Psicología clínica

Afasia de Broca: síntomas y causas de este trastorno

Este es uno de los trastornos del lenguaje que producen problemas a la hora de hablar o escribir.

Afasia de Broca: síntomas y causas de este trastorno
Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Dado que el cerebro controla o supervisa una gran parte de las funciones de nuestro organismo, los daños en distintas regiones de esta estructura pueden provocar alteraciones muy variadas. Las afasias son un tipo de trastorno lingüístico que se produce como resultado de lesiones en las áreas cerebrales relacionadas con el lenguaje.

En este artículo describiremos los síntomas y las causas dela afasia de Broca, expresiva, motora o de producción. Este trastorno neuropsicológico consiste en la alteración del lenguaje expresivo como consecuencia de daños en el lóbulo frontal, si bien la comprensión auditiva no se ve necesariamente afectada, como sucede en otros tipos de afasia.

¿Qué es la afasia?

Las afasias son alteraciones del lenguaje que aparecen a causa de lesiones en determinadas regiones del cerebro, principalmente debidas a traumatismos craneoencefálicos y a accidentes cerebrovasculares, también llamados infartos o derrames cerebrales. El término se basa en el griego clásico y se traduce como “imposibilidad de hablar”.

Existen distintos tipos de afasia que se caracterizan por combinaciones idiosincráticas de alteraciones en cuatro dominios lingüísticos: la comprensión verbal, la expresión oral, la comunicación funcional y la lectoescritura. La mayoría de ellas comparten la presencia de anomia, que consiste en dificultad persistente para recuperar palabras de la memoria.

Otros signos y síntomas habituales de las afasias son los déficits articulatorios y comprensivos, la reducción del lenguaje espontáneo, la incapacidad para leer y/o escribir, la disprosodia (alteraciones en el tono y el ritmo del habla) y la utilización de neologismos (en psicopatología, palabras que sólo tienen significado para quien las dice).

Por tanto las afasias no afectan sólo al lenguaje hablado, sino también al escrito y a la mímica, incluyendo la lengua de signos. Esto se debe a que todas estas formas de comunicación dependen de las mismas funciones cognitivas, relacionadas con estructuras y vías cerebrales que se encuentran dañadas en la afasia.

Síntomas y signos de la afasia de Broca

Los signos básicos de la afasia de Broca se relacionan con la producción del habla. Las personas con este síndrome tienen dificultades severas para encontrar palabras y para articular frases de forma fluida, y la prosodia del discurso se ve también afectada, lo cual provoca que el habla sea monótona. La escritura se ve igualmente afectada.

En el contexto de este trastorno se habla frecuentemente de “habla telegráfica” para hacer referencia a la forma de expresarse de quienes lo sufren: hacen muchas pausas porque tienen muchas dificultades para articular (o gesticular) palabras que no sean de contenido, es decir, se comunican principalmente mediante sucesiones de sustantivos y verbos.

La intensidad de estos síntomas depende de la gravedad de la lesión; mientras que en algunos casos sólo aparecen anomia leve, reducciones moderadas en la fluidez expresiva y el fenómeno del “acento extranjero”, en otros la persona puede ser incapaz de emitir ninguna palabra. En la mayoría de casos se retienen al menos las expresiones más formulaicas.

Dado que las regiones relacionadas con la afasia de Broca están implicadas en la motricidad, no resulta sorprendente que las lesiones cerebrales que la causan provoquen también signos motores. Destacan la hemiparesia (parálisis en una mitad del cuerpo), la apraxia (déficit en los movimientos propositivos) y la disartria, que afecta a la pronunciación.

De modo sintético podemos decir que las características principales de la afasia de Broca son las siguientes:

  • Falta de fluidez del lenguaje espontáneo
  • Alteraciones en la escritura
  • Mantenimiento de la comprensión auditiva y lectora
  • Déficit en la repetición de palabras
  • Problemas para recordar palabras, como nombres de objetos (anomia)
  • Alteraciones motoras asociadas (disartria, apraxia, hemiparesia)

Causas de este trastorno

La afasia de Broca aparece como consecuencia de lesiones en la parte anterior del cerebro, sobre todo en lóbulo frontal del hemisferio izquierdo, que cumple un rol más relevante que el derecho en la ejecución de movimientos, incluyendo los que son necesarios para el habla y la escritura.

Aunque el nombre del trastorno se asocia al área 44 de Brodmann, conocida como “área de Broca”, los daños que se limitan a esta región cerebral provocan sólo síntomas lingüísticos y motores leves. Las manifestaciones más graves aparecen cuando la lesión se extiende a áreas circundantes, como la ínsula anterior, la circunvolución precentral y la región opercular.

La causa más habitual de la afasia de Broca son los accidentes cerebrovasculares de tipo isquémico, que consisten en la interrupción del flujo sanguíneo, y por tanto de oxígeno, a un área determinada del cerebro. En este caso las regiones afectadas por la hipoperfusión de oxígeno son las que hemos mencionado en el párrafo anterior.

Con cierta frecuencia las lesiones cerebrales que provocan este tipo de afasia se deben a otros motivos; los más frecuentes son los traumatismos craneoencefálicos, las hemorragias cerebrales, los tumores cerebrales localizados cerca de las áreas del lenguaje y los hematomas extradurales (acumulaciones de sangre u otros fluidos entre las meninges y el cráneo).

Alex Figueroba Alex Figueroba Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, mención en Psicología Clínica.