Psicología social y relaciones personales

​25 preguntas machistas que todos deberíamos evitar

A ninguna mujer le gusta que la abordes usando alguna de estas patéticas fórmulas.

​25 preguntas machistas que todos deberíamos evitar
Oscar Castillero Mimenza Oscar Castillero Mimenza Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Vivimos en una sociedad en la que progresivamente se va logrando establecer una igualdad entre sexos. La mujer ha pasado de ser una figura desvalida, ignorante, risueña e indefensa que debe ser mantenida y protegida mientras se dedica a cuidar de los hijos y mantener el hogar a establecerse como una figura igual y con los mismos derechos y posibilidades que el hombre.

Sin embargo, a pesar de que nuestra sociedad ha avanzado mucho en pos de dicha igualdad, aún pueden verse retazos de una forma de pensar en que la mujer es considerada inferior o en el su actuación se ve limitada a una actuación cosmética o sexualizada. Esto es visible en ámbitos como el laboral o el académico, o en el mundo de la publicidad. 

A lo largo de este artículo os presentamos 25 preguntas machistas que pueden dar fe de la persistencia de los roles y la posición otorgada tradicionalmente al género femenino.

Veinticinco preguntas machistas

Si bien hoy en día es más difícil encontrar posturas extremistas que defiendan la supremacía del hombre sobre la mujer en nuestra sociedad, en nuestro día a día aún resultan visibles algunos de los prejuicios y estereotipos de género tradicionales en diferentes preguntas. 

En ocasiones el sexismo en sí resulta evidente, mientras que en otras puede estar más disimulado e incluso ser inconsciente. Es posible que algunas preguntas solo resulten machistas en determinados contextos. Las siguientes preguntas son una muestra de ello.

1. ¿Estás en esos días del mes?

Tradicionalmente se ha considerado a la mujer como emocional, lábil y con un humor que puede resultar explosivo especialmente durante la menstruación. Cuando una mujer está enfadada o alterada, muchas personas asumen que se debe a estar menstruando y no a la existencia de otros factores.

2. ¿Has pensado en abandonar tu carrera para dedicarte a tu familia?

Esta pregunta es habitual en las entrevistas de trabajo realizadas a mujeres. Del mismo modo, se presupone que el trabajo para la mujer es un hobby temporal.

3. ¿Alguna vez te has acostado con alguien para conseguir tu puesto?

Cuando una mujer logra escalar en la posición social y en el puesto de trabajo, en muchas ocasiones se ignora sus capacidades, habilidades y el esfuerzo que pueda haber realizado y se atribuye el mérito del ascenso a la utilización del sexo como recurso fácil.

4. ¿No te sentirías culpable de dejar a tu bebé en manos de una desconocida mientras tú estás trabajando?

Una forma de culpabilizar a la mujer por tener vida profesional y a su vez de prolongar el estereotipo de género de la hembra como cuidadora del hogar y de los hijos.

5. ¿Se puede poner su marido?

Si bien en la actualidad no ocurre tan a menudo, es frecuente que ante la presentación de detalles técnicos o a la hora de informar respecto a aspectos económicos o contratación de servicios como la luz o el gas se identifica al hombre como al responsable al cargo, ignorando a la mujer.

6. ¿La señorita también querrá vino?

Cuando se piden bebidas espirituosas, generalmente suele darse por sentado que han sido pedidas por el varón y se le sirven a este, y posteriormente a la fémina por si le apeteciera.

7. ¿Cómo haces para mantenerte tan joven a tu edad?

El atractivo físico es un elemento atribuido al sexo femenino. Se suele valorar que las mujeres maduras mantengan un aspecto joven y sin arrugas, y de no lograrlo suelen ser percibidas como menos atractivas e interesantes, e incluso como menos valiosas socialmente. Esto no ocurre en la misma medida con los hombres, los cuales pueden ser incluso considerados más atractivos.

8. ¿Estarías dispuesta a venir con minifalda a trabajar?

En muchos tipos de negocio se requiere a las empleadas vestirse de manera que insinúen sus atributos, utilizándolas como reclamo para atraer a hombres.

9. ¿Tiene hijos o tiene pensado tenerlos?

Una pregunta habitual en las entrevistas de trabajo y que a menudo puede comportar la discriminación y exclusión de la candidata. Generalmente se debe a que la empresa asume que existe la posibilidad de que la mujer se centre en su núcleo familiar y descuide su trabajo, así como que se coja la baja por maternidad.

10. ¿Es así como se comporta una señorita/dama?

En algunas regiones y culturas que una mujer manifieste carácter, competitividad, espontaneidad, inteligencia, sensualidad o simplemente difiera de lo establecido por el hombre es considerado como poco femenino e indigno de ella.

