“El Tantra y el Neotantra es un camino espiritual de evolución y consciencia”.


“El Tantra nos ayuda a mover y a canalizar la propia energía, despertando la consciencia, con el fin de convertirnos en personas más equilibradas, presentes y capaces de integrar cualquier vivencia como parte de nuestra experiencia”.

Descubriendo el Tantra

Esta semana, Amerai Carrera, facilitadora de tantra y terapeuta colaboradora del Centro de psicología, coaching y crecimiento personal Mensalus, nos presenta el Tantra como un camino de crecimiento personal que va más allá de la práctica sexual.

¿Qué puertas nos abre el arte del Tantra?

El Tantra es un camino integral y holístico que nos ayuda a llevar la atención hacia nuestro interior en lugar de perdernos en lo que pasa a nuestro alrededor.

Esta interesante práctica nos ayuda a mover y a canalizar nuestra propia energía, despertando la consciencia, con el fin de convertirnos en personas más equilibradas, presentes y capaces de integrar cualquier vivencia como parte de nuestra experiencia. Los tántricos buscamos la felicidad, la armonía y la liberación a través de la práctica espiritual diaria

Dicha práctica meditativa nos ayuda a encontrar la paz y la desidentificación del ego, dejando atrás patrones antiguos, sanando heridas, desbloqueando el cuerpo y liberando la mente de aquellas creencias que nos limitan. Utilizamos la sexualidad más allá del goce, el placer propio y el placer del otro. El sexo desarrolla facetas profundas de la afectividad y la conciencia de la personalidad.

  Aprender el arte de transmutar la energía sexual exige apertura mental y romper con lo que hasta ahora habíamos aprendido o nos habían enseñado. No es un trabajo fácil, pero la recompensa, sin duda, merece la pena.

¿Este camino holístico solo se relaciona con el sexo?

En realidad, no. Es cierto que la mayor parte de las personas utilizan este término para referirse a la actividad relacionada con el sexo, pero el Tantra va mucho más allá. Sin embargo, sí que es cierto que se trata de un camino de entrega y que, a diferencia de otros caminos espirituales, no renuncia a la sexualidad.

¿Cuál es el papel de la sexualidad en el Tantra?

La sexualidad es muy importante en nuestra vida: es motor y fuente de energía. La podemos vivir como algo aburrido, rutinario y vacío, o la podemos experimentar como algo natural, hermoso y creativo. Desde el Tantra la consideramos como una práctica que nos impulsa a evolucionar y a celebrar la vida en un estado de plenitud y gozo. En definitiva, todo este trabajo nos da un mayor conocimiento de nosotros mismos y nos aporta mayor consciencia para vivir en libertad y crecer amando.

Así pues, ¿podemos decir que el Tantra es una herramienta que facilita el crecimiento personal? En realidad, es mucho más que una herramienta. La vía del Tantra es un camino de crecimiento ilimitado, una toma de consciencia profunda y constante del aquí y el ahora. El Tantra propone como reto ser el espectador de tu película diaria y, a la vez, el director de la misma. Con el Tantra comprendemos que es más importante el “cómo” que el “qué” de las cosas que hacemos y vivimos.

¿A quién van dirigidos los talleres de Tantra que realizas?

El taller del Institut Mensalus va dirigido a hombres y mujeres que estén en la búsqueda de un mayor equilibrio mental, emocional, energético y físico.

Personas que quieran aprender a sentir, amar, meditar y transmutar la energía sexual. En nuestras sesiones descubrimos que, en el contexto de las relaciones, la sexualidad y el gozo son portales para el despertar espiritual y para la expresión del amor. Son muchos los que pueden preguntarse: “¿Ya está?, ¿El sexo se acaba aquí?”. Bien.

En el taller aprendemos los secretos del amor consciente que enriquecen la sexualidad y las relaciones, ofreciendo así una respuesta a dicho vacío. En definitiva, los asistentes descubren el arte del Tantra a través de un viaje hacia la profundidad de su corazón, sintiendo y poniendo más presencia en cada acto de su vida, transformando el acto sexual en un gesto constante de amor y gratitud.

¿Qué les dirías a todas aquellas personas que están leyendo esta entrevista?

Les preguntaría la misma cuestión que formulo a los participantes del taller: ¿cuánto tiempo al día dispones para ti? ¿Cuánto tiempo a la semana dispones para tu relación de pareja? La respuesta es un punto de partida para decidir si es momento de buscar nuevas herramientas que faciliten ambas conexiones. 

Cuando uno empieza a invertir tiempo y energía en el auto descubrimiento y en el auto empoderamiento físico, mental, emocional y espiritual, es cuando, poco a poco, es capaz de sentir y comprender qué es y dónde se encuentra el verdadero amor. Para terminar, me gustaría recordar que la energía sexual es energía creativa, es transformadora, sanadora, liberadora y no tiene por qué estar solamente localizada o focalizada en la zona genital. 

Si nos paramos a pensar, el origen de nuestra existencia nace de esta maravillosa energía. Así pues, ¿por qué hay tan poco interés o educación en aprender a manejarla y canalizarla como es debido? Desde el arte del Tantra aprendemos, sin duda, a sacarle el partido que se merece.