Neurociencias

​¿La luz te hace estornudar? Tranquilo, hay más gente como tú

¿Has notado que algunas personas suelen empezar a estornudar al exponerse a los rayos de Sol?

​¿La luz te hace estornudar? Tranquilo, hay más gente como tú

Imagen: nudgethemes.com

Adrián Triglia Adrián Triglia Redactor Jefe

Ocurre casi cada semana: salgo del portal de mi casa y, justo cuando mi cara atraviesa la frontera en la que la sombra de la portería deja paso a la luz directa del Sol, aparece un hormigueo que nace cerca de los ojos y avanza hasta la nariz para terminar convirtiéndose en uno o varios estornudos.

Me ha pasado desde que tengo uso de memoria, normalmente cuando he estado mucho rato a la sombra y de repente me expongo a la luz solar intensa. Tardé muchos años en saber que este fenómeno no es nada parecido a la "alergia al Sol" que creía que tenía, que se llama reflejo de estornudo por luz brillante, o estornudo fótico, y que está fijado en el ADN de mucha gente: de un 18% a un 35% de la población lo experimenta.

La falsa alergia al Sol

La idea de que estímulos extraños produzcan la necesidad incontrolable de estornudar suele ser asociada directamente con los tipos de alergias. Quizás por esto, algunas personas creen que su propensión a estornudar justo después de entrar en contacto directo con una fuente de luz potente se debe a una especie de alergia extraña, algo que no sirve para explicar por qué necesitan estornudar en el momento de ser iluminados y no durante todo el rato en el que se mantienen bajo esa fuente de luz.

Otras personas ni siquiera se paran a pensar en si estornudar a causa de la luz es algo extraño o no; dan por supuesto que le ocurre a todo el mundo y, cuando notan por primera vez que a otros les llaman la atención sus estornudos a causa de la luz, se preguntan si les están gastando una broma.

Ambas posibilidades son muy razonables, ya que la propensión al estornudo fótico es una característica lo suficientemente minoritaria como para ser considerada extraña pero, a la vez, no da tantos problemas como para considerarse algo parecido a una enfermedad. Puede que el reflejo de estornudo por luz brillante pueda ser algo molesto en las contadas ocasiones en las que se expresa, pero no es una forma de alergia a la luz solar.

¿Qué es el estornudo fótico?

El reflejo del estornudo fótico es una característica heredada genéticamente que se expresa en la aparición de el impulso (automático e involuntario) de estornudar cuando la zona de la cara pasa a exponerse repentinamente a una fuente de luz intensa.

Es necesario tener en mente que lo que produce estos estornudos no es tanto la luz intensa en sí como el contraste que se experimenta entre la zona con sombras en la que se ha estado antes y la zona expuesta a la luz directa en la que se está después. Es por eso que esta falsa "alergia al Sol" solo se expresa durante los primeros segundos o minutos después de haber pasado a un lugar bien iluminado.

Las causas del estornudo fótico

El fenómeno del reflejo del estornudo fótico es relativamente común, ya que podría afectar a un tercio de la población, pero a pesar de eso aún se necesita investigar más sobre el tema para saber qué es lo que desencadena estos estornudos.

Eso sí, se barajan posibles causas del reflejo del estornudo fótico. La que cuenta con mayor aceptación es una que tiene que ver con el nervio trigémino, uno de los nervios cerebrales que salen directamente del encéfalo sin pasar por la médula espinal que recorre la columna vertebral.

Este conjunto de neuronas cumple la función tanto de informar al cerebro de cosas que ocurren en otras partes del cuerpo como de canal por el que el cerebro transmite órdenes a otros órganos. En concreto, una de las tareas del nervio trigémino es detectar indicios de irritación en la nariz para iniciar los trámites necesarios para empezar a estornudar justo después.

En las personas que han heredado el reflejo del estornudo fótico, el nervio trigémino podría estar más cerca de lo normal del nervio ocular de cada mitad de la cara, de modo que "intercepta" información de este y la confunde con datos provenientes de la nariz. De este modo, cuando se pasa a una exposición repentina a la luz intensa, el nervio trigémino estaría tomando esta oleada de datos sensoriales como un indicio de que algo pasa en la nariz; de ahí los estornudos.

¿Es peligroso tener este reflejo?

Actualmente, el único contexto en el que se considera que el estornudo fótico es potencialmente peligroso es en el pilotaje de aviones de combate

El resto de personas podemos limitarnos a aportar un extra de precaución a la hora de conducir, por ejemplo llevando gafas de sol, y celebrar las pequeñas excentricidades de nuestro organismo.

Etiquetas: Neurociencia, Cerebro
Adrián Triglia Adrián Triglia Redactor Jefe

Adrián Triglia (Barcelona, 1988) es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y licenciado en Publicidad por la misma institución. Actualmente está cursando el Máster en Técnicas de Investigación Social Aplicada por la UAB/UB.

Es cofundador y Redactor Jefe de la web Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología y las neurociencias. También es autor del libro de divulgación científica «Psicológicamente hablando: un recorrido por las maravillas de la mente», publicado por Ediciones Paidós.

Participa