La columna vertebral es una estructura compuesta por hueso y cartílago que protege la médula espinal, un conjunto de nervios que conectan el cerebro con el resto del cuerpo. Gracias a la columna vertebral las personas somos capaces de caminar y de mantener el equilibrio; los trastornos en esta parte del cuerpo provocan signos motores y de otros tipos.

En este artículo describiremos de forma sintética las características principales de 11 de las principales enfermedades de la columna vertebral, como la espina bífida, la escoliosis, la esclerosis múltiple y la lateral amiotrófica.

Enfermedades de la columna vertebral

Las alteraciones de la columna vertebral pueden deberse a causas muy distintas, desde fallos en el desarrollo intrauterino hasta infecciones víricas o bacterianas. 

Sin embargo, y dado que nos estamos refiriendo a la misma región del sistema nervioso, muchos de los trastornos que describiremos provocan síntomas similares, como la parálisis y la rigidez musculares.

1. Escoliosis

La escoliosis es una de las enfermedades de la columna vertebral más frecuentes, especialmente en mujeres. Se caracteriza por la curvatura de la columna, que puede empeorar con los años; en los casos más leves esta alteración no provoca mayores complicaciones, pero si el grado de desviación es elevado puede interferir con la respiración.

2. Estenosis espinal lumbar

La estenosis espinal lumbar consiste en el estrechamiento del canal medular, que provoca a su vez una comprensión de la médula espinal y de los nervios lumbares, causando dolor. Se trata de un trastorno degenerativo asociado generalmente con el envejecimiento, si bien también puede aparecer como consecuencia de alteraciones como la acondroplasia o enanismo.

3. Espina bífida

En ocasiones la columna vertebral no se cierra del todo durante el desarrollo intrauterino; cuando esto sucede una parte de la médula espinal queda parcialmente descubierta. Lo más habitual es que la alteración se dé en la parte baja de la espalda. Aunque los casos graves se asocian con múltiples problemas, el 10-20% de personas nacen con algún grado de espina bífida.

4. Síndrome de cola de caballo

La cola de caballo (“cauda equina”) es un conjunto de nervios espinales que se sitúan en la parte baja de la espalda. Los daños en esta región provocan signos como debilidad muscular, parálisis, alteraciones en la marcha y dolor ciático a causa de la aparición de disfunciones en las motoneuronas inferiores de esta parte de la médula espinal.

5. Malformación de Chiari

Las malformaciones de Chiari son defectos estructurales del cerebelo, una región del encéfalo que cumple un rol clave en la coordinación motora. En ocasiones durante la gestación parte del tejido nervioso cerebelar se desliza por el foramen magnum, orificio que conecta la base del cráneo con la columna vertebral. Los síntomas varían en función de la gravedad.

6. Mielitis transversa

La mielitis transversa se define como la inflamación de la médula espinal. Este trastorno comporta síntomas y signos motores como debilidad y parálisis muscular, así como déficits sensoriales (por ejemplo la aparición de sensaciones de dolor en ausencia de estimulación). Se asocia sobre todo a infecciones, a tumores, a alteraciones vasculares y a la esclerosis múltiple.

7. Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es el trastorno neurológico más habitual en adultos. Se trata de una enfermedad relacionada con la degeneración progresiva de las vainas de mielina que recubren los axones de muchas neuronas, permitiendo la transmisión eficiente de impulsos nerviosos. Esto causa síntomas musculares, sensoriales y psicológicos que empeoran con el tiempo.

8. Esclerosis lateral amiotrófica

Esta enfermedad consiste en la destrucción de neuronas implicadas en la motricidad muscular voluntaria. Los síntomas y signos principales son la rigidez, la atrofia y otras alteraciones de los músculos, que conllevan dificultades crecientes para tragar comida y líquidos, para hablar e incluso para respirar; este último problema suele provocar la muerte.

9. Espondilitis anquilosante

La espondilitis anquilosante es un subtipo de artritis que se caracteriza por la inflamación de las uniones entre huesos de la columna vertebral, generalmente en la región en que ésta se une con la pelvis. Se cree que se debe a trastornos relacionados con el sistema inmunitario y con la inflamación patológica de tejidos. La rigidez y el dolor de espalda aumentan progresivamente.

10. Espondilosis (enfermedad degenerativa del disco)

La espondilosis consiste en la degeneración gradual de los discos intervertebrales y del cartílago que protege los puntos de unión entre vértebras. Es habitual en personas de edad avanzada puesto que el envejecimiento normal implica este proceso en mayor o menor grado. En ocasiones llega a afectar a la médula y a los nervios, comprimiéndolos progresivamente.

11. Hipercifosis

“Cifosis” es un término que se utiliza para hacer referencia a la curvatura normal de la columna vertebral cuando se dirige de dentro hacia fuera del cuerpo. Si la curvatura es igual o superior a 45 grados la columna pierde la capacidad de moverse hacia dentro (lordosis), provocando alteraciones posturales, dolores y ocasionalmente deformaciones y problemas respiratorios.