Melissa Grimes

En la psicología del siglo XX fueron surgiendo modelos e intervenciones que no se adherían estrictamente a una orientación teórica, sino que combinaban las aportaciones de varias. Por ejemplo, la terapia interpersonal de Klerman y Weissman, que surgió en los años 70, fue influida por el psicoanálisis, por el conductismo y por el cognitivismo.

El eclecticismo promueve marcos explicativos y aplicados que pretenden superar las limitaciones de las perspectivas tradicionales, si bien su mayor complejidad puede conllevar dificultades. En este artículo describiremos las ventajas y las desventajas del eclecticismo en psicología, así como los tipos de integración que existen.

Tipos de eclecticismo en psicología

Existe un gran número de modelos eclécticos que combinan aportaciones de distintas orientaciones teóricas. Estos se clasifican en función del modo en que se lleve a cabo la integración de paradigmas.

1. Integración teórica

En el eclecticismo teórico se combinan conceptos de diferentes teorías, generalmente utilizando una de ellas como marco de referencia. El objetivo de este tipo de integración es aumentar la capacidad explicativa ante problemas determinados.

El libro “Personalidad y psicoterapia: un análisis en términos de aprendizaje, pensamiento y cultura”, de Dollard y Miller, supuso un hito en la historia del eclecticismo en psicología. En él los autores sintetizaron las explicaciones de la neurosis ofrecidas por el psicoanálisis y el conductismo y aunaron conceptos, como “placer” y “refuerzo”.

Un caso particular es el de la integración metateórica, que busca ofrecer un marco común en el cual se puedan englobar distintas teorías. Por ejemplo, Neimeyer y Feixas han destacado la idoneidad del constructivismo como teoría de nivel superior que permita la convergencia de modelos.

2. Eclecticismo técnico

Este tipo de eclecticismo consiste en utilizar técnicas de distintas orientaciones. Lazarus, uno de los pioneros del eclecticismo técnico, argumentó que la integración teórica no es factible por las contradicciones de las distintas perspectivas, si bien muchas herramientas distintas pueden ser útiles en determinadas condiciones.

Un criterio habitual en el eclecticismo técnico es el nivel de eficacia demostrado empíricamente. En este caso se busca encontrar los tratamientos más adecuados para cada situación, según la investigación científica.

Por otra parte, se denomina “eclecticismo intuitivo” a la integración de técnicas en función exclusivamente de las ideas y preferencias del psicólogo. Muchas personas han criticado este tipo de prácticas por su falta de sistematización.

3. Enfoque de los factores comunes

Los teóricos de este enfoque buscan identificar los factores comunes que explican la eficacia de las intervenciones psicológicas. Autores como Rosenzweig, Fiedler y Rogers abrieron el camino de este tipo de eclecticismo con sus estudios y modelos sobre la actitud del terapeuta como variable clave.

Jerome Frank identificó seis factores comunes a las distintas orientaciones psicoterapéuticas:

  • Relación de confianza entre el terapeuta y el cliente.
  • Ofrecimiento de una explicación de los problemas racional y creíble.
  • Proporcionamiento de información nueva sobre los problemas.
  • Expectativas de mejora por parte del cliente.
  • Oportunidad para tener experiencias de éxito y favorecer la sensación de dominio.
  • Facilitación de la activación emocional.

Ventajas del eclecticismo

Las ventajas del eclecticismo se relacionan con el aumento de la complejidad en las explicaciones y con la disposición de un mayor número de herramientas.

1. Mayor capacidad explicativa

Los modelos teóricos, así como las correspondientes intervenciones, priorizan determinados aspectos de la realidad por encima de otros. Así, por ejemplo, la terapia cognitivo-conductual se focaliza casi exclusivamente en el comportamiento manifiesto y en la percepción consciente de la persona, mientras que el psicoanálisis se centra en lo inconsciente.

La combinación de distintas orientaciones permite superar las limitaciones explicativas de cada modelo particular, supliendo los puntos débiles con los puntos fuertes de otras perspectivas. Es más frecuente que se dé en paradigmas complementarios, como sucede con el cognitivo y el conductual.

2. Potenciación de la efectividad

Disponer de conceptos y técnicas provenientes de diferentes enfoques permite utilizar las herramientas más adecuadas para cada situación en lugar de las que indica una teoría concreta; esto aumenta la eficacia de las intervenciones. Asimismo permite aplicar con mayor facilidad tratamientos holísticos, es decir, dirigidos a la persona en su conjunto.

3. Individualización de las intervenciones

Cualquier persona tiene características que la diferencian del resto; por tanto, adaptar las intervenciones a cada cliente es fundamental. El eclecticismo resulta muy útil en este sentido, ya que el aumento en el abanico de tratamientos hace que se puedan cubrir mejor las distintas necesidades de los clientes.

Desventajas del eclecticismo

La cara negativa del eclecticismo puede llegar a ser muy relevante en ocasiones. Esto depende principalmente del nivel de complejidad en la integración.

1. Dificultad de combinar orientaciones

La integración de distintas perspectivas es complicada desde un punto de vista conceptual, entre otras cosas porque requiere un conocimiento muy profundo de las orientaciones y técnicas implicadas si se quiere generar un modelo adecuadamente. Esta dificultad es especialmente notable en el eclecticismo teórico.

2. Puede generar confusiones

Incluso si la capacidad explicativa de los modelos e intervenciones eclécticos suele ser mayor que la de los clásicos, estos pueden resultar difíciles de transmitir a expertos que no dominen alguna de las orientaciones en cuestión. Asimismo, en ocasiones los modelos integradores ofrecen explicaciones innecesariamente complejas.

3. Complica la evaluación de las intervenciones

Desde el punto de vista de la investigación, las intervenciones eclécticas resultan más difíciles de evaluar que las simples. En particular resulta muy difícil separar las contribuciones terapéuticas de cada una de las orientaciones o técnicas utilizadas.