Sexología

10 formas de huir de lo monótono en la vida sexual en pareja

Innovar en las relaciones íntimas es una manera sencilla y agradable de reforzar los lazos.

10 formas de huir de lo monótono en la vida sexual en pareja

Imagen: Pexels

Ricardo Vázquez Cigarroa Ricardo Vázquez Cigarroa Criminólogo

En este siglo en el que la vida moderna parece ir más rápida y que a veces nos inclina a tomar ciertas rutinas, sabemos que es muy fácil caer en la monotonía, incluso en ocasiones con nuestra propia pareja.

Desayunar juntos a la misma hora, salir al trabajo en el mismo momento, o tener sexo los mismos días, a la misma hora.

La monotonía en las relaciones íntimas

La sexualidad es una parte importantísima de la vida en pareja, tan relevante como los sentimientos que se comparten o como congeniar en lo que refiere a la manera de pensar o de ver la vida; de modo que una vida sexual monótona conjunta puede derivar en aburrimiento por parte de uno o de ambos, una sensación de incompletitud, frustración o llevar al fracaso la relación.

Es por eso que el día de hoy repasaremos diez maneras con las que puedes renovar tu vida sexual y la de tu pareja para terminar con esa monotonía.

1. Intenta nuevas posiciones en la cama

Esto es de ley, el primer paso para encaminar tu vida sexual hacia un plano más divertido y placentero. Quizá a ti nunca te aburra hacerlo del clásico “misionero” y probablemente tu pareja te haya dicho que no hay posición que lo/la excite más que la de “la amazona” pero ¿por qué no probar algo diferente? Podríais encontrar algo mucho más placentero. No pierden nada con intentarlo, al contrario, podrían ganar mucho.

2. ¿Y el sexo oral, qué?

Sabemos que es una actividad rodeada por tabús, pero realizarle buen sexo oral a tu pareja puede ser la chispa que necesitas para romper con la rutina, sobre todo si tu pareja no se lo espera.

Si esta propuesta no es lo suficientemente atractiva para ti, te dejo con unos datos que quizá te animen a practicarlo. Una investigación llevada a cabo por la Universidad Estatal de Nueva York concluyó que el sexo oral influye positivamente en la felicidad de quien lo practica. Los resultados revelaron que esto es debido a que el semen es portador de sustancias que combaten la depresión, tales como la serotonina, la tirotropina y la melatonina.

Además de estas sustancias, el semen incluye otras tales como el cortisol, la oxitocina y la estrona, que levantan el estado de ánimo general y también están relacionadas con la mejora del desempeño cognitivo.

¿Y los hombres? La Universidad de Oakland llevó a cabo un interesante estudio que concluyó que aquellos hombres que realizan sexo oral con frecuencia a sus parejas, se excitan más y tienen mayor resistencia durante el coito.

Esto debido a que al realizar este acto, los hombres están ajustando sus costumbres copulatorias, lo que no solo logra excitarlos más, sino también les permite tener mejores eyaculaciones. En el estudio participaron 233 voluntarios de sexo masculino que respondieron una serie de preguntas sobre sus costumbres sexuales, excitación, sus encuentros sexuales en general y su relación con una pareja a largo plazo.

3. Usa juguetes sexuales

¿Celebras una ocasión especial y no sabes que regalarle a tu pareja? Date una vuelta por una sex-shop, seguro que encontrarás algo que os guste a ambos.

4. Hacedlo donde sea (con responsabilidad)

Y no me refiero solo al típico “en la ducha”. ¿Hace una preciosa noche estrellada en la azotea de la casa? ¿Pues por qué no? Eso sí, hay que ser responsables, quizá resulte divertido hacerlo en un lugar público (la famosa práctica del “dogging”), pero seguro que a tus padres no les resultaría muy agradable encontrarse a una pareja en pleno acto en la puerta de su casa.

5. Utiliza el poder de la vestimenta

¿En alguna ocasión tu pareja te ha dicho que le gustaría verte usando cierta ropa interior? Es momento de darle el gusto, o también podrías comprarle algo que te gustaría verle puesto.

¿Algo mucho más atrevido? Interpreta un papel, desde alguien de la televisión que le guste, hasta las más típicas (pero no por ello, ineficaces) como vestirse de bombero, policía, etc. Te sorprenderá lo sencillo pero poderosamente efectivo que es para excitar a tu pareja.

