofobia

Las fobias son trastornos muy frecuentes, y existe mucha evidencia científica respecto al tratamiento efectivo. Según los resultados de estos estudios, la terapia cognitivo conductual parece ser el tipo de psicoterapia más efectivo.

En esta forma de terapia se incluyen diferentes técnicas, de las cuales son eficaces para el tratamiento de fobias las técnicas de relajación y las técnicas de exposición. Una técnica que incluye ambas y que aporta buenos resultados para superar los trastornos fóbicos es la desensibilización sistemática.

La desensibilización sistemática tiene como objetivo exponer al paciente al estímulo fóbico de manera gradual. Antes pero, el paciente debe aprender una serie de estrategias de afrontamiento que le ayudan a reducir la sintomatología ansiosa cuando se encuentra frente al estímulo fóbico.

Además de las técnicas cognitivo conductuales, otros tipos de psicoterapia como la terapia cognitiva basada en Mindfulness y la terapia de aceptación y compromiso han resultado ser muy efectivas. Ambas formas de psicoterapia se consideran terapia de tercera generación, que ponen el énfasis en el contexto funcional del paciente y la aceptación.