11. ¿Una mujer conduciendo? Mejor me cojo otro taxi

Es frecuente oír frases o refranes como “mujer al volante, peligro constante”. Parte de la población consideraba antiguamente que la mujer no tiene una buena capacidad de conducción, creencia que se ha perpetuado en forma de estereotipo.

12. ¿Qué se siente al ser pareja de…?

Muchas mujeres de gran fama e importancia por sus propios méritos que se han emparejado o son familiares de hombres conocidos han visto a menudo que son presentadas como la “pareja de” o la “familiar de”, ignorándose sus aportaciones.

13. ¿Tu marido te ayuda con las tareas del hogar?

Esta pregunta resulta machista en el sentido que se asume que las tareas del hogar son cosa de la mujer y el hombre como mucho la ayuda con ellas, en vez de considerarse que el hogar es de ambos y por lo tanto deben repartirse las tareas de forma equitativa. No se trata de que los haga uno y el otro ayude, sino de que ambos colaboren.

14. ¿No quieres tener hijos? ¿No te preocupa sentirte vacía?

El principal rol que se le ha atribuido a la mujer es el de madre. Las mujeres que deciden no tener hijos a menudo se encuentran con que su entorno considera que no van a sentirse realizadas si no cumplen con dicho rol.

15. ¿Cómo se te ocurre salir sola a esas horas?

La imagen de la mujer como una criatura frágil y vulnerable aún pervive en comentarios como este, haciendo que en algunos casos incluso se las impida salir hasta altas horas de la noche a no ser que vayan acompañadas de un hombre.

16. ¿Cómo te sienta que tu jefe sea una mujer?

Otro de los efectos del machismo es la relativamente poca presencia de la mujer en las altas esferas. Por lo general las posiciones elevadas en la jerarquía de las empresas han sido ocupadas por hombres, y algunos trabajadores con formas de pensar anticuadas pueden ver extraño o incluso negarse a trabajar bajo las órdenes una mujer.

17. ¿Adoptarás el apellido de tu marido?

Si bien hoy en día se trata de una tradición en decadencia y no se aplica en nuestro territorio, en alguno países como Estados Unidos aún se conserva la tradición de adoptar el apellido del varón tras el matrimonio, ignorándose el de origen.

18. ¿Flirtearías con los clientes para que se queden más tiempo?

Seducir a la clientela es algo que a menudo se pide a las mujeres que ejercen de cara al público para que compren o consuman más.

19. ¿Cómo concilias tu vida personal o laboral?

Esta frase no es por se sexista ni machista. Sin embargo, se puede observar que existe una tendencia a que sea mucho más utilizada si la persona a la que se está entrevistando es una mujer.

20. ¿Ser dueña de una casa es tan gratificante como tener un trabajo remunerado?

Perteneciente a la encuesta del Centro de Estudios Públicos de este mismo año, la pregunta asume que el rol principal de la mujer es el de ama de casa.

21. ¿No piensas que estás comiendo demasiado? Te vas a poner gorda

Si bien en la actualidad ocurre algo parecido con los hombres, tradicionalmente han sido las mujeres las que mayor presión han recibido para mantener una imagen que cumpla con los estereotipos de belleza. Ello provoca que hayan surgido y se hayan expandido trastornos alimentario como la anorexia y la bulimia.

22. ¿Para qué te vistes así si no quieres que te miren?

Una pregunta típica incluso en la actualidad. Es típica de situaciones en las que se produce una aproximación sexual indeseada hacia la mujer en cuestión o incluso en casos de violación. Se culpabiliza a la víctima de la situación al considerar que su indumentaria o comportamiento ha sido un acto de provocación que la hace merecedora de acoso sexual.

23. ¿No le importa a tu marido que ganes más que él?

La brecha salarial sigue siendo uno de los aspectos en que más diferencias de género se detectan. Además, existe la tendencia a que cuando un hombre gana menos que su esposa éste sea mal visto, se le considere incapaz o incluso un mantenido. Por contra, que sea la mujer la que gane menos o no tenga una actividad remunerada no resulta tan mal visto.

24. ¿Trabajarás una vez haya nacido el bebé?

Las mujeres embarazadas pueden haber sido cuestionadas respecto a este aspecto. Se plantea si el hecho de que nazca un hijo va a provocar que abandone por completo su trabajo para dedicarse en exclusiva a él.

25. ¿Y qué sabrá una mujer de esto?

Esta pregunta refleja la creencia de que la mujer no tiene capacidad para reflexionar ni dar con una solución sobre un tema en concreto por el hecho de serlo.

Oscar Castillero Mimenza Oscar Castillero Mimenza Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Actualmente finalizando el Máster de Psicopedagogía por la misma, así como preparando el examen de acceso a las oposiciones P.I.R.