europapress.es

Jacinto Benavente (Madrid, 1866 - 1954) fue uno de los más destacados dramaturgos y productores cinematográficos españoles de finales del siglo XIX y principios del XX.

Su inmensa y prolífica obra en el ámbito escénico lo llevó a ser merecedor del Premio Nobel de Literatura en el año 1922.

Frases y citas célebres de Jacinto Benavente

Jacinto Benavente escribió obras de todos los géneros dramatúrgicos: dramas, comedias, sainetes, tragedias… Su expresividad se basaba en la naturalidad de los personajes, el realismo con el que trabajaba las más complejas tramas. Además, los expertos coinciden en señalar la calidad excepcional de sus obras no solo desde el aspecto teatral, sino también en la profundidad del léxico y su dominio del lenguaje castellano.

En el artículo de hoy nos hemos propuesto recopilar las mejores citas célebres y frases de Jacinto Benavente, para acercarnos a la vida y la obra de este dramaturgo madrileño.

1. No hay ninguna lectura peligrosa. El mal no entra nunca por la inteligencia cuando el corazón está sano.

Una profunda reflexión sobre las bondades de la lectura.

2. Los dictadores pueden reformar las leyes; pero no las costumbres.

Jacinto Benavente nos habla en esta frase sobre la influencia de la cultura en una sociedad.

3. El amor es como Don Quijote: cuando recobra el juicio es que está para morir.

Cuando intentamos que el amor emerja de nuestra parte racional… es que todo está perdido.

4. ¡Bienaventurados nuestros imitadores, porque de ellos serán todos nuestros defectos!

Un valor fundamental en la obra de Benavente: la originalidad.

5. La disciplina consiste en que un imbécil se haga obedecer por los que son más inteligentes.

Una cita célebre de Jacinto Benavente que nos muestra su alma de librepensador.

6. No hay sentimiento que valga; el amor es una ocupación como otra cualquiera.

Un pensamiento que puede ser interpretado de distintos modos.

7. Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa.

Sobre la sinceridad.

8. En asuntos de amor los locos son los que tienen más experiencia. De amor no preguntes nunca a los cuerdos; los cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca.

Una reflexión necesaria sobre el amor y cómo éste solo se expresa por vías poco racionales.

9. El enemigo sólo empieza a ser temible cuando empieza a tener razón.

Si tu enemigo tiene mejores argumentos que tú… empieza a preocuparte.

10. Lo peor que hacen los malos es obligarnos a dudar de los buenos.

Una forma de expresar que en ocasiones los poderosos intentan que los ciudadanos se peleen entre sí.

11. Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser otra cosa que la venganza de los cobardes.

Benavente nos muestra algunas de las claves de su pensamiento ético.

12. No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos.

¿Sabes qué tipos de sentimientos existen?

13. Si la gente nos oyera los pensamientos, pocos escaparíamos de estar encerrados por locos.

Sin el filtro de la racionalización, todos podríamos ser considerados trastornados mentales.

14. La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe.

Saber utilizar la ironía y el sarcasmo es primordial para un buen dramaturgo.

15. Como en las deudas, no cabe con las culpas otra honradez que pagarlas.

Otra frase de Jacinto Benavente en que expone sus convicciones morales.

16. Muchos creen que tener talento es una suerte; nadie que la suerte pueda ser cuestión de tener talento.

¿Cuáles son tus talentos personales? