En los últimos años, se ha observado un incremento en el número de matriculados en las universidades de estudios a distancia

Para ilustrar el ejemplo, la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) ha pasado de los 126.500 alumnos matriculados en grados en el curso 2012/2013, a 150.000 en el curso 2016/2017, siendo el Grado en Psicología la carrera más cursada. Sin embargo, la tasa de abandono es muy alta: sólo 2 de cada 10 matriculados obtendrán el preciado título.

Entre las múltiples razones que pueden llevar a desistir, destacan dos:

  • Impulsividad a la hora de elegir el número de asignaturas obviando el tiempo que se les debe dedicar: El resultado es obvio: la tasa de suspenso es alta y la desmotivación hace acto de presencia socavando las posibilidades de continuar.
  • Satisfacer el deseo de saber: Existe un porcentaje de alumnos que se matricula por el placer de estudiar determinadas asignaturas. Sin embargo, no tienen como objetivo final graduarse.

¿Es buena idea estudiar Psicología en la UNED?

En este momento cabe preguntarse, ¿qué motiva al 20% restante para que, finalmente, se alce con la beca y el título universitarios? En este artículo nos hemos propuesto ofreceros diez claves que pueden ayudarte a decidir estudiar Psicología online (...o no).

1. Pasión por el ámbito de la Psicología

Sentir pasión por conocer acerca de un área de conocimiento constituye en sí mismo una fuente de motivación muy potente. La Psicología clasificaría esa pasión dentro de la motivación intrínseca ya que el mero hecho de estudiar esa área produce una activación de nuestra conducta que nos lleva a buscar el aprendizaje sin necesidad de estímulos externos. Simplemente: el placer de saber.

2. Afán de superación

Quien se propone obtener una carrera a distancia establece una meta clara, cuya consecución puede enfrentarnos a retos, dificultades y miedos, y que tendrá sus mejores y peores momentos. Pero no sólo se superan retos, sino que también llevamos a cabo una superación a nivel personal. En ese camino, florecen y se desarrollan habilidades, competencias y actitudes que te dirigen al objetivo marcado que, además, se ven fortalecidas por los conocimientos sobre motivación, aprendizaje, conducta… que el estudio de la Psicología confiere.

3. Satisfacción personal

Podemos definirla como el bienestar, sensación de placer al conseguir algo que se desea o necesita. A lo largo del estudio de una carrera como puede ser Psicología o cualquier otra, no hay que olvidar que no sólo produce una grata satisfacción acabarla por completo, sino que, mediante consecución de metas a corto y medio plazo, te acercas a ese objetivo final. 

Realizar buenos trabajos, aprobar los exámenes, ver finalizado otro año académico, o, ser capaz de aplicar y explicar contenidos propios de la Psicología en tu día a día, suponen la superación de pequeños retos que generan satisfacción en sí mismos.

4. Fomento de la resiliencia

La resiliencia se define como la capacidad del ser humano para adaptarse de forma positiva a situaciones adversas, pudiendo sobreponerse a las mismas. Estudiar a distancia presenta bondades, pero también algunos momentos difíciles como no superar exámenes, verse en la obligación de adaptar la forma de estudio habitual a la de una enseñanza no presencial o haber calculado mal el tiempo de estudio de una asignatura que te resulta más difícil de lo esperado. 

Vivir esas situaciones puede provocar cierto malestar, pero, a su vez, promueve la reflexión y puesta en acción de estrategias para evitarlas o sobrellevarlas en el futuro. Mientras cursas Psicología, estudiar la “Teoría de la Autoeficacia” de Albert Bandura te ayuda a hacerte mucho más consciente de ello.

5. Valoración personal, social y profesional

Dar el paso de estudiar esta (u otra) carrera a distancia/online, por qué no decirlo, supone todo un reto. Tú lo sabes, tus amigos y familiares lo saben, y quien te contratará en un futuro lo tendrá en cuenta. Superar el día a día, año tras año académico, reporta sensación de autoeficacia, que, en tu entorno, también es percibido. 

