Cognición e inteligencia

​Tipos de test de inteligencia

Repasamos los principales tests que miden nuestras capacidades cognitivas.

​Tipos de test de inteligencia
Jonathan García-Allen Jonathan García-Allen Psicólogo y entrenador personal | Director de comunicación de Psicología y Mente

El estudio de la inteligencia es uno de los temas que más interés ha despertado entre los psicólogos, y fue uno de los motivos por los que la psicología comenzó a hacerse popular. A pesar de que en la actualidad el término inteligencia es una palabra que se emplea con normalidad, esto no era así hace poco más de un siglo.

El concepto es demasiado abstracto y, en general, ha provocado grandes debates entre los distintos expertos. Se podría decir que la inteligencia es la capacidad de elegir, entre varias posibilidades, aquella opción más acertada para la resolución de un problema o para una mejor adaptación a una situación. Para ello, el individuo inteligente toma decisiones, reflexiona, examina, deduce, revisa, acumula información y responde según la lógica.

Algunos tipos de test de inteligencia

Existen distintos tipos de inteligencia y lo mismo ocurre con los tests de inteligencia. Algunos miden lo que se conoce como “Factor G” y otros miden distintos tipos de inteligencia, como la inteligencia lógico-matemática, inteligencia espacial o inteligencia lingüística

Desde que empezó a estudiarse este constructo, varias teorías han intentado explicarlo: la inteligencia cristalizada y fluida de Raymond Cattell, la teoría bifactorial de Spearman, las inteligencias múltiples de Howard Gardner, por nombrar solo algunas de los más reconocidas.

El primer test de inteligencia: Test de Binet-Simon

El primer test de inteligencia fue desarrollado por Alfred Binet (1857-1911) y por el psiquiatra Théodore Simon, ambos franceses. Con este primer test de inteligencia se trataba de determinar la inteligencia de los individuos que presentaban déficit intelectual, en comparación con el resto de la población. A la norma para estos grupos se la denominó edad mental. Si la puntuación del test determinaba que la edad mental era inferior a la edad cronológica, esto quería decir que había retraso mental.

Este test se revisó y se perfeccionó en varios países. Lewis Terman lo adaptó con el nombre de test Stanford-Binet y utilizó el concepto de cociente intelectual (CI). Se considera que el CI medio en un grupo de edad es 100.

Los distintos tipos de tests de inteligencia

Existen distintas maneras de clasificar los test de inteligencia, pero normalmente éstos pueden ser:

Test de conocimiento adquirido

Este tipo de pruebas miden el grado de adquisición de conocimiento en una determinada área. Por ejemplo, en la escuela se pueden emplear en formato examen para saber si los alumnos han aprendido lo suficiente en una asignatura. Otro ejemplo puede ser un test de aptitudes administrativas que se realiza para poder optar a un puesto de trabajo.

Sin embargo, el valor de estos test a la hora de medir la inteligencia es relativo, porque por inteligencia se suele entender una habilidad más que una acumulación de conocimientos adquiridos previamente.

Test de Inteligencia verbal

En este tipo de tests se evalúa la capacidad para comprender, utilizar y aprender el lenguaje. También se evalúa la comprensión rápida de textos, la ortografía o la riqueza del vocabulario. De cuenta de las habilidades verbales necesarias para comunicarse y vivir en comunidad, pero también del modo en el que se organizan los pensamientos mediante la estructura del lengaje.

Test de Inteligencia numérica

Estas pruebas miden la capacidad para resolver cuestiones numéricas. En este tipo de tests se presentan distintos ítems: cálculo, series numéricas o cuestiones aritméticas.

Test de Inteligencia lógica

Este tipo de tests evalúa la capacidad de razonamiento lógico, por tanto, ponen a prueba la capacidad de análisis y lógica de la persona. Este es el núcleo de muchos test de inteligencia, ya que sirve para evaluar la habilidad para realizar operaciones abstractas en las que la corrección o incorrección del pensamiento o está tanto en el contenido de estos como en el modo en el que ecajan entre sí y cómo se relacionan formalmente.

Tipos de tests de inteligencia: Individuales vs grupales

Además de estos tipos de test existen otros test que miden diferentes tipos de inteligencia, como por ejemplo, la inteligencia emocional

Por otro lado, también se suelen clasificar los tests en función de su aplicación: tests individuales o tests en grupo. A continuación se muestran los tests de inteligencia más conocidos según estos tipos de tests.

