Sexología

15 juegos sexuales ideales para recuperar la pasión de pareja

Hay muchas formas de evitar caer en la monotonía de las relaciones íntimas predecibles.

15 juegos sexuales ideales para recuperar la pasión de pareja
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Las relaciones sexuales son uno de los mayores placeres de los que podemos disfrutar las personas. Sin embargo, no todo el mundo tiene la misma mentalidad sobre el sexo, pues puede haber gente muy liberal a la que le gusta disfrutar al máximo de su sexualidad, y gente que, debido a una serie de prejuicios, ven el sexo como algo prohibitivo o que debe ceñirse a un guión y a unos roles muy rígidos.

Disfrutar de la sexualidad y tener una mente abierta es sinónimo de salud. En este artículo te presentamos una serie de juegos sexuales que puedes realizar con tu pareja para gozar de uno de los mayores placeres de la vida.

Beneficios de tener sexo

Y es que el sexo es una práctica saludable de la que no debería privarse nadie. Cuando fusionamos nuestros cuerpos con la persona que más nos atrae, la experiencia nos lleva al éxtasis. Pero el sexo no solo es positivo por las sensaciones y el placer que nos hace vivir, sino que la ciencia ha demostrado que tiene muchos beneficios:

  • Mejora el sistema inmune al liberar grandes cantidades de la hormona DHEA.
  • Rejuvenece y hace sentir más joven.
  • Alarga la vida
  • Mejora el estado físico y la salud cardiovascular
  • Mejora el estado de ánimo al inundar el cerebro de neuroquímicos como la serotonina o las endorfinas.
  • Reduce el estrés

Si quieres profundizar en estos beneficios y conocer algunos más, puedes leer nuestro artículo: “Los 13 beneficios de tener sexo, según la ciencia

Juegos sociales para mantener la llama de la pasión viva

Los expertos hace años que recomiendan darle un toque excitante a las relaciones sexuales para evitar caer en la rutina y que la relación se vea afectada. Pero, ¿cómo es posible mantener la llama de la pasión viva? A continuación puedes encontrar una lista de juegos sexuales para recuperar la pasión en la pareja:

1. Body painting

¿Quieres probar algo nuevo y excitante? Por qué no jugar a pintarse el uno al otro. Quizás no seas un gran artista, pero que individuo no quiere usar el cuerpo de su pareja excitada como lienzo. Para ello puedes probar todo tipo de instrumentos, como pinceles más finos, más gruesos… lo importante es perderse en las sensaciones, y cuando la obra maestra esté acabada, a disfrutar.

2. Chocolate y helado

No hay nada mejor que combinar el sabor dulce con el sexo. Vamos, que lo único que se estimula en este juego no es solamente el paladar. Para ello, es necesario que los dos miembros de la pareja estén desnudos, y entonces ya se puede comenzar a trazar caminos de chocolate y helado por todo el cuerpo. Luego, sin usar las manos, no hay que dejar rastro del dulce. Los sabores y las sensaciones del helado frío y la lengua húmeda harán que este momento sea mágico.

3. La bomba

La bomba es un juego simple pero que os hará explotar de placer. Para realizarlo, solamente hay que coger un reloj y decidir un intervalo de tiempo en el que no está permitido la penetración. Por ejemplo, 20 minutos. Besos, caricias, mordiscos… todo es posible excepto la penetración. Lo bueno se hace esperar.

4. El ciego

Para jugar al ciego solamente hay que vendarle los ojos a la pareja, llevarle donde desea y hacerle lo que te apetezca. No poder ver da rienda suelta a la imaginación y puede ser muy excitante.

5. El prisionero

Todo un clásico del sexo estimulante. El juego del ciego deja a la persona sin posibilidad de ver lo que está ocurriendo, pero el prisionero inmoviliza, lo convierte en su esclavo. Por ejemplo, al atarlo contra la cama o en una silla. Esta sensación puede ser muy provocativa. Además, si se le tapan los ojos, la situación es todavía más erótica.