Por otro lado, a nivel profesional es valorado el hecho de conseguir la formación reglada mediante esta modalidad al reflejar constancia, tesón y responsabilidad entre otras muchas, aptitudes muy preciadas en el ámbito laboral. Por otro lado, el hábito de estudio adquirido por los estudiantes de la modalidad a distancia supone una herramienta esencial para aquellos que se plantean presentarse a oposiciones.

6. Contacto con compañeros y profesores

El contacto es menor que en una universidad de enseñanza presencial, sin embargo, al ser Psicología una de las carreras más cursadas en la modalidad a distancia, existe una gran colaboración de otros estudiantes mediante foros oficiales y no oficiales, blogs y redes sociales para compartir contenido, apuntes, ideas, métodos de estudio, opiniones… percibiéndose un clima muy enriquecedor de ayuda mutua y comprensión entre compañeros y profesores. 

Por otro lado, en el caso de que se impartan algunas horas presenciales u online en streaming, estas resultan muy motivadoras y te permiten conocer a otras personas con las que compartir la experiencia y apoyarse durante el estudio.

7. Desarrollo de sentido crítico

Trabajar de manera individualizada los contenidos propicia la reflexión acerca de los mismos y, por qué no, el debate con compañeros de foros y la investigación autónoma, llevándonos a extraer conclusiones que, quizá, no aparezcan en el contenido a estudiar. 

Por otro lado, mediante la conocida como Evaluación Continua (modalidad del Grado en Piscología de la UNED), los alumnos realizan trabajos, que promueven la reflexión, permiten la aplicación de pruebas y/o conocimientos y la comprobación de resultados en situaciones reales o ficticias, impulsando la práctica y la experiencia en primera persona de lo estudiado.

8. Desarrollo de capacidad organizativa y gestión del tiempo

Utilicemos un supuesto: “Septiembre. Te has matriculado de cuatro asignaturas para el primer cuatrimestre, las cuales están compuestas cada una de entre 10 y 16 temas. Para cada asignatura puedes entregar un trabajo práctico propuesto por los docentes (de modalidades diferentes según la asignatura, como el análisis de un libro o una pequeña investigación con 20 participantes) cuyas fechas de entrega son distintas (normalmente para Navidad) y los exámenes están fijados para la última semana de enero y la segunda de Febrero”. 

El primer año es corriente no tener esa conciencia de que nadie salvo uno mismo puede estructurar tal planificación, pero, finalmente, calendario en mano, el estudiante a distancia aprende a organizar su tiempo teniendo en cuenta factores como la dificultad de la asignatura o el tiempo dedicado a trabajos.

9. Compromiso y constancia

Como todo proyecto a largo plazo, el compromiso y la constancia son valores esenciales para mantener en el tiempo la acción que nos dirige a alzarnos con el título. Influyen, así, en la motivación para estudiar a diario, asistir a clases, mantener la atención a las entregas y llegar finalmente a las evaluaciones finales con los deberes hechos.

El Grado en Psicología está estructurado en cuatro años académicos, tiempo que puede verse dilatado en función de las necesidades personales. En ese caso, y, concretamente en la UNED, no se impone un límite de tiempo para acabar el Grado, lo cual es una ventaja a destacar.

10. Aumento de la curiosidad

La Psicología es una ciencia que estudia y analiza la conducta y los procesos mentales de los individuos y grupos en distintas situaciones, y a la vez que da explicación de gran variedad de hechos, también existen otros muchos que aún no se han explicado, como la intuición o los deja vu

Este hecho, ligado a la pasión por el ámbito de estudio, el trabajo autónomo, sentido crítico y posibilidad de debatir con compañeros y docentes, destaca la décima de las motivaciones para estudiar un Grado en Psicología: el desarrollo de una mente hambrienta de saber, deseosa de dar explicación a los múltiples fenómenos que nos rodean.

Y tú, ¿te animarías a cursar Psicología a distancia u online?