Un repaso a la vida de este investigador.

Arnold Gesell fue un psicólogo, filósofo y pediatra estadounidense que estudió el desarrollo infantil. Su desempeño como profesor y escritor entre los años 1920 y 1950, lo posicionó rápidamente como uno de los grandes expertos en paternidad y crianza infantil en norteamérica.

No obstante, ha sido más reconocido porque desarrolló un método de investigación muy importante para la psicología moderna: la cámara de Gesell. En este artículo repasamos la biografía de Arnold Gesell, así como algunas de las repercusiones que su obra ha tenido en los estudios sobre el desarrollo de los niños y cómo fue que inventó la cámara de observación que lleva su nombre.

Biografía de Arnold Gesell: médico, filósofo y educador

Arnold Gesell (1880-1961) nació en Wisconsin, Estados Unidos. Era el mayor de 5 hermanos, hijos de un fotógrafo y una profesora, ambos fuertemente interesados en la educación infantil. Con la intención de convertirse también en un profesor, Gesell se formó desde muy joven con el educador Edgar James Swift, quien rápidamente detectó el interés de Gesell por la psicología infantil y la educación.

Posteriormente comenzó a especializarse en otras disciplinas. Por ejemplo, obtuvo el grado de filosofía en su ciudad natal en 1903, al tiempo que se formaba en el laboratorio de psicología en la Universidad de Wisconsin así como en historia y educación.

Obtuvo el grado de Doctor en Filosofía en 1906 y finalmente estudió medicina también en la Universidad de Wisconsin, completando el doctorado en 1915. Muy pronto ejerció como profesor asistente en la Universidad de Yale, donde fundó una Clínica de Desarrollo Infantil y trabajó como psicólogo escolar en Connecticut.

En esta última ciudad, Arnold Gesell comenzó estudiando como era el desarrollo de niños con discapacidad, y despues llego a la conclusión de que para comprender eso, primero era necesario comprender cómo había sido el desarrollo de niños sin discapacidad. Esto fue lo que lo llevó finalmente a desarrollar algunos principios del desarrollo infantil.

Algunas aportaciones de Arnold Gesell

La influencia de Gesell proviene de una idea que se popularizó rápidamente y que permanece en el imaginario social hasta nuestros días: la creencia generalizada de que hay una especie de “horario” en el desarrollo infantil. Es decir, una serie de etapas relacionadas con la edad y caracterizadas por comportamientos típicos.

Aun cuando algunos autores anteriores, como Sigmund Freud ya habían propuesto teorías sobre el desarrollo infantil y sus etapas, fueron las aportaciones de Arnold Gesell las que se posicionaron como punto de referencia en el tema, por lo menos durante su época.

Su obra gira en torno a la propuesta de que el proceso de maduración puede ser ayudado o acompañado por un ambiente diseñado de manera reflexiva, por lo que se trasladó rápidamente a la educación.

Durante sus investigaciones, Gesell se enfocó en distintos momentos del desarrollo infantil, así como en distintas características. Algunas de las áreas más importantes fueron el desarrollo motor, la conducta adaptativa y el comportamiento psicosocial.

Influencias teóricas

Gesell creía que estas etapas por las que pasa la infancia, reproducen las etapas por las que ha pasado todo el desarrollo y la evolución de la especie humana. Eso quiere decir que su teoría sobre el desarrollo infantil se encuentra fuertemente influenciada por teorías evolucionistas que eran muy populares en Estados Unidos y Europa en ese momento.

Así mismo, su teoría está influenciada por los estudios que tuvieron lugar a inicios del siglo XX en donde la medicina se empezaba a plantear el objetivo de conocer mejor a los niños, además de que en el mismo momento había un fuerte debate en torno al binarismo innato-aprendido.

Gesell creía que gran parte de la personalidad y las conductas de los niños son heredadas, pero que no había que apresurarse a hacer diagnóstico, especialmente en el caso de quienes tienen una discapacidad.

Coincidió que en este momento Gesell llegó a estudiar medicina a la Universidad de Yale, donde le asignan una habitación dentro de una clínica pediatra. Tenía el encargo de tratar distintos problemas de la infancia. Gracias su formación previa como educador y psicólogo, puso énfasis en el vínculo con los padres de los niños que trataba, lo que también se consideró como algo novedoso, ya que este método se parecía un poco más a la educación que a la medicina.

Además, tomó distancia de los métodos psicométricos que en ese tiempo eran muy populares y se concentraban en evaluar la inteligencia. Gesell prefirió métodos más cualitativos, por ejemplo basados en la observación clínica de cada niño y cada área.

La cámara de Gesell

Tomando como influencia a su padre fotógrafo, Gesell utilizó muchos recursos tecnológicos en el desarrollo de sus teorías. Por ejemplo, frecuentemente utilizada cámaras fotográficas y de video asi como espejos unidireccionales para poder observar con detalle cómo se desenvuelven los niños.

De hecho, este espejo unidireccional rápidamente se convirtió en una cámara de observación, que consiste en separar dos habitaciones por un espejo de visión unidireccional. Las personas de una habitación se reflejan en ese espejo, mientras que las personas que están en la habitación continua, no sólo no se reflejan, sino que pueden ver lo que está pasando al lado.

La intención de esta cámara de observación es que los investigadores puedan observar lo que ocurre en la habitación de al lado, sin que las otras persona se sientan cohibidas, es decir, permite que actúen de manera más espontánea y natural. Esta cámara es hasta nuestros días utilizada como un método de investigación y de estudio muy importante, y es conocida como la cámara de Gesell.

Principales obras

Algunas de sus obras principales obras son The Mental Growth of the Preschool Child (“El desarrollo mental del niño en edad preescolar”) de 1925, y The Child From Five to Ten (El niño de los 5 a los 10 años), de 1977.

En coautoría con otros autores, Gesell desarrolla en ambos libros la idea de las etapas por las que transcurre la infancia. Así mismo, son consideradas dos de las obras clásicas de la psicología del desarrollo.

Referencias bibliográficas:

  • Weizmann, F. (2012). Arnold Gesell: The Maturationist. En Pickren, W., Dewsbury, D. y Wertheimer, M. (Eds.). Portraits of Pioneers in Developmental Psychology. Psychology Press: New York.