Neurociencias

​Óxido nítrico (neurotransmisor): definición y funciones

Una molécula implicada en procesos del sistema nervioso, como la memoria o el sueño.

​Óxido nítrico (neurotransmisor): definición y funciones
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Algunos de vosotros seguro que pensáis que el óxido nítrico es un gas hilarante, más conocido como “gas de la risa”. Pues bien, eso es el óxido nitroso (N2O). 

En este artículo hablaremos del óxido nítrico, también llamado monóxido de nitrógeno o NO (por sus siglas en inglés), es una molécula gaseosa liposoluble que en el cerebro actúa como neurotransmisor y que lleva a cabo distintas funciones dentro de nuestro organismo.

Desde su descubrimiento, el óxido nítrico se ha convertido en una de las moléculas más estudiadas en la fisiología humana. Los estudios confirman la capacidad natural del óxido nítrico para prevenir la coagulación, regular la inflamación, revitalizar los tejidos, mejorar la disfunción eréctil o matar a los microorganismos invasores e incluso erradicar las células cancerosas.

Además, el óxido nítrico favorece la erección, y como suplemento se consume en los circuitos del entrenamiento deportivo y la musculación, pues favorece la resistencia a la fatiga y mejora el desarrollo muscular.

Características del óxido nítrico

Y es que este gas ha despertado gran interés científico. Ya en 1970, un médico estadounidense, llamado Ferid Murad, se percató de que los nitratos que se utilizan cuando las personas sufren dolores de pecho o problemas cardiovasculares liberan óxido nítrico, pues esta sustancia tiene un efecto dilatador para los vasos sanguíneos y relaja la capa muscular en los endotelios.

Unos años más tarde, en 1987, los estudios confirmaron que el cuerpo humano produce óxido nítrico, lo que propició que se investigara sobre cómo se forma, qué hace y cuáles son las funciones de este compuesto dentro del organismo humano. En 1998, los autores de estos descubrimientos, Robert Furchgott, Ferid Murad y Louis J. Ignarro, recibieron el Premio Nobel.

Cómo se sintetiza el óxido nítrico

El óxido nítrico se sintetiza a partir del aminoácido proteico arginina y la L-citrulina, un aminoácido no proteico, gracias a la acción de una enzima llamada óxido nítrico sintasa (NOS). Además, para que la síntesis se produzca, es necesaria la presencia de oxígeno y una coenzima (una molécula orgánica que se une a la enzima). la nad-fosfato reducido (NADPH). En la mayoría de seres vivir el NO se produce en distintos tipos de células.

Funciones en nuestro organismo

Además de los estudios que he mencionado antes y que le valieron el Premio Nobel a sus autores, en las últimas tres décadas son más de 60.000 las investigaciones realizadas sobre este gas. 

El óxido nítrico desempeña distintas funciones tanto en el sistema nervioso central como periférico, entre los que destacan:

  • Reduce la inflamación y la coagulación de la sangre
  • Mejora el rendimiento del sistema inmunológico al defender contra las bacterias y combatir el cáncer.
  • Aumenta el reconocimiento de los sentidos (por ejemplo, el olfato)
  • Aumenta la resistencia y la fuerza y el desarrollo muscular
  • Tiene un efecto positivo en la motilidad gástrica
  • Mejora la calidad del sueño
  • Mejora la memoria

Óxido nítrico como neurotransmisor

Los neurotransmisores son moléculas químicas que envían señales dentro del sistema nervioso. El óxido nítrico, al ser un gas, no encaja con la definición clásica de otros neurotransmisores como la dopamina o la serotonina

Sin embargo, esta molécula gaseosa desempeña funciones como neurotransmisor y neuromodulador.

Según afirman los autores Fernández-Álvarez y Abudara Morales, los neurotransmisores, clásicamente, deberían cumplir estos requisitos:

  1. Debería estar presente en la presinapsis
  2. Debería encontrarse almacenada en la terminal presináptica
  3. Debería liberarse ante la estimulación nerviosa presináptica
  4. La administración exógena de la sustancia provocaría una respuesta idéntica a la causada por la estimulación nerviosa presináptica y las drogas deben provocar las mismas modificaciones en la respuesta causada por la estimulación nerviosa presináptica
  5. En la sinapsis debe haber mecanismos que permitan finalizar la acción de dicha sustancia neurotransmisora sobre la neurona postsináptica

Puesto que el NO es una es un gas y sus funciones físico-químicas son distintas a otros neurotransmisores, éste no cumple no todos los criterios anteriormente expuestos. Sin embargo, esto no quiere decir que no actúa como mensajero químico, sino que este tipo de transmisión constituye una particular forma de transmisión.

Generalmente, los neurotransmisores son producidos, almacenados y empleados cuando el sistema nervioso los requiere. Una vez éstos son utilizados, una enzima actúa sobre ellos, en muchas ocasiones, degradándolos. En el caso del NO esto no ocurre, pues no se produce por adelantado. Se sintetiza en el momento que se necesita.

Además, a diferencia de otros neurotransmisores no tiene un efecto localizado, sino que se difunde en muchas direcciones y, al ser un gas, puede afectar a muchas células. Por tanto, aunque tanto los neurotransmisores clásicos como el NO envían información lo hacen de maner distinta.

Óxido nítrico y su relación con la Viagra

Las investigaciones sobre este compuesto gaseoso también han llegado a concluir que el óxido nítrico es de suma importancia en la erección masculina. De hecho, los medicamentos empleados para tratar la disfunción eréctil actúan en la ruta del óxido nítrico que permite el flujo de sangre hacia el órgano masculino.

Uno de los medicamentos más conocidos para tratar este problema es el Sildenafilo, que seguramente conocerás por su nombre comercial: “Viagra”. Pero, ¿qué relación hay entre la Viagra y el óxido nítrico? Pues bien, cuando pensamos en tener relaciones íntimas con alguien o estamos en una situación en la que se produce la estimulación íntima, el óxido nítrico es es liberado en las terminaciones nerviosas del órgano masculino.

Este compuesto provoca la relajación relajación de los músculos, la dilatación de los cuerpos cavernosos y de los vasos sanguíneos de esta zona, y esta relajación permite la entrada de sangre a las arterias y, en consecuencia, la erección. Cuando el óxido nítrico se moviliza hacia las hacia las células musculares lisas presentes en los vasos sanguíneos, provoca distintas reacciones químicas al aumentar el mensajero químico GMPc, esto produce la dilatación de los vasos que permite el flujo de la sangre. Una vez el GMPc ha realizado su función, es degradado por la enzima fosfodiesterasa (PDE). La viagra bloquea la fosfodiesterasa, de esta manera evita la degradación de GMPc y mejora la erección.

Etiquetas: Neurociencia, Cerebro
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en comunicación empresarial y coaching. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Especialmente interesado en el bienestar y el deporte.