https://www.flickr.com/photos/davida3/

Recientemente se ha introducido en el coaching prácticas como el "Firewalking” (caminar sobre las brasas) o el "Glasswalking" (caminar sobre cristales rotos), ya que parecen tener un alto impacto para superar los miedos y ayudan a las personas a aprender como transcender los límites que nuestra propia mente nos impone.

Los beneficos del Firewalking (caminar sobre las brasas)

Todos nos hemos enfrentado a problemas y obstáculos que han surgido en nuestra en vida, y frente a los cuales muchas veces nos quedamos paralizados. En ocasiones, esos problemas parecen irresolubles o demasiado complicados para encontrar la solución correcta. El coaching es una disciplina que ayuda a superar las creencias limitantes que nos impiden hacer frente a esos retos u obstáculos que se nos presentan tanto a nivel personal como empresarial.

Coaching: el Firewalking como técnica de impacto

El Firewalking es una técnica que ha sido importada de Estados Unidos, donde se lleva realizando más de tres décadas. Se emplea como metáfora de vida que permite desbloquear a las personas y empoderarlas para hacer frente a las situaciones difíciles del día a día. De esta manera, los individuos se vuelven más resistentes y ganan confianza en sí mismos. Además, les ayuda a poner a prueba sus creencias limitantes, a superar sus miedos y a aumentar su motivación.

La psicología lleva tiempo investigando la relación entre la mente, las emociones y el dolor. En el artículo “El miembro fantasma: Terapia de la caja espejo” ya nos hicimos eco de los estudios de Ronald Melzack, un investigador y profesor de psicología en la Universidad McGill en Canadá, que dieron lugar a la Teoría de la Neuromatriz

Esta teoría atribuye la difusión del dolor y la transmisión de este por el organismo a un complejo sistema. En el sistema intervienen diversas áreas (del sistema nervioso central y periférico, sistema nervioso autónomo y sistema endocrino) influenciadas directamente por varios factores psicológicos, emocionales, genéticos y sociales. Pero además de la influencia de la mente a la hora de soportar el dolor físico o el firewalking, parece ser que, según esta técnica de coaching, hacer frente al dolor físico puede traer beneficios a nivel psicológico.

Superando los miedos con el Firewalking

En el terreno empresarial, el firewalking también ha tenido un gran impacto. Según los expertos que utilizan la técnica, caminar sobre las brasas es un reto que potencia el empowerment empresarial, la capacidad de liderazgo, el coraje u otras virtudes que tantas veces influyen en el éxito. En el terreno personal, esta actitud de hacer frente a los miedos y el compromiso con uno mismo, hace que la persona tome conciencia, se comprometa e incremente su perspectiva y sus opciones, potenciando sus recursos para que alcance los objetivos que se ha marcado.

Nadie puede negar que hay estados de ánimo y actitudes (confianza, fuerza interior, alegría, etcétera) que nos motivan y nos empujan a la acción, y hay estados de ánimo o actitudes paralizantes (ansiedad, miedo, confusión, tristeza, etcétera) que nos hacen impotentes. Es posible que el firewalking, como técnica del coaching, ayude a aumentar la autoconfianza.

Las metáforas en el coaching

Ya desde pequeños y a medida que crecemos, los cuentos y las historias nos enseñan valores, principios y normas sociales. Los relatos que vamos escuchando van modelando nuestras vidas, y por su parte, las historias que empezamos a explicar definen quienes somos, nuestras experiencias, percepciones, y la perspectiva que tenemos del mundo.

El coaching utiliza las metáforas como técnicas potenciadores de creencias positivas, ya que el lenguaje simbólico de la narración nos define a nosotros y a nuestra perspectiva del mundo, proporcionando aprendizaje. Actúa sobre nuestro subconsciente de una forma mucho más potenciadora que cualquier sugerencia o consejo, y moviliza nuestra capacidad creativa en la búsqueda interior de nuevas opciones.

Desde el coaching se afirma que las personas poseen todas las respuestas, solo hay que acompañarles a que se hagan conscientes. La generación de nuevas opciones a través de las metáforas, lleva al coachee (cliente del coach) a relacionarse y a comprender la realidad desde otra perspectiva.

La efectividad de las metáforas

Pero para que las metáforas sean efectivas para el coachee, el coach debe elaborar una historia que facilite la identificación por parte de su cliente y le ayude a buscar opciones más adaptativas. Por tanto, el coachee debe sentir que la metáfora cubre sus necesidades y le ofrece un significado. La metáfora también puede ayudar a profundizar en la comprensión y resolución de los problemas, y es una herramienta importante para el cambio si se utilizan bien.

Por ejemplo, durante el proceso de coaching, un cliente excesivamente extrovertido mostraba poca habilidad para la autobservación y para cuestionarse sus propias actitudes. El cliente, apasionado de la del montañismo, al final mejoró su habilidad de introspección, ya que el coach le hizo reflexionar al decirle: “ahora te toca escalar la montaña interior”.

En las sesiones de firewalking las metáforas pueden ser varias. Por ejemplo, “tanto en la vida como en el firewalking dar el primer paso es el más difícil, el que más cuesta” o “hay que caminar por la vida como por encima de las brasas, de lo contrario puedes acabar quemándote. Hay que pisar con firmeza y seguir adelante pase lo que pase”.

Aprendizaje experiencial: poniendo a prueba las creencias potenciadoras

Las metáforas nos van a facilitar el camino para la adquisición de creencias más adaptativas y beneficiosas, pero para poder anclar estas nuevas creencias hay que ponerlas a prueba. Para eliminar una creencia limitadora es altamente aconsejable sustituirla por una creencia potenciadora. Esto no es un concepto nuevo del coaching, sino que se lleva aplicando durante décadas en la psicología, por ejemplo, en la Terapia Cognitiva Conductual.

El aprendizaje experiencial se basa en que el conocimiento se crea a través de la transformación provocada por la experiencia. La experiencia concreta es trasladada a una conceptualización abstracta la cual es testada activamente a través de nuevas experiencias.

Firewalking y autoconfianza

Estas experiencias de fracaso o éxito van a afectar a nuestra programación mental (valores y creencias), lo que tendrá consecuencias en nuestras creencias de autoeficacia (también llamada autoconfianza). Las experiencias constituyen la fuente de información más importante para la percepción de autoconfianza, ya que van a facilitar la comprobación de si estas creencias van a ser efectivas o no. Repetir el éxito en determinadas tareas aumenta las evaluaciones positivas de las creencias de autoconfianza, mientras que los fracasos repetidos las disminuyen, especialmente cuando los fracasos no pueden atribuirse a circunstancias externas. 

Para leer más sobre este tema en nuestro artículo “La Autoeficacia de Albert Bandura: ¿crees en ti mismo?”.

En resumen, al poner a prueba la nueva creencia potenciadora y observar su efecto positivo, va a facilitar su anclaje. Esto proporcionará una nueva visión de la vida. Cuando eres consciente de que tú mismo/a eres el escritor/a de tu propia novela, puedes cambiar el curso de las cosas para mejorar tu bienestar y afrontar de manera distinta los retos de la vida.

A continuación te dejamos un reportaje en el que explican el funcionamiento de los seminarios de Firewalking. Échale un vistazo: