Esta parte del cerebro está asociada al área de Werincke.

La capacidad de la persona para entender aquello que escucha o lee, es algo que se realiza de forma tan automática, que rara vez nos paramos a pensar gracias a qué estructuras del cerebro es esto posible.

Estas entre muchas otras funciones son propias del giro angular del cerebro. A lo largo de este artículo hablaremos acerca de qué es, dónde se ubica, cuáles son sus funciones y qué ocurre cuando este no funciona correctamente.

¿Qué es el giro angular?

Los giros cerebrales hacen referencia a aquellos montículos formados en el cerebro, ocasionados por los pliegues de la corteza cerebral. Uno de ellos es el giro angular, este giro está situado en la zona posterior de una de las circunvoluciones cerebrales; concretamente en aquella situada entre el surco intraparietal y la ramificación horizontal de la cisura de Silvio.

Además, el giro angular se corresponde con el área 39 de Brodmann, que junto con el área 22 y 40, forman el área de Wernicke. Esta región del lóbulo temporal es la llamada corteza asociativa auditiva y su función principal es la de permitir que las personas puedan comprender las palabras y tengan la capacidad de producir discursos con significado.

Una lesión en esta área de Wernicke puede provocar tanto ceguera como sordera verbal. La ceguera verbal, o alexia, es la incapacidad de entender las palabras escritas; mientras que la sordera verbal, o agnosia auditiva verbal, consiste en la incapacidad para comprender las palabras escuchadas.

Finalmente, el giro angular se asocia tanto a la interpretación del lenguaje como a las matemáticas o a la cognición, integrando información de otras áreas del cerebro. A continuación, veremos qué implicaciones tiene el giro angular en las diferentes funciones cerebrales.

¿Qué funciones desempeña?

Como se menciona anteriormente, el giro angular se encarga de aspectos relacionados con la producción del lenguaje, con las habilidades para el cálculo y las matemáticas, con la capacidad visoespacial y con algunos aspectos cognitivos.

A continuación, desglosamos todas aquellas funciones que el giro angular desempeña en el cerebro estas funciones presentadas a continuación.

1. Lenguaje

Dada su implicación en las funciones del área de Wernicke, el giro angular tiene un papel fundamental en la producción de oraciones y frases con significado.

Asimismo, es una de las áreas encargadas de la comprensión verbal escrita. Es decir, gracias a él, las personas podemos comprender aquello que leemos.

2. Cálculo

En cuanto a las funciones relacionadas con el cálculo y las matemáticas, el giro angular interviene en la capacidad de la persona para realizar las operaciones matemáticas necesarias para obtener un resultado, un valor o para resolver cualquier tipo de problema matemático.

Por otra parte, también está implicado en el aprendizaje de la aritmética o las operaciones matemáticas básicas y en la interpretación de las cantidades y dimensiones numéricas.

3. Visual

El giro angular interviene en la focalización espacial de la atención, es decir, en la orientación y búsqueda espacial de los estímulos visuales.

Además, también es el encargado de la procesamiento visoespacial. Gracias al procesamiento visoespacial las personas podemos identificar dónde están los objetos situados en el espacio, así como la distancia entre ellos o entre nosotros y ellos.

4. Otras funciones

Finalmente, existen multitud de funciones en las que el giro angular tiene un papel más o menos significativo.

Entre estas funciones destacan:

  • Implicación en tareas verbales creativas.
  • Control ejecutivo de la conducta.
  • Procesamiento de secuencias de acciones.
  • Lectura y codificación de símbolos.
  • Implicación en la Teoría de la mente.

La Teoría de la mente es un término que hace referencia a la capacidad de la persona para percibir e identificar los pensamientos y propósitos de terceros y asignarlos a la posible persona que los emita.

¿Y si se lesiona?: síndrome de Gerstmann

Si debido a una lesión o a un proceso neurodegenerativo, el giro angula sufre algún tipo de daño, las funciones anteriores pueden verse seriamente afectadas.

Asimismo, existe un síndrome específico asociado a una lesión o deterioro de esta área conocido como síndrome de Gerstmann.

Este trastorno neurológico ha sido asociado a un daño o actividad defectuosa del giro angular. Se caracteriza por presentar muy poca incidencia en la población y por manifestarse a través de un conjunto de síntomas relacionados con la sensación, la percepción y con la codificación de información proveniente de los diferentes sentidos.

Síntomas del síndrome de Gerstmann

Entre los síntomas más representativos de esta afección encontramos lo siguiente.

1. Agnosia digital

Este es uno de los principales síntomas del síndrome de Gerstmann. Este tipo de agnosia se distingue por ocasionar en la persona la imposibilidad de distinguir o identificar los dedos de la mano, tanto suyos como los ajenos.

Esta agnosia no está asociada a ningún tipo de fragilidad o falta de percepción táctil de los dedos. Simplemente la persona es incapaz de nombrar, escoger, identificar ni orientar los propios dedos.

2. Acalculia

La acalculia consiste en la aparición de dificultades relacionadas con las habilidades matemáticas y de aritmética. Dentro de este síntoma, la persona puede manifestar diferentes tipos de déficits:

  • Incapacidad para realizar operaciones matemáticas tanto escritas como mentales.
  • Problemas para interpretar los signos matemáticos.
  • Problemas para mantener o continuar órdenes o series numéricas.
  • Incapacidad para diseñar secuencias.
  • Dificultades para utilizar correctamente los números.

3. Agrafia

Por lo que se refiere al lenguaje escrito, las personas con síndrome de Gerstmann sufren de un déficit en la habilidad y capacidad para la escritura. También conocido como agrafia.

Estos pacientes muestran problemas en la transcripción de palabras escuchadas, en la escritura espontánea y en la copiada.

Asimismo, otros síntomas propios de la agrafia son:

  • Alteración en la capacidad para trazar de forma correcta las letras.
  • Falta de simetría de las letras.
  • Cambios en la orientación de los renglones en la escritura.
  • Utilización de varias tipografías.
  • Invención de caracteres propios.

4. Desorientación espacial

Los pacientes con lesiones en el giro angular pueden presentar también problemas en la distinción de la izquierda y la derecha. Por lo que al parecer, existe un déficit en la orientación lateral del propio cuerpo en el espacio.

Además, estos pacientes presentan grandes problemas a la hora de identificar el plano izquierdo o derecho de cualquier objeto, lugar, situación espacial o incluso las partes del propio cuerpo.