Organizaciones, Recursos humanos y Marketing

Entrevistas de trabajo: Los 10 errores más frecuentes

Conoce los diez errores más habituales que se cometen en las entrevistas de trabajo.

Entrevistas de trabajo: Los 10 errores más frecuentes

Imagen: https://www.flickr.com/photos/89228431@N06/11220931254

Jonathan García-Allen Jonathan García-Allen Psicólogo y entrenador personal en Tarragona y Barcelona | Director de comunicación de Psicología y Mente

Si ya has entregado tu Currículum Vitae y tu perfil ha gustado (te recomendamos nuestro artículo “10 consejos para mejorar tu Currículum Vitae“), enhorabuena, tienes una oportunidad para conseguir ese trabajo que hace tiempo estás buscando. 

En nuestra vida diaria todos cometemos errores, pero si hay un lugar donde deberíamos evitarlos, es durante las entrevistas de trabajo. En muchas ocasiones, los errores pueden ser enmendados, pero los fallos cometidos durante una entrevista de trabajo pueden determinar, en ojos de los entrevistadores, si somos aptos o no para un puesto en concreto. Ya que probablemente solo tenemos una oportunidad para demostrar nuestro potencial, es preciso dar la mejor imagen posible.

Entrevistas de trabajo: causar buena impresión depende de ti

En la siguiente lista citaremos los diez errores más habituales que el personal de Recursos Humanos detecta en las entrevistas. También propondremos algunos consejos para evitarlos, para de este modo gozar de mayores posibilidades de ser elegidos para el trabajo que deseamos.

1. Vestirse inapropiadamente para una entrevista

Cómo evitarlo: debemos investigar la cultura de la empresa para tener una idea de cómo vestirse. Tanto el puesto de trabajo como la cultura organizacional pueden determinar cuál es la mejor impresión para el empleo al que aspiramos. Si no tiene idea de como ir, la apuesta más segura es vestirse de forma seria y elegante, no necesariamente con traje.

2. Llegar tarde

Cómo evitarlo: si es usted el tipo de persona que suele llegar tarde habitualmente, debe salir de casa media hora o una hora antes, el tiempo que considere suficiente contando el peor de las situaciones (tráfico, que se pueda perder por el camino, etcétera). Pocos errores van a arruinar las posibilidades de ser contratado más que éste.

3. Un mal lenguaje corporal

Cómo evitarlo: es uno de los errores más frecuentes en el desarrollo de las entrevistas de trabajo y también el más fácil de prevenir. Mantener una buena postura, permanecer relativamente quieto y mantener la mayor cantidad de tiempo posible el contacto visual. Entrenarse para evitar hábitos nerviosos como tocarse la cara, balancearse hacia adelante y hacia atrás, o asentir con la cabeza en exceso, pueden mejorar la calidad de la entrevista y la percepción del entrevistador sobre nosotros.

Si quieres profundizar en los aspectos del lenguaje no verbal que influyen en la imagen que proyectas sobre ti mismo, puedes consultar el artículo: "5 claves para dominar el lenguaje no verbal".

4. La falta de confianza en uno mismo

Cómo evitarlo: no balbucear, no mirar hacia el suelo o la mesa, y sobre todo, no quedarse corto a la hora de hablar sobre las capacidades personales. ¡Pero siempre con humildad! La mayoría de personas tienen cierto miedo a la hora de exponer sus cualidades positivas y logros, pero las entrevistas de trabajo es el lugar perfecto para hacerlo.

La confianza en ti mismo es clave, así que no dudes en echarle una ojeada al post "Autoconfianza: 7 claves para mejorarla".

5. Falta de interés

Cómo evitarlo: formular preguntas sobre las vacaciones, los beneficios, o lo relajado que le gustaría que fuera el ambiente de trabajo en la oficina en la que quiere trabajar puede tener efectos negativos. Sin embargo, no preguntar nada puede ser incluso peor, porque puede transmitir apatía. Hay que mostrar interés en el puesto y en la empresa para que los entrevistadores puedan saber que realmente desea el empleo.

6. Hacer demasiadas preguntas

Cómo evitarlo: idealmente, debería esperar para hacer preguntas hasta que el entrevistador se lo haga saber. De lo contrario, debe hacerlas cuando la oportunidad surja durante la entrevista de trabajo. Es importante mostrar curiosidad, pero sin bombardear al entrevistador con preguntas.

7. Interrumpir al entrevistador

Cómo evitarlo: en el mejor de los casos, si interrumpe al entrevistador, éste no le percibirá como una persona ansiosa, pero seguramente sí pensará de usted que es algo irrespetuoso o simplemente grosero. No importa lo emocionado que esté, asegúrese de que está escuchando activamente y con mucho cuidado al entrevistador, y espere a que termine de hablar antes de responder.

¿Qué suele preguntar el entrevistador? Lo puedes descubrir en nuestro artículo "Las 10 preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo".

8. Hablar mal de su antiguo trabajo

Cómo evitarlo: es probable que en las entrevistas de trabajo le hagan una o dos preguntas sobre su antiguo trabajo o acerca de su relación con el último jefe que tuvo. No tome esto como una oportunidad para hablar mal de ellos. Acentuar lo positivo, le convierte en una persona amable y agradable con la que se hace placentero trabajar. Si se centra en lo negativo. parecerá rencoroso y vengativo.

9. Dar información falsa

Cómo evitarlo: estudie la empresa: no acuda a entrevistas de trabajo sin conocerla bien. Revise su hoja de vida. No hay nada más vergonzoso que no ser capaz de responder con precisión a una pregunta acerca de un proyecto específico en el que ha trabajado. El primer paso en la preparación para una entrevista es ser un experto en usted mismo. Tómese un tiempo para conocer quién es realmente y conozca sus cualidades y defectos para poder hacer una entrevista fluida y correcta.

10. Falta de preparación

Cómo evitarlo: todos los errores mencionados anteriormente pueden ser resumidos en éste. Una entrevista es esencialmente un cásting, y usted es un actor ¿Piensa que alguien se presentaría a una cásting sin preparación? Haga su investigación y asegúrese de que está listo para poder hacer una entrevista en la que mostrar su mejor perfil.

Jonathan García-Allen Jonathan García-Allen Psicólogo y entrenador personal en Tarragona y Barcelona | Director de comunicación de Psicología y Mente

Jonathan García-Allen (Reus, 1983) es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, con especialidad en Psicología de las organizaciones. También ha cursado varios posgrados, entre los que destacan el de Gestión de Recursos Humanos por la Universitat Rovira i Virgili, el postgrado en Psicología del Deporte por la UNED y el de Mindfulness por la Universidad de Málaga. Experto universitario en Coaching por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Es fundador y director de comunicación de la web Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología y las neurociencias. También es autor del libro de divulgación científica «Psicológicamente hablando: un recorrido por las maravillas de la mente», publicado por Ediciones Paidós.