Psicología social y relaciones personales

​Error Fundamental de Atribución: encasillando a las personas

Una tendencia inconsciente a creer que las personas actúan a causa de sus características internas.

​Error Fundamental de Atribución: encasillando a las personas

Imagen: Pixabay

Adrián Triglia Adrián Triglia Redactor Jefe

Hace ya mucho tiempo que desde la psicología cognitiva se observa hasta qué punto manipulamos nuestra interpretación de la realidad para que encaje en nuestros esquemas. No solo no percibimos las cosas tal y como son, tino que automáticamente tomamos todo tipo de atajos mentales para hacer que seamos capaces de llegar a conclusiones de forma rápida y simple.

El Error Fundamental de Atribución es un ejemplo de esto aplicado al modo en el que ideamos explicaciones sobre el comportamiento de los demás.

¿Qué es el Error Fundamental de Atribución?

El Error Fundamental de Atribución es una tendencia persistente a atribuir las acciones de las personas principalmente a sus características internas, como su personalidad o su inteligencia, y no al contexto en el que actúan, independientemente de la situación. Esta idea es algo que escandalizaría a los psicólogos conductistas, pero que es muy utilizado en nuestro día a día de forma automática.

Se trata de una tendencia que refleja una manera de pensar esencialista: es la "esencia" de uno mismo, algo que llevamos en el interior y que existe independientemente de todo lo demás, lo que hace que actuemos de cierta manera. De este modo se interpreta que el comportamiento y la personalidad es algo que emerge del interior de uno mismo, pero que este camino no se recorre a la inversa: lo externo no influye en la psique de las personas, simplemente recibe lo que sale de ella.

Simplificando la realidad

Si hay algo que caracteriza al Error Fundamental de Atribución es que hace que sea muy fácil dar explicaciones a lo que hacen las demás personas. Si alguien está siempre quejándose, es porque es quejica. Si a alguien le gusta conocer gente, es porque es sociable y extravertida.

Estos razonamientos hacen uno de la reificación, que consiste en transformar en "cosas" elementos que estrictamente son simples etiquetas que usamos para referirnos a fenómenos abstractos.

El uso de la reificación

"Alegre" es una palabra que utilizamos para unificar bajo un solo concepto a un montón de acciones que relacionamos con una idea abstracta, la alegría; sin embargo, no la utilizamos solo para hablar sobre esas acciones, sino que damos por supuesto que la alegría es un objeto situado dentro de la persona y que participa en los mecanismos psicológicos que la llevan a comportarse así.

De este modo, "alegre" ha pasado a ser una palabra que describe comportamientos a ser una palabra que explica el origen de estos comportamientos y que interviene en una cadena de causas y efectos. Aquello que reconocemos en la otra persona, las etiquetas que le ponemos, han pasado a ser la explicación a lo que promueve esas acciones, en vez de ser una consecuencia. 

Una manera de pensar basada en el esencialismo

El Error Fundamental de Atribución es una fórmula para simplificar la realidad justamente porque se sirve del razonamiento circular y de la petición de principio: dado que una persona puede ser encajada en cierta categoría, todo lo que haga será interpretado como una manifestación de esa categoría. Aquello que entendemos que es la esencia de una persona se auto-confirmará casi siempre.

Curiosamente, el Error Fundamental de Atribución se aplica a los demás, pero no tanto a uno mismo. Por ejemplo, si alguien va a un examen sin haber estudiado es muy probable que atribuyamos esto a su carácter perezoso o despistado, mientras qe si un día somos nosotros quienes nos presentamos a un examen sin habernos preparado el temario, nos perderemos en todo tipo de detalles acerca de lo que nos ha pasado en las últimas semanas para matizar lo que ha pasado y minimizar la responsabilidad que hemos tenido en ello.

Se recurre al esencialismo cuando recolectar información sobre la complicada red de hechos que influyen en una acción resulta demasiado costoso, pero a la hora de juzgar nuestras acciones disponemos de mucha más información, así que podemos permitirnos no caer en el Error Fundamental de Atribución y tendemos a incluir más elementos contextuales en nuestra explicación.

La Teoría del Mundo Justo

El Error Fundamental de Atribución está muy relacionado con otros sesgos cognitivos que también se apoyan en una manera de razonar que parte del esencialsmo. Uno de ellos es el de la Teoría del Mundo Justo, investigado por el psicólogo Malvin J. Lerner, según la cual las personas tienden a creer que cada uno tiene lo que se merece.

También aquí vemos una sobredimensión de la importancia de aspectos internos o individuales, como la fuerza de voluntad, las preferencias y la personalidad, a costa de minimizar elementos contextuales: da igual si naces en uno u otro país o si tus padres te han ofrecido más o menos recursos, la persona en la que te conviertes depende básicamente de ti (una idea que puede ser refutada simplemente viendo el modo en el que se perpetua la pobreza, siempre en las mismas regiones y familias).

Desde el Error Fundamental de Atribución se entiende que una persona que roba para sobrevivir es fundamentalmente tramposa, poco confiable, y que en cualquier situación será así. 

Desde la Teoría del Mundo Justo se entiende que se tenderá a justificar la situación de precariedad de quien roba para sobrevivir porque la pobreza es algo que uno se infringe a sí mismo. Ambos sesgos tienen en común que parten de la negación de la influencia del entorno sobre los aspectos psicológicos y comportamentales.

Adrián Triglia Adrián Triglia Redactor Jefe

Adrián Triglia (Barcelona, 1988) es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y licenciado en Publicidad por la misma institución. Actualmente está cursando el Máster en Técnicas de Investigación Social Aplicada por la UAB/UB.

Es cofundador y Redactor Jefe de la web Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología y las neurociencias. También es autor del libro de divulgación científica «Psicológicamente hablando: un recorrido por las maravillas de la mente», publicado por Ediciones Paidós.

Participa