6. Hazle un striptease

No hay nada más atractivo y excitante para nuestros ojos que ver cómo nos baila sexy y sensualmente la persona que nos encanta, que nos derrite. Y esto se aplica en ambos, no solo para las mujeres. 

Si eres hombre despréndete de la timidez, que ten por seguro que a tu pareja le encantará. No importa que no seas un profesional, tampoco hace falta que te apuntes a esos cursos de striptease o pole dance, solo déjate llevar por la pasión y el ritmo de una buena canción, solo recuerda que la lentitud de los movimientos es la clave para sacar el lado más perverso de tu pareja.

Un consejo: puedes combinar el punto anterior de caracterizar un personaje con este y así sacarle el máximo provecho a esta práctica.

7. Recuerda que el amor entra por todos los sentidos

Partiendo del hecho de que los principales sentidos del ser humano son cinco, hay que dejar algo claro; aunque el acto sexual es una actividad plenamente física donde el sentido del tacto es primordial, eso de ninguna manera es pretexto para dejar olvidado los demás. Excita a tu pareja provocando todos sus sentidos.

Puedes usar la fragancia que más le gusta, preparar unos aperitivos para compartir o comértelos directamente de su cuerpo usándolo como plato, poner una sensual playlist a la hora del acto o endulzarle el oído. Despliega tu imaginación y la próxima vez que vayáis a tener relaciones recuerda ser paciente y encender cada uno de sus sentidos primero.

8. Habladlo

¿Qué mejor manera de saber que le gusta y que no en la cama a tu pareja que preguntándole tú mismo/a? Pregúntale qué desea, qué le gusta hacer y que no, o qué le gustaría probar. De la misma manera. no seas tímido/a al proponerle una nueva práctica a tu pareja, seguro te agradecerá tu sinceridad.

Para hacerlo más divertido y dinámico puedes probar con un juego de “Verdadero o Falso” en el que cada uno dicte un enunciado sobre alguna actividad sexual en el que el otro tendrá que adivinar si le gusta o no, esta pequeña práctica no solo os ayudará a conoceros más en el ámbito sexual, sino que también fortalecerá vuestra relación.

9. Autoexplórate

Pídele a tu pareja que se masturbe delante de ti, con dos objetivos. En primer lugar y la más importante, para que aprendas. y en segundo lugar, por la experiencia visual excitante. Observa con suma atención y pídele que te cuente qué partes son más sensibles para él/ella.

También es bueno hablar sobre las partes de los cuerpos les gusta que sean acariciadas, besadas y estimuladas. Recuerda que los juegos previos al coito pueden hacer la diferencia entre una grata experiencia y una totalmente placentera.

10. Sorpréndelo/a y se espontáneo/a

¿Y si en lugar de salir a donde siempre cada final del mes te decides por quedarte en casa y prepararle una cena romántica en casa? ¿Y si jugáis al Strip-Poker? ¿Y si mañana le das buenos días despertándolo/a con una dosis sexo? ¿Y si le mandas un mensaje cuando esté en el trabajo diciéndole lo mucho que desearías que estuviera en tu cama en ese momento? Innovar en la vida sexual resulta clave.

Innovar en la cama

Si llegaste hasta aquí quizá sea porque empezaste a hacer rutinaria tu vida sexual en pareja hasta el extremo de caer en una arriesgada monotonía, has llegado a un punto en el que tienes la necesidad de hacer algo diferente y eso, por supuesto, es excelente. Pero entonces ¿cuál es la mejor manera de combatir la monotonía? Simple, consiste en ser espontáneos

Desde ahora nada de fechas, ni maneras, ni horas establecidas para tener relaciones sexuales con tu pareja. Desde hoy procurad hacerlo solo y cuando les dé la gana y de la manera que les dé la gana. La espontaneidad dará la chispa que hacía falta en vuestras relaciones sexuales.

Ricardo Vázquez Cigarroa Ricardo Vázquez Cigarroa Criminólogo

Licenciado en criminología por la Universidad de Estudios Superiores de Tuxtla. Mexicano. Diploma en detección de la esquizofrenia a través de la escritura y otro por análisis de firmas y rúbricas por la sociedad mexicana de grafología.