6. Masaje aceitoso

El masaje aceitoso es todo un clásico de los juegos sexuales, pero muchas parejas, cuando llevan tiempo juntas, no recurren a esta técnica tan estimulante. Realizarlo es fácil. Simplemente, uno de los dos, debe colocarse en un lugar cómodo bocabajo. El otro debe realizarle un masaje sensual, pero con un aceite lubricante. Existen muchos en el mercado, algunos contienen incluso olores y sabores muy estimulantes. El tacto, el olor y esa sensación que deja el aceite, hacen que esa manera de tener sexo sea distinta a la convencional y, por supuesto, más excitante.

7. Twister desnudo

Este juego puede traernos a la infancia, pero no tiene nada de infantil. Twister es uno de los juegos de habilidad que más han disfrutado muchas generaciones. Es un juego que requiere destreza física así como coordinación motora. Para que se convierta en un juego sexual, es necesario que los dos miembros de la pareja estén desnudos o en ropa interior. Lo que pase después ya es cosa vuestra.

8. Papelitos traviesos

Este juego es simple pero puede hacer que el encuentro sexual sea muy excitante. Simplemente es necesario coger dos frascos o tarros (uno para cada miembro de la pareja) y se introducen una serie de papelitos. En los papelitos de un frasco habrá verbos calientes, como por ejemplo, lamer, chupar, morder, etc.; y en el otro habrá partes del cuerpo (cuello, pechos, etc.). La idea es ir sacando y disfrutando.

9. Adivina el sabor de mi boca

Este juego es una variación del juego del ciego. Cuando uno de los dos tiene los ojos vendados, el otro tiene que colocarse fresas, helado, chocolate, licores… en la boca. Luego han de besarse y la persona con los ojos vendados ha de decidir qué es lo que tiene en la boca el otro. Si no lo acierta, la otra persona que que tenía la boca con sabores ha de untarse una zona erótica con el alimento y el otro tiene que lamerlo suavemente para dar placer.

10. Strip poker

Dentro de los juegos preliminares, el strip poker se lleva la palma de los juegos de mesa para parejas. El juego consiste en jugar al poker y la persona que pierde debe ir quitándose ropa en vez de apostar dinero. Si no te gusta el poker, es posible jugar a otros juegos de cartas. La idea es que uno de los dos acabe desnudo.

11. La guerra

Este juego no pretende ser violento. Para jugar, es necesario que los dos se desnuden y sujeten un cojín. Después, debe comenzar una batalla entre los dos sin que exista daño físico. El objetivo es hacer el amor y no la guerra.

12. Cierra tus ojos y abre la boca

Para jugar a este juego, es necesario que uno de los dos miembros de la pareja se coloque tumbado en la cama con los ojos cerrados (o vendados) y la boca abierta. El otro coloca diferentes partes del cuerpo en la boca de la otra persona (dedos, pechos, genitales…) y ésta lame, chupa, muerde o besa estas partes. Un juego excitante y que puede provocar que la temperatura sexual aumente.

13. Frío o caliente

Uno de los juegos más provocadores y placenteros. El juego consiste en realizar sexo oral pero no de la forma convencional, ino que es necesario ponerse hielo o tomar una bebida caliente de manera alterna para que la boca quede impregnada de frío y calor. Al llevar a cabo el acto de sexo oral las sensaciones aumentarán y, en consecuencia, el placer.

14. Disfraces

Una de las fantasías de muchas personas está en tener relaciones sexuales simulando un juego de rol o tras disfrazarse como parte de los preliminares. De colegiala, de bombero, de pirata… cualquier disfraz puede provocar momentos muy estimulantes y llenos de pasión.

15. La linterna

Para este juego necesitas una linterna. Cuando estés con tu pareja has de apagar la luz y, a continuación, utilizar la linterna para iluminar las partes del cuerpo en las que deseas que tu pareja preste atención. No se trata de esconder la timidez, sino de estimular la atención y los sentidos. La linterna es una guía para que tu pareja de haga de todo. 

Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en comunicación empresarial y coaching. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Especialmente interesado en el bienestar y el deporte.