Si bien el interés en la psique humana ha existido desde la antigüedad, no es hasta las aportaciones de Wilhelm Wundt y la creación por su parte del primer laboratorio dedicado a su investigación que no se considera el nacimiento de la psicología como disciplina científica. 

Pero lo cierto es que además de Wundt, otros autores han sido de gran importancia en los inicios y el desarrollo de la psicología como ciencia, estando los primeros momentos de ésta vinculados a la creación de la psicofísica. En este sentido destaca la figura de Gustav Theodor Fechner, considerado el padre de esta disciplina y del cual en este artículo se presenta una breve biografía.

Breve biografía de Gustav Theodor Fechner

Hijo de un pastor protestante, Gustav Theodor Fechner nació el 19 de abril de 1801 en Gross-Särchen, territorio perteneciente a Alemania en la actualidad. Su educación inicial fue tradicional y en un ámbito religioso, siendo lo espiritual un aspecto que tendría gran relevancia en su vida. Su padre murió por enfermedad cuando Fechner tenía cinco años. Lo que siguió a continuación fue una de las carreras más importantes del estudio científico de la psicofísica.

Años de formación, matrimonio y puesto como docente

Fechner se interesó inicialmente por la medicina, empezando sus estudios en esta materia en la Medizinisch-Chirurgische Akademie de Dresden. Sin embargo, en 1818 entraría a la Universidad de Leipzig, donde conocería y trabajaría con Weber. Sus intereses fueron variando hacia el mundo de la física. A los 29 años conocería a Clara Volkmann, con quien se casaría tres años después. En 1834, un año después de casarse, aceptaría un puesto en la universidad como profesor de física.

Sería cuando empezó a investigar sobre el color cuando empezaría a mostrar profesionalmente su interés por lo psíquico, trabajando inicialmente con la percepción del color y la subjetividad con la que éste era captado, realizando diferentes experimentos en esta materia.

Breve incapacitación y reflexión respecto a la filosofía

En 1840 Fechner sufriría un severo problema de visión, provocado en gran parte por una exposición prolongada de su retina al sol, que le dejaría ciego. Los efectos de la ceguera, junto con la presión a la que era sometido como catedrático de la universidad terminaron haciendo que Fechner se viese incapacitado de tal manera que tuvo que dejar temporalmente su puesto como docente en la universidad. Sufrió una profunda depresión durante alrededor de tres años.

En este período de su vida crecieron sus inquietudes respecto a la esencia de las cosas y a aspectos metafísicos como el alma y el cuerpo. Este autor consideraba que lo físico y lo espiritual no eran elementos separados, sino que reflejaban caras diferentes de una misma realidad. Sostenía que todos los seres vivos tenían su propia alma, e incluso la materia inorgánica poseía espíritu, un punto de vista que recuerda al del filósofo Baruch Spinoza. Después de tres años, salió de su estado deprimido para empezar a sentir sensaciones de bienestar, euforía y exaltación que él mismo denominaría principio de placer.

El interés por los aspectos metafísicos de la realidad y el convencimiento de que cuerpo y mente estaban unidos le llevaría a que, una vez recuperado, volviera a entrar en la Universidad de Leipzig como profesor, pero esta vez de filosofía. En 1848 publicaría Nanna; oder Über das Seelenleben der Pflanzen (Nanna o sobre la vida espiritual de las plantes) y Zend-Avesta; oder Über die Dinge des Himmels und des Jenseits, von Standpunkt der Naturbetrachtung (Zend-Avesta o sobre las cosas del cielo y del más allá desde el punto de vista de la naturaleza), ambas obras que tratarían elementos tales como la vinculación entre cuerpo y espíritu.

El nacimiento de la psicofísica

Fechner realizaría diversos experimentos para demostrar la vinculación mente-cuerpo, y buscó durante años un modelo matemático y una ecuación que determinara la existencia de relación entre los aspectos materiales y espirituales/mentales. 

Sus investigaciones incluyen el análisis y observación de los modelos propuestos por Weber y la observación de la existencia de umbrales absolutos y relativos en la captación de estímulos, teniendo gran importancia en la mejora y ampliación de la conocida como “Ley de Weber”.

En 1860 sistematizó sus trabajos y descubrimientos y publicó el libro que provocaría que la psicofísica naciese como disciplina propia, “Elementos de psicofísica”, en el cual exploraba las relaciones matemáticas y físicas entre cuerpo y mente a través de la investigación de la sensación y la percepción.

También exploró aspectos como los errores de medición, y su interés por lo espiritual siguió vigente en aspectos como el espiritismo o la actualmente conocida como parapsicología. Siguió publicando diversas obras dedicadas a diferentes aspectos, como la estética, y ampliando su interés e investigación en temas cercanos a su principio de placer o el humor.

Fallecimiento y legado de Fechner

Gustav Theodor Fechner falleció el de noviembre de 1887 en Leipzig. Sus obras han supuesto un notable avance que permitieron que la psicología naciese como ciencia, influyendo en autores como Wundt o Sigmund Freud.

La psicofísica y la psicometría que de ella se deriva, asimismo, sigue siendo una parte importante de la psicología experimental actual, especialmente la que tiene que ver con el conductismo.