Atracción

La atracción es uno de los fenómenos más relevantes que se estudian en Psicología. El tipo de atracción al que más importancia se da, además de ser uno de los que resultan más fáciles de identificar, es la atracción sexual, que es el impulso y el deseo que produce un estímulo percibido como elemento sexual estimulante.

La atracción es un factor tenido en cuenta en ámbitos como la psicología evolucionista, el marketing y la neurociencia, y se considera que está ligado, por un lado, a los cánones de belleza imperantes en un contexto cultural determinado y, por el otro, a las asociaciones que realizamos individualmente fruto de nuestras experiencias pasadas. De este modo, la atracción tiene una vertiente colectiva (o cultural y social) y otra individual, que solo interpela a cada persona por separado.