La inteligencia es un término muy difícil de definir. De forma sencilla, se puede describir como la capacidad de resolver problemas y adaptarse a la vida.

Nadie pondría en duda que, dentro del reino animal, el ser humano ha destacado sobre las demás especies por un mayor desarrollo de sus capacidades cognitivas y sociales. Este hecho provoca que en ocasiones se piense que el resto de animales son inferiores en inteligencia, una creencia que es errónea.

En la diversidad del reino animal se encuentran especies cuyas capacidades cognitivas son superiores a las de otras. En este artículo analizamos las especies animales más inteligentes que existen.

Animales especialmente inteligentes

La capacidad psíquica en animales es también un valor difícil de medir, por ello hacer una lista de los animales más inteligentes del mundo es algo complicado.

Se puede hacer uso de multitud de criterios, como por ejemplo la capacidad de aprender en cautiverio, la comprensión y el uso del lenguaje o la habilidad de planificar una acción o de abstraer conceptos. Estas ideas van mucho más allá de la simple capacidad de resolver problemas que se ha mencionado al principio del texto.

Por ello, más que el típico “top ten”, en esta lista presento una serie de especies, intentando abarcar diferentes clases de animales cuyas habilidades cognitivas son superiores a lo que muchos podrían pensar, según demuestran las investigaciones. Vamos a ello.

10. La hormiga

Es el insecto con mayor masa cerebral que existe. La hormiga es un invertebrado inteligente, metódico y estratégico. Su organización social es muy compleja, con jerarquías y diversificación del trabajo; por ejemplo, tienen exploradores para el reconocimiento del terreno.

Las hormigas son capaces de cultivar hongos o de criar otros invertebrados como alimento, además de presentar batalla de forma coordinada para defender su territorio.

9. El perro

“El mejor amigo del hombre” es una especie que ha evolucionado a favor de los intereses del ser humano, pero eso no quita que sean seres inteligentes. Además de ser amigos fieles, los perros son capaces de entender el lenguaje humano, sentir empatía hacia otros seres y aplicar la lógica para alcanzar sus metas.

8. El loro gris

El loro gris es un ave que no sólo es capaz de imitar los sonidos del lenguaje humano, sino también de aplicarlo en un contexto, es decir, de comprender su significado.

Entre los casos de estudio destaca el del loro Axel, que vivió treinta años (de 1977 a 2007), y fue adiestrado por la psicóloga comparativa Irene Pepperberg. Como ella misma remarcó, fue capaz de comunicarse con el animal.

7. La rata

A pesar de ser un animal que para muchos es desagradable, para los científicos es muy similar a los humanos, y prueba de ello es su gran uso en experimentos. Estos roedores son altamente sociables y trabajan conjuntamente por el bien del grupo.

Las ratas son capaces de planificar y aplicar la lógica para la resolución de problemas. Algunos estudios revelan que también son animales sensibles, que muestran estrés o remordimientos.

6. El cuervo

El cuervo es considerado por muchos científicos como el ave más inteligente. Son animales sociales que forman manadas.

En Nueva Caledonia se encontró que los cuervos utilizan herramientas como cuchillos para cortar y que arrojan nueces a la carretera a la espera de que un coche pase por encima y las rompa. Esto quiere decir que son capaces de encontrar maneras de solucionar problemas.

5. El pulpo

El pulpo es el invertebrado más inteligente que existe. Son seres solitarios, pero son capaces de reconocer su entorno y memorizar a largo plazo lo que han ido descubriendo. Su sistema nervioso es complejo, y lo curioso es que sólo un tercio de sus neuronas se localizan en el cerebro: el resto están repartidas por los tentáculos.

Tampoco pasan desapercibidas sus capacidades para el mimetismo y el camuflaje, y son conocidos por ser unos grandes escapistas.

4. El elefante

El elefante es el animal terrestre con el cerebro más grande y tiene avanzadas habilidades cognitivas. Por ejemplo, son altruistas, es decir, se sacrifican por el bien de la manada, se automedican cuando se encuentran enfermos (alimentándose de diferentes plantas dependiendo de la enfermedad) o llevan a cabo rituales funerarios (marchan hacia un “cementerio”).

Su organización social es una de la más complejas del reino animal, con relaciones sociales muy íntimas y lazos familiares que únicamente se rompen con la muerte. En cautiverio, son animales que aprenden rápido, tienen gran memoria e incluso se ha mostrado creativos -recordemos el elefante que pintaba cuadros.

3. El cerdo

Seguro que muchos piensan que el cerdo es un animal poco pulcro e inteligente. Pues lo cierto es que probablemente sea el animal doméstico más limpio: los cerdos se niegan a defecar en zonas cercanas donde viven o comen.

Los cerdos presentan un elevado nivel de inteligencia. Existen muchos estudios sobre las habilidades cognitivas del cerdo, que muestran que tienen una buena memoria a largo plazo, aprenden rápidamente, tienen interacciones sociales complejas y muestran empatía. Incluso en algunos textos se insinúa que el cerdo podría tener un nivel de inteligencia superior al del chimpancé.

2. El delfín de nariz de botella

Su fama le precede; el delfín de nariz de botella es popularmente conocido como un cetáceo inteligente. Su cerebro es mucho más grande que el humano, dominan un complejo lenguaje de sonidos y presentan relaciones sociales muy íntimas, sobre todo entre madre e hijos.

Muchos estudios avalan sus capacidades cognitivas; por ejemplo, son altamente curiosos y son capaces de reconocerse al verse en un espejo, es decir, tienen conciencia de ellos mismos.

1. Los grandes simios

Los grandes simios son los hermanos más próximos al ser humano. Este grupo está compuesto por los gorilas, los orangutanes, los bonobos y los chimpancés. Es probable que por esta cercanía exista un gran interés por el estudio de sus características, incluyendo sus capacidades cognitivas.

Son conocidas las complejas interacciones sociales que llevan a cabo estos animales, su uso de herramientas para resolver problemas o el hecho de que transmiten su cultura de generación en generación. En cautiverio se ha mostrado que son capaces de llegar a comunicarse con los seres humanos mediante señas o revelar sus capacidades creativas.