Psicología del consumidor

¿Cómo nos manipulan los espejos de las tiendas de ropa?

Las empresas diseñan los probadores para que den una imagen irreal sobre cómo nos sienta la ropa.

¿Cómo nos manipulan los espejos de las tiendas de ropa?
Oscar Castillero Mimenza Oscar Castillero Mimenza Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

El marketing y el uso de la estrategia son elementos fundamentales a la hora de vender un producto. 

De cara a obtener el mayor éxito posible en ventas es necesario tener en cuenta todos los aspectos psicológicos necesarios para agradar al comprador o al consumidor, cosa que la mayor parte de establecimientos sabe. Las tiendas de ropa no son una excepción. Pero... ¿qué trucos utilizan para hacernos comprar? En este artículo veremos algunos de ellos.

El experimento de la redactora de Adme.ru

El hecho de que las tiendas tratan de manipular a los clientes con el fin de que se adentren en ellas y compren lo máximo posible es algo conocido por todos. Las tiendas de ropa y complementos, además, tienen la particularidad de que al margen de otros trucos en ellas se hace especial hincapié en realzar la figura de las personas que se prueban sus productos y hacer que el cliente tienda a sentirse atractivo y favorecido por la mayor parte de la ropa disponible.

No es raro que un artículo que en la tienda ha sido de nuestro agrado, al ponérnoslo en casa o al salir a la calle, no nos quede tan bien como percibimos en un principio. Y es que en los probadores de las tiendas se juega con diferentes efectos con el fin de hacer el producto más atractivo y hacer que aparente quedarnos mejor de lo que lo hace en realidad.

Una redactora de la publicación rusa Adme.ru ha realizado un a especie de casi-experimento en el probador de un total de 11 tiendas, fotografiándose en el espejo para observar las diferencias entre la imagen desde el interior del probador y en la vida real, usando la misma ropa. Los resultados reflejan que nuestra propia imagen puede ser en parte distorsionada por diferentes mecanismos, especialmente la luz, el contraste de colores y el uso de los espejos.

En el probador: elementos que nos "embellecen"

Tanto el anterior experimento como otros muchos han demostrado que los probadores de las tiendas están diseñados de manera que el cliente pueda sentirse favorecido con los productos de la tienda. Algunos de los principales elementos que podemos observar son los siguientes.

1. Uso de la iluminación

La iluminación del probador es uno de los elementos que más afectan a la percepción de si un producto favorece o no a quien lo lleva. Generalmente se emplean luces que transmiten calidez y que hagan que la persona se visualice con un color de piel saludable y bronceado. Las luces laterales y de una intensidad de suave a moderada favorecen también este hecho, permitiendo estilizar la silueta. Por el contrario una luz frontal resulta poco adecuada, debido a que tiende a transmitir una imagen algo más amplia.

2. Forma y colocación de los espejos

Dónde se coloquen los espejos e incluso que éstos tengan cierta forma también van a modificar la imagen que vemos reflejada. El espejo en cuestión debe permitir que la persona se mire a partir de la altura de los ojos. 

Si la superficie reflectante está inclinada o fuerza a que el cliente tenga que ver su imagen desde una posición diferente a la habitual la imagen puede verse modificada. Algunos espejos también pueden ser levemente cóncavos, lo que provoca que la imagen vista en ellos sea ligeramente más pequeña y delgada.

3. Contrastes de color

Las cortinas o las paredes del probador también tienen un cierto efecto a la hora de percibirnos frente al espejo. La presencia de contrastes marcados entre el entorno y la figura que se observa puede provocar que se destaquen más las características del producto. Dependiendo de cómo se combine con la luz el aspecto resultante puede ser mejor o peor que el que se observaría en la realidad.

4. Espacio disponible

El espacio y la comodidad que transmite el probador en cuestión también favorecen la compra o la percepción de nuestra propia imagen en el espejo.

Disponer de un espacio amplio y cómodo puede hacer que la persona tenga una actitud positiva y esto afecte a su percepción, así como favorecer que en un futuro se vuelva al establecimiento. Además la percepción de la propia silueta puede verse empequeñecida al compararnos con un espacio amplio, cosa que nos puede hacer parecer más pequeños y delgados.

El caso contrario, es decir un receptáculo pequeño y sin demasiado espacio, puede ser contraproducente al inducir con mayor facilidad una reacción de estrés. Sin embargo, también puede favorecer una compra rápida en el que solo se observan algunos detalles superficiales antes de tomar una decisión a la vez que los efectos de los anteriores puntos se focalizan solo en la propia silueta.

Otros aspectos que favorecen la compra

Al margen de los aspectos que hemos visto, las tiendas emplean otras estrategias de cara a llamar nuestra atención y favorecer las compras de sus productos. Entre ellas podemos observar las siguientes.

Escaparate

Los efectos de iluminación y contraste no solo se aplican al área del probador. Los escaparates también son un elemento imprescindible a la hora de atraer al público, puesto que no en vano es lo primero que el posible cliente ve desde el exterior. Por ello es de gran utilidad exponer prendas que resulten resaltadas por la iluminación y la decoración de la tienda, de manera que llamen la atención.

Colocación de las prendas

Dentro de la tienda, el emplazamiento de los productos es otro elemento de gran importancia a tener en cuenta. Colocar los productos más caros en una posición visible y que hallar los más baratos requiera cierta búsqueda facilita que resulte más sencillo hacer desembolsos mayores. También es importante colocar las novedades cerca del acceso al local, de manera que los posibles clientes se sientan atraídos por lo que pueda haber en el interior.

Uso de música

La mayoría de tiendas emplean algún tipo de música con el fin de motivar a sus clientes a permanecer en el local y consumir. El tipo de música en cuestión ha de depender del tipo de producto o establecimiento, así como su público potencial.

Prendas exclusivas y ofertas temporales

La idea de que algo se agota genera en el posible cliente la urgencia de adquirirlo antes de que sea demasiado tarde. Del mismo modo, el hecho de que suela haber elementos exclusivos u ofertas limitadas a menudo puede hacer que clientes que han pasado por el local previamente puedan volver para interesarse por una prenda en concreto.

Tipo de suelo

El tipo de suelo es otro de los aspectos que, aunque es ignorado por muchos, puede influir en que se acabe o no comprando. Suelos mullidos y cómodos hacen que los clientes permanezcan más tiempo en la tienda, siendo más probable que acaben adquiriendo algo.

Oscar Castillero Mimenza Oscar Castillero Mimenza Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Actualmente finalizando el Máster de Psicopedagogía por la misma, así como preparando el examen de acceso a las oposiciones P.I.R.