Tests individuales

Los test individuales se presentan a un sólo individuo. Éstos son los más conocidos:

Test de inteligencia Stanford-Binet

Este test es una revisión del test de Binet-Simon. Se aplica principalmente a niños (de los 2 años en adelante), aunque también se puede utilizar en personas adultas. Los niños suelen realizarlo en 30-45 minutos, los adultos hasta en una hora y media. Este test tiene un fuerte componente verbal y permite obtener un CI en cuatro áreas o dimensiones: razonamiento verbal, razonamiento numérico, razonamiento visual y memoria a corto plazo, y un CI global que equivale al “Factor G”.

Test WAIS

La escala de inteligencia Wechsler para adultos permite obtener el CI, y además ofrece independientemente el CI manipulativo y el CI verbal. Contiene 175 preguntas y, además, historietas y series de dígitos. Está constituida por 15 subescalas, y tiene una duración de 1 o 2 sesiones de 90-120 minutos. Se aplica a partir de los 16 años.

Test WISCH

El WISC fue desarrollado por el mismo autor que la escala anterior, David Wechsler, como una adaptación de la Escala de Inteligencia de Wechsler para Adultos (WAIS), pero, en este caso, para niños. Al igual que el anterior, no permite obtener puntuaciones en tres escalas: la verbal, la manipulativa y la total. Está constituida por 12 subescalas.

Batería de Kaufman de Evaluación para Niños (K- ABC)

La batería de Kaufman de Evaluación para Niños fue diseñada con el propósito de evaluar las habilidades de los niños de entre 2 años y medio y 12 años y medio para resolver problemas que requieren un procesamiento mental simultáneo y secuencial. Además, también mide las habilidades adquiridas en lectura y aritmética. Las pruebas pueden administrarse en un lapso de 35 a 85 minutos.

Test de Raven

Su finalidad es medir el CI. Es un test no verbal, donde el sujeto debe describir piezas faltantes de una serie de láminas impresas, y para ello debe utilizar habilidades perceptuales, de observación y razonamiento analógico para deducir las piezas faltantes. Se aplica en niños, adolescentes y adultos.

Pruebas Woodcock-Johnson III de Habilidades Cognitivas (WJ III)

Esta prueba consiste en dos baterías que miden la inteligencia general, habilidades cognoscitivas específicas y el aprovechamiento académico. Tienen un amplio rango de edad, pues se pueden utilizar para todas las edades a partir de los dos años. El test consta de una batería estándar para evaluar 6 áreas, y 14 áreas de evaluación adicionales se observan cuando se aplica la batería ampliada.

Test de inteligencia en grupo

Los test de inteligencia en grupo nacen gracias a la aportación de Arthur Otis, un estudiante de la Universidad de Stanford y alumno de Lewis Terman. Este último impartía un curso sobre la Escala de Inteligencia Stanford-Binet en la misma universidad. Otis tuvo la idea de adaptar este test a un formato de prueba colectiva y, posteriormente, esta prueba pasó a ser el Examen Alfa del Ejército, para la selección militar y la clasificación de puestos.

Tras el Examen Alfa, otras pruebas de aplicación colectiva han surgido. Éstas son unas de las más conocidas:

Prueba Otis-Lennon de Habilidad Escolar (OLSAT)

Este test consiste en diversos reactivos de imágenes, verbales, de figuras y cuantitativos, que permiten medir compresión verbal, razonamiento verbal, razonamiento de imágenes, razonamiento de figuras y razonamiento cuantitativo. Se aplica en niños desde etapa escolar hasta 12º grado. Este test dispone de dos formas y siete niveles, cada uno puede administrarse en 60-75 minutos.

Prueba de Habilidades cognoscitivas (CogAT)

Esta prueba mide la capacidad de los niños de razonar y resolver problemas utilizando símbolos verbales, cuantitativos y espaciales. El test consta de distintos niveles, 3 baterías (verbal, cuantitativa y no verbal) y su administración dura unos 90 minutos.

Prueba de Personal de Wonderlic

Este test consta de 50 ítems que consisten en analogías, definiciones, problemas de lógica y aritmética, relaciones espaciales, comparaciones entre palabras y ubicación de dirección. Es una herramienta ampliamente utilizada en los procesos de selección de personal en el ámbito laboral. Su aplicación es breve: 12 minutos.

Jonathan García-Allen Jonathan García-Allen Psicólogo y entrenador personal | Director de comunicación de Psicología y Mente

Jonathan García-Allen (Reus, 1983) es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, con especialidad en Psicología de las organizaciones. También ha cursado varios posgrados, entre los que destacan el de Gestión de Recursos Humanos por la Universitat Rovira i Virgili, el postgrado en Psicología del Deporte por la UNED y el de Mindfulness por la Universidad de Málaga. Experto universitario en Coaching por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Es fundador y director de comunicación de la web Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología y las neurociencias. También es autor del libro de divulgación científica «Psicológicamente hablando: un recorrido por las maravillas de la mente», publicado por Ediciones Paidós.