Psicología social y relaciones personales

El efecto Streisand: intentar ocultar algo crea el efecto contrario

La prohibición de ver un contenido irrelevante puede hacer que, como reacción, se viralice.

El efecto Streisand: intentar ocultar algo crea el efecto contrario
Arturo Torres Arturo Torres Psicólogo

En el año 2005, un piloto y un fotógrafo sobrevolaron varias localizaciones de la costa de California para obtener fotografías aéreas de calidad. Las intenciones de ambos eran publicar algunas de esas imágenes en una web especializada, pero la casualidad quiso que entre las fotografías figurasen algunas en las que aparecía la casa de la famosa cantante Barbra Streisand.

Hasta aquí todo es más o menos normal, pero lo que ocurrió después ya no lo es tanto. La cantante, al enterarse de la publicación de esas imágenes, exigió la retirada de las mismas al portal de Internet, ya que interpretó el movimiento como una violación de su privacidad. Como consecuencia, una información que de no haber hecho nada habría pasado totalmente desapercibida bajo las oleadas de información que cada día sacuden la red de redes se convirtió en viral; cientos de miles de personas pasaron a saber dónde vivía Barbra Streisand, incluso sin pretenderlo.

Esta anécdota sirvió para bautizar un tipo de fenómeno que en realidad es más común de lo que parece. Se trata del efecto Streisand, muy conocido actualmente en el ámbito de la Psicología Social y las disciplinas vinculadas a la comunicación.

¿Qué es el efecto Streisand?

El efecto Streisand es, fundamentalmente, un fenómeno de Intenet que ocurre cuando una persona u organización trata de mantener oculta una información y, justamente por ello, lo que intentan mantener lejos del foco empieza a hacerse conocido, ya sea llamando la atención de medios de comunicación en primer lugar o viralizándose a través de cuentas personales de usurarios que "extienden" esa noticia.

Es decir, que el efecto Streisand es consecuencia de olvidar que aquello que hacemos con la información es a su vez otro tipo de información que puede llamar más la atención que aquella con lo que todo empezó. Así, la segunda hace que la primera cobre interés y su popularidad se extienda, especialmente a través de Internet, un medio en el que las noticias vuelan.

Su efecto para el marketing

Este hecho es algo que resulta de especial interés tanto para las personas famosas como para las empresas que quieren conservar una buena imagen. Estas últimas, opor ejemplo, frecuentemente reciben quejas por parte de usuarios insatisfechos y, ante esto, a veces optan por eliminar evidencias de esas quejas. A su vez, esto puede hacer que el tiro salga por la culata, ya sea a causa de vídeos-denuncia publicados por los afectados, comentarios que van siendo compartidos por los muros de Facebook, etc.

Además, en Internet hay muchas personas que sienten interés por descubrir estas injusticias, por pequeñas que sean, y dedican tiempo y un mínimo de esfuerzo por hacer que más personas sepan de esta clase de situaciones.

Así pues, muchas empresas apuestan más por la transparencia no necesaria por aspectos éticos de su trabajo, sino para prevenir el efecto Streisand aunque sea de baja intensidad (por ejemplo, con un alcance local que lleve a que una información se propague por una ciudad). 

Mucho de lo que se hace para construir una imagen de marca fuerte puede echarse a perder si de un día para otro cierta información se viraliza y desprestigia a toda la organización, de modo que merece la pena invertir en prevenir estas situaciones, por ejemplo, contratando un community manager que se encargue de mediar con clientes insatisfechos sin coartar su libertad de expresión.

¿Por qué se produce el efecto Streisand?

El efecto Streisand puede ser entendido a partir de dos conceptos: la psicología inversa y la infoxicación.

La psicología inversa es el fenómeno por el cual los individuos empiezan a sentir más atracción por una opción cuando esta ha quedado prohibida, o cuando la posibilidad de verla ha quedado vedada. Es, de hecho, algo que se utiliza a veces para educar a niños pequeños. La idea es que, si es necesario imponer la prohibición de optar por esa opción, entonces el contenido prohibido debe de tener algún tipo de interés, uno en el que no teníamos por qué pensar si no hubiese aparecido alguien a limitar nuestro abanico de posibles acciones.

Por otro lado, la infoxicación es el fenómeno de una producción y acumulación progresiva de información irrelevante en la cual se hunden todo tipo de noticias que, partiendo de ciertos criterios objetivos, puede entenderse que son útiles.

Por defecto, la publicación de una noticia hace que esta quede olvidada rápidamente a no ser que desde el principio la difunda un medio con un amplio alcance de audiencia. Sin embargo, sobre una noticia irrelevante es posible construir una más relevante, por ejemplo, intentando mantenerla oculta. Esto hace que esa información quede "reflotada" y se rompa esa progresión natural que la llevaría a pasar totalmente inadvertida y olvidada en pocos días.

Arturo Torres Arturo Torres Psicólogo

Licenciado en Sociología por la Universitat Autónoma de Barcelona. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona. Posgrado en comunicación política y Máster en Psicología social.