Los malos tratos y la violencia de género han pasado a ser dos conceptos cada vez más visibilizados tanto en la política como en la salud y, por supuesto, también en el mundo de la psicología. 

Esto, sin embargo, contrasta con el hecho de que muchas mujeres temen tanto las represalias que podrían sufrir por pedir ayuda que muchas veces no se ponen en contacto con las autoridades que les pueden brindar protección, con lo cual la persona que las maltrata sigue haciéndolo.

Esto es una de las indicaciones de que la violencia de género no es un problema individual, sino social, y que debe ser afrontado colectivamente desarrollando, entre otras cosas, una sensibilidad que permita detectar casos de maltrato. Sin embargo, detectar las señales que definen a las mujeres maltratadas no siempre es fácil.

Señales características de mujeres maltratadas

Saber reconocer las características de las mujeres maltratadas es muy importante para hacer posible la prevención de ataques futuros. Estos signos de maltrato te ayudarán a detectar los casos en los que puede ser necesario pedir ayuda. No se cumple cada uno de ellos en todos los casos de maltrato, pero resultan útiles como criterios orientativos.

1. Reaccionan de forma defensiva con facilidad

Las personas que han sufrido malos tratos de manera continuada acostumbran a sobresaltarse o a adoptar una postura defensiva rápidamente cuando notan que alguien quiere tocarlas de manera inesperada.

Así, mover el brazo para tocarles el hombro o quitarles una broza del pelo puede hacer que muestren signos de miedo como el hecho de acercar los brazos al cuerpo, ocultar su cuello bajando la barbilla o interponiendo un hombro entre ellas y la otra persona, todo esto en un movimiento rápido y automático.

2. Muestran una sumisión explícita con frecuencia

Las mujeres maltratadas abrazan el hábito de mostrarse sumisas ante la persona que las ataca, pero frecuentemente también adoptan este estilo de comportamiento con “figuras de autoridad”. Esto suele significar que les replican pocas veces, y en algunos casos incluso evitan el contacto visual manteniendo la mirada baja.

3. Tienen baja autoestima

Las mujeres maltratadas han estado recibiendo ataques psicológicos dirigidos a menoscabar su autoestima. Es por eso que muchas veces manifestarán creencias relacionadas a su incapacidad para realizar tareas relativamente sencillas, y tenderán a desconfiar de su propio punto de vista. Este último fenómeno, por cierto, es utilizado por maltratadores que utilizan un método de abuso llamado Gaslighting.

4. Manifiestas signos de estrés

Otra de las señales propias de las mujeres maltratadas es que en muchos casos sus niveles de estrés se mantienen altos durante mucho tiempo. Esto se plasma en cansancio, problemas de sueño, respiración acelerada y posturas corporales que denotan rigidez de los músculos.

5. Actitud desconfiada

Muchas mujeres maltratadas se ven forzadas a ocultar mucha información sobre sus vidas por puro miedo, y eso hace que eviten situaciones en las que deben hablar sobre sí mismas. Esto puede ocurrir incluso en sus relaciones con sus amistades y sus familiares.

6. Muestran poco su piel

Las mujeres maltratadas que han sufrido abusos físicos acostumbran a adoptar una apariencia que les permite ocultar magulladuras. Por ejemplo, un abundante maquillaje, mangas largas y ropa sin escote.

7. Cargan con las culpas con facilidad

Cuando algo sale mal, Las mujeres maltratadas tienden a asumir que la responsabilidad ha sido suya, incluso cuando falta información sobre lo que ha pasado y se genera una cierta ambigüedad. Esto es uno de los indicios de su falta de autoestima, y es también un mecanismo de protección para evitar agravar el problema, ya que en situaciones de abusos constantes el maltratador echa las culpas a la mujer maltratada de manera sistemática y no quiere ser cuestionado.

8. Toman “el camino largo” para evitar llegar al lugar del maltrato

Uno de los indicadores que señalan la presencia de una mujer maltratada es que, si pueden, intentan “matar el tiempo” con actividades aparentemente anodinas para retrasar su llegada a un lugar en el que espera el maltratador. Esto implica alargar artificialmente conversaciones con amigos, dar paseos sin disfrutarlos, etc.

9. Anticipan el enfado del maltratador y evitan ciertas preguntas

Otra señal que indica posible maltrato es la evitación de preguntarle ciertas cosas al maltratador ante la previsión de que monte en cólera. Esto hace que la comunicación entre ambos sea poco fluida, llena de silencios y momentos en los que la mujer duda.

Dicho de otro modo, una de las señales características de las mujeres maltratadas es la falta de asertividad.

10. Sienten vergüenza con facilidad

La baja autoestima también tiende a hacer que sea más fácil avergonzarse con relativa facilidad. Por ejemplo, algo tan simple como no haber oído bien una pregunta puede hacer que aparezcan señales de sonrojo en la cara. Esto es así porque las víctimas de maltrato aprenden que las personas muestran un nivel de exigencia muy alto, y que salirse de esos esquemas de perfección “no es normal”.