Nutrición

​12 beneficios y propiedades nutricionales de la sandía

Un alimento rico en agua que es ideal para refrescarse en verano.

​12 beneficios y propiedades nutricionales de la sandía
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

El verano ya está aquí, y en esta época del año comer fruta apetece mucho más. Las frutas son alimentos bajos en calorías y con gran contenido en agua, por lo que nos ayudan a mantenernos bien hidratados, que es especialmente importante en esta época del año en la que el calor aprieta.

Beneficios de la sandía

La sandía es un alimento delicioso que además contiene muchos beneficios para la salud. Independientemente del tipo de sandía, en las siguientes líneas vas a encontrar algunas razones por las que deberías incluir este delicioso alimento en tu dieta.

Los beneficios de la sandía son los siguientes.

1. Te ayuda a estar hidratado

Estar hidratado es vital para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y para mantenernos con vida, por eso consumir sandía, con un 92% de agua, es una sabrosa manera de hidratarse. Pero no solo eso, sino que si queremos controlar calorías, los alimentos ricos en agua nos ayudan a sentirnos más saciados. Esto, unido a su alto contenido en fibra, es ideal para perder peso.

2. Alimento afrodisíaco

La sandía es un alimento afrodisíaco que aumenta los niveles de óxido nítrico en nuestro organismo y los de libido, según un estudio de la Universidad de Texas. Esto ocurre debido a la citrulina, un aminoácido relaja los vasos sanguíneos y se convierte en arginina, que ayuda a producir este compuesto. Es como una viagra natural.

3. Reduce enfermedades

La sandía es un alimento rico en licopeno, que es un tipo de carótido que se encuentra en la vitamina A. Su función es la de antioxidante, y le da ese color rojizo y anaranjado a muchas frutas y verduras. El licopeno está asociado a la prevención de diferentes enfermedades: arterioesclerosis, cáncer de próstata, de mamas, de pulmón, de vejiga, de ovarios, de colon y de páncreas, virus del papiloma humano (VPH), cataratas y asma.

4. Ayuda a prevenir el cáncer

Como ves en el punto anterior, esta fruta ayuda a prevenir el cáncer. No solamente el licopeno es útil en este sentido, pero sí que es el compuesto más importante, especialmente para aquellas enfermedades cancerígenas del sistema digestivo.

Esta sustancia también ayuda a reducir el IGF o factor de crecimiento insulínico que ayuda a que las células cancerígenas se desarrollen. La vitamina E, presente en este alimento, también inhibe el crecimiento de las células tumorales.

5. Ayuda a mejorar la visión

La vitamina A es esencial también para nuestra visión, pues favorece el desarrollo de los pigmentos de la retina y ayuda a prevenir la degeneración macular y ceguera nocturna. Esta fruta, que contiene luteína y zeaxantina, tiene un efecto protector para la vista. La vitamina C, asimismo, es un antioxidante que podría reducir el riesgo de desarrollar cataratas.

6. Reduce el dolor muscular

Beber un zumo de sandía después del entrenamiento es ideal para prevenir el dolor muscular y reducirlo si es necesario. Esto de sebe a la L-citrulina, un aminoácido que parece proteger contra el dolor de los músculos. Un estudio a afirma que consumir un zumo de sandía antes de sus entrenamientos reduce el dolor muscular hasta en 24 horas.

7. Previene enfermedades del corazón

Distintos estudios han encontrado que consumir sandía previene enfermedades cardíacas. Uno de ellos destaca el papel de esta fruta en prevención de los infartos, gracias a la presencia de citrulina y arginina. De hecho, es posible encontrar productos con extracto de sandía, y las investigaciones han demostrado que las personas que los consumen muestran mejoras significativas en la presión arterial y el estrés cardíaco.

La arginina, asimismo, es un precursor del óxido nítrico, que permite que los vasos sanguíneos permanezcan relajados y abiertos para el flujo sanguíneo, lo que ayuda a disminuir la presión arterial.

8. Ayuda a perder peso

La sandía ayuda a tener un cuerpo más esbelto y saludable, pues es una fruta que contiene pocas calorías y que es prácticamente todo agua. Según una investigación del Journal of Nutrition, la L-arginina acelera el metabolismo y favorece la pérdida de grasa.

9. Efecto antiinflamatorio

Como he comentado en puntos anteriores, esta fruta es rica en licopeno que, además de los beneficios antes mencionados, también es un antiinflamatorio natural tal y como indican muchas investigaciones. Dentro del grupo de carotenoides, el licopeno es el que mejor en cuanto a los efectos positivos de la inflamación, incluso mejores que el betacaroteno.

10. Mejora la salud de tu piel

Uno de los componentes importantes de la sandía es la vitamina C, esencial para la síntesis del colágeno. Esto significa que la piel lucirá más saludable. Asimismo, la vitamina A resultar muy eficaz para tratar arrugas y manchas solares, y es vital para una bronceado saludable. Esta vitamina es necesaria para la regeneración celular y protege contra algunas enfermedades de la piel, como por ejemplo la psoriasis y el vitiligo.

11. Mejora la salud del cabello

Pero la presencia de la vitamina C y el colágeno no solo son de vital importancia para la piel, sino también para el cabello: pues evita la caída de éste, reduce la caspa, las puntas abiertas, etc. Gracias a la citrulina y, en consecuencia, a la arginina, la sandía promueve el crecimiento del cabello. Además, estos compuestos, que incrementan la presencia de óxido nítrico en el organismo, mejoran el riego sanguíneo en las diferentes zonas del cuerpo incluido el cuero cabelludo.

12. Salud ósea

De nuevo, el licopeno tiene un efecto beneficioso sobre los huesos y los mantiene fuertes, pues reduce el estrés oxidativo y, por tanto, la presencia de osteoblastos y osteoclastos, dos células óseas que están implicadas en la patogénesis de la osteoporosis. La sandía, además, es rica en potasio, que junto al calcio mantiene los huesos y articulaciones saludables. 

Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en comunicación empresarial y coaching. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Especialmente interesado en el bienestar y el deporte.