Psicología social y relaciones personales

Los 4 tipos de ideología que existen, y los valores que defienden

La postura política de cada persona puede ser interpretada según su proximidad a estas ideas.

Los 4 tipos de ideología que existen, y los valores que defienden
Arturo Torres Arturo Torres Psicólogo

Los tipos de ideología predominantes en la actualidad explican una buena parte de cómo nos comportamos colectivamente. Y es que aunque no lo parezca, en nuestras maneras de pensar hay siempre creencias y perspectivas que hemos heredado de generaciones anteriores y que determinan buena parte de nuestros actos. Simplemente, los librepensadores no existen.

En este artículo veremos cuáles son los principales tipos de ideología y en qué ideas y creencias se fundamentan.

Los 6 tipos de ideología

La ideología es un sistema de creencias, ideas y sentimientos que guían nuestro pensamiento a la hora de interpretar cómo es el mundo y los fenómenos sociales que se producen en este. Así pues, son esquemas cognitivos en los que nos apoyamos para pensar.

A continuación repasaremos estos tipos de ideología, pero antes hay que tener claro que estos son vigentes hoy en día, que no han existido siempre y que en el futuro irán mutando o incluso desaparecerán para dar paso a otras.

1. Conservadurismo religioso e ideologías de extrema derecha

El conservadurismo religioso se caracteriza por hacer que las creencias religiosas de un colectivo religioso al que se pertenece marquen la agenda política, orientada normalmente a hacer que prevalezcan los símbolos, rituales y creencias asociadas a esa religión.

Eso significa que en esta ideología el contenido de los textos sagrados tiene una gran importancia, y que se busca en ellos las respuestas a gran parte de las preguntas de la vida, al margen de lo que nos demuestre la realidad mediante la experiencia.

Es frecuente que desde esta ideología se utilicen términos como "sacrílego" o "antinatural" para definir actividades o hábitos que se considera que van en contra de la fe, la cual por definición no es cuestionada: de hecho, se premia la creencia ciega sin pedir pruebas necesarias para ver si se cumpla lo predicho.

Por otro lado, una ideología de extrema derecha es aquella en la que se trata de reprimir a personas y colectivos por no encajar en ideas vinculadas a las "esencias". Estas esencias pueden estar referidas al país y la nación, por un lado, atribuyendo a un territorio unas costumbres, símbolos y rituales, así como frecuentemente una religión, idioma y raza, como a la condición humana, señalando también una serie de comportamientos pretendidamente "antinaturales".

Así pues, tanto el conservadurismo como sus versiones más radicales de extrema derecha se caracterizan por el esencialismo y la identificación de los objetivos políticos y sociales con ideas acerca de cómo debe ser la sociedad correcta según unos parámetros arbitrarios y basados en lo sobrenatural.

2. Liberalismo

El liberalismo es un tipo de ideología basado en el individualismo, es decir, la atención a las necesidades de uno mismo. Por otro lado, los análisis de sociedad, economía y política que se realizan desde esta posición también colocan en un lugar prioritario la subjetividad de uno mismo y la libertad de elección, a la cual se le da más importancia que a la igualdad económica.

El concepto de propiedad privada tiene una gran importancia en el liberalismo, puesto que es visto prácticamente como una extensión del propio Yo. Es por ello que se defiende la necesidad de ser capaz de hacer prácticamente lo que se quiera con la propiedad privada, al igual que con el propio cuerpo, sin rendir cuentas ante nadie, siempre que esto no perjudique directamente a otros individuos.

Por otro lado, desde el liberalismo se defienden ciertas iniciativas atendiendo a las idas que representan y al análisis de si estas son legítimas o no, por lo cual se considera que es una ideología idealista.

3. Socialismo

El socialismo es fundamentalmente uno de los tipos de ideología colectivista que, a diferencia del conservadurismo religioso (también colectivista), son seculares. Es decir, de desliga de cualquier religión y rechaza toda iniciativa que tenga que ver con regular la vida política y social a partir de creencias en lo divino.

Por otro lado, el socialismo se diferencia claramente del liberalismo en dos aspectos fundamentales. El primero ya lo hemos visto, y es que el liberalismo es individualista, mientras que el socialismo es colectivista, lo cual significa que le da mucha importancia a los fenómenos sociales, los cuales no pueden ser explicados centrándonos solo en las acciones y preferencias de los individuos, como si estuviesen aislados entre sí.

La segunda diferencia es que mientras que el liberalismo es idealista, el socialismo es materialista; no en un sentido moral (desde el socialismo se rechaza el consumismo) sino filosófico: no importan las ideas, sino los hechos y sus efectos en el mundo. Por ejemplo, desde esta ideología se considera que la idea de libertad no significa nada si esa libertad le es dada a personas que por su pobreza están obligadas a elegir solamente entre trabajos precarios en los que serán explotadas.

Además, como en el socialismo se tiene una perspectiva histórica al ir más allá del individuo, señalan varios problemas heredados de generación en generación, la mayoría de los cuales tienen que ver con la concentración del capital en pocas manos y con el sometimiento de las mujeres a los hombres que se ha dado históricamente y que sigue dándose claramente en muchos países incluso hoy en día.

Por otro lado en este tipo de ideología hay dos variantes diferenciadas: el anarquismo y el comunismo.

Anarquismo

El anarquismo es un tipo de ideología basado en el socialismo que defiende la necesidad de colectivizar los bienes, es decir, hacer que existan recursos en manos de una minoría. Por otro lado hay que señalar que existen diferentes tipos de anarquismo (o libertarismo) y no todos proponen las mismas estrategias para lograrlo.

Comunismo

Los comunistas, cuya ideología ha sido muy influida por las ideas de los filósofos Karl Marx y Friedrich Engels, apuestan por la economía planificada y por el uso del Estado para terminar con varias formas de dominación por parte de las élites.

Sin embargo, no hay que confundir las concepciones ideológicas de socialismo y comunismo con el socialismo y el comunismo entendidos como contextos históricos, partes de un proyecto político. Puedes saber más de esto en este artículo: "Las 5 diferencias entre socialismo y comunismo"

4. Socialdemocracia

Los socialdemócratas adoptan elementos de los liberales y de los socialistas. Por un lado, no se centran simplemente en el análisis individualista de la realidad. Por el otro, renuncian a la idea de eliminar problemas de desigualdad y dominio a través de la eliminación de la propiedad privada sobre los medios de producción (es decir, recursos tecnológicos o naturales que crean riqueza si otros trabajan en ellos: fábricas, campos...). En vez de eso, tratan de buscar un equilibrio basado en la redistribución de la riqueza.

Etiquetas: Política, Cultura
Arturo Torres Arturo Torres Psicólogo

Licenciado en Sociología por la Universitat Autónoma de Barcelona. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona. Posgrado en comunicación política y Máster en Psicología social.