El cannabis es la droga ilegal más consumida por la población más joven. Si bien se trata de una sustancia considerada ilegal, en muchos países se permite la posesión de una pequeña cantidad para consumo propio o con fines medicinales, o bien el consumo en determinados clubes y asociaciones regularizadas.

Algunos países han decidido legalizar el cannabis, mientras que otros se encuentran en proceso de hacerlo debido a diferentes causas. En este artículo vamos a ver uno de estos casos, concretamente la legalización de la marihuana en México.

Cannabis y marihuana

El cannabis es una sustancia derivada de alguna de las diferentes variedades de la planta del cannabis, siendo la más habitual y conocida la cannabis sativa.

Esta sustancia tiene efecto psicoactivo, produciendo alteraciones en la funcionalidad del sistema nervioso y alterando su bioquímica. Concretamente pertenece al grupo de los psicodislépticos o perturbadores, los cuales tienen un efecto modificando la actividad del encéfalo y pudiendo producir alteraciones perceptivas.

La forma más habitual en la que se presenta el cannabis es la marihuana, el producto que resulta de trocear las hojas y tallos de la planta. Suele consumirse de forma fumada, espolvoreada en comida o en forma de infusión.

El cannabis, tanto en su forma de marihuana como en otras presentaciones, suele producir inicialmente un la sensación de bienestar y euforia para posteriormente pasar a producir un estado de relajación que es capaz incluso de reducir el nivel de dolor de una persona, teniendo efecto analgésico. Afecta también a la motricidad y al sistema digestivo, facilitando el hambre, dificultando el vómito y contribuyendo a impedir temblores y convulsiones.

Todas estas propiedades hacen que desde la antigüedad haya sido utilizada de forma medicinal para el tratamiento de numerosas dolencias, si bien en la actualidad la mayoría de sus consumidores la emplean de forma recreativa. Ello ha provocado que los diferentes países hayan reaccionado de manera diversa ante su utilización en diversos ámbitos, desde permitiendo su uso hasta sancionarlo y prohibirlo.

La situación de México

La posición de México respecto al uso de cannabis y marihuana ha sido tradicionalmente contraria a su uso. Así, el cannabis era una sustancia prohibida, sancionándose su posesión más allá de los cinco gramos y su aplicación en diferentes ámbitos, incluyendo su uso terapéutico.

Sin embargo, recientemente el país está viviendo un cambio en dicha opinión. Durante el pasado año, el presidente mexicano Enrique Peña propuso ante el Senado una Iniciativa de Reforma de la Ley General de Salud en la que proponía la aceptación del uso terapéutico de la marihuana.

Dicha modificación se proponía desde la perspectiva de la necesidad de pasar de una la prohibición y criminalización, que en último término deja el uso del cannabis en manos del crimen organizado y un mercado que florece sin control, a una situación que pretende regularizar la situación de dicha sustancia y puede servir como mecanismo de prevención y control.

Al menos en un principio, se plantea que el acceso legal sea realizado a partir de farmacias habilitadas que tendrían permiso para importar medicamentos elaborados en base a ello.

Motivos dados para la legalización

La iniciativa propuesta se basaba y nacía a partir de la reflexión respecto a múltiples aspectos, algunos de los cuales os relatamos a continuación.

Beneficios médicos de los medicamentos basados en esta sustancia

El uso terapéutico de la marihuana ha demostrado ser altamente eficaz para disminuir los síntomas de diferentes trastornos.

En algunos casos en que los jueces han autorizado su uso, han permitido la reducción de crisis comiciales en sujetos epilépticos, temblores severos en casos de Parkinson o los dolores propios de diversas enfermedades como el cáncer. Alrededor de hasta una cuarentena de trastornos podrían beneficiarse de este tipo de tratamientos. 

Sin embargo, su eficacia como producto medicinal aún no ha sido demostrada de forma concluyente, ya que hay que establecer un balance entre los posibles efectos positivos y los efectos secundarios indeseables, lo cual es complicado dado que el consumo de esta planta se ha asociado a un riesgo mayor de sufrir brotes psicóticos.

Fallo de la Suprema Corte de Justicia a favor de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Tolerante y Responsable (SMART)

En algunos casos el sistema judicial ha fallado a favor del uso medicinal e incluso recreativo del cannabis, como ocurrió cuando la Suprema Corte de Justicia permitió su uso a la asociación SMART.

Inseguridad social debido al crimen organizado en torno al narcotráfico

México ha protagonizado durante años una dura lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico, dando como resultado una gran cantidad de crímenes y muertes y a la existencia de un elevado nivel de inseguridad para su población.

La aprobación de esta propuesta serviría para legalizar el consumo y mejorar el control sobre un elemento conflictivo, disminuyendo el poder de quienes trafican con esta sustancia.

Cambios en los países vecinos

Las diferentes regiones colindantes al país centroamericano han ido desarrollando políticas diversas que afectan a la situación del país y la lucha contra el narcotráfico.

Por ejemplo en Estados Unidos, los estados de Colorado, Washington y California han aprobado leyes que permiten el uso recreativo de la marihuana. Esto provoca que México deba reaccionar con políticas semejantes, o en caso contrario el poder de los diferentes cárteles de la droga podría aumentar al disponer de mayor posibilidad de traficar con los países vecinos.

Cambios propuestos en la legislación

La iniciativa propuesta incluía una serie de cambios en la legislación que permitirían el uso clínico de la marihuana. Concretamente destacan los siguientes.

En primer lugar, el núcleo de la propuesta se dirigía a permitir el uso terapéutico y científico de la marihuana. Con este fin, se pretende autorizar la investigación con marihuana y sus principios activos.

Un segundo punto a destacar es la autorización del uso de medicamentos basados en la marihuana y sus principios activos, tanto si son importados como si en un futuro se elaboran y comercializan medicamentos de producción nacional.

Por último, se pretende ampliar hasta 28 gramos el límite en cuanto a la cantidad que se permite poseer, teniendo este cambio carácter retroactivo de manera que se libere a aquellos reos encarcelados por posesiones mayores de los 5g originales.

Este último cambio busca que deje de perseguirse el consumo, teniendo efectos en el uso recreativo de la sustancia.

Resultado final

La votación llevada a cabo en el Senado resultaría en 98 votos a favor y 7 en contra respecto a la propuesta de autorizar el uso medicinal y científico del cannabis.

Sin embargo, otras propuestas como el incremento a 28 gramos respecto a la cantidad permitida y a la posibilidad de legalizar el autocultivo fueron aplazadas hasta poder realizar un análisis más completo respecto a sus posibles efectos.