Empresa

Una empresa es una organización humana que tiene como objetivo el lucro económico. Así pues, las empresas son también organizaciones sociales en las que se planifica, se divide y se ejecuta un determinado trabajo. Según el tipo de trabajo que se realice, las empresas pueden pertenecer al sector primario (ganadería, agricultura, pesca), al sector secundario (industria, manufactura) o al sector terciario (servicios). También se suele hablar de un cuarto sector, relacionado con la tecnología y el conocimiento.

Siendo organizaciones constituidas por distintas personas, no es extraño que la psicología pueda jugar un papel fundamental en las empresas. De hecho, muchas corporaciones cuentan con un departamento de recursos humanos, que se encarga de organizar a las personas que cooperan dentro de una misma organización, mediante la selección de personal, la gestión de los problemas internos o la optimización de tiempos y rendimientos. Tal como ocurre en cualquier estructura humana, el ámbito empresarial es un hábitat donde tienen lugar un buen número de procesos psicológicos grupales e individuales. Así pues, es también un arraigado interés de los psicólogos el entender la realidad psicológica del trabajador para así poder incidir positivamente en aspectos tan relevantes como su productividad, su capacidad de trabajo en equipo y su felicidad.

La modernización de las formas de trabajo también ha repercutido en la forma en que los humanos nos relacionamos los unos con los otros. Si bien en los países del primer mundo las empresas tienden a hiperespecializarse, en los países del tercer mundo se emplea a los trabajadores como mano de obra barata. Pero la hiperespecialización en Occidente acarrea también una creciente bolsa de trabajadores no cualificados que deben lidiar con un mercado laboral escaso y cambiante. Por su parte, en los países pobres las empresas ejercen un gran poder político que es cuestionado, por ejemplo, por las plataformas y movimientos anti-globalización. En resumen, las empresas son los átomos que constituyen la forma en que nos organizamos para trabajar y sobrevivir económicamente en un mundo cada vez más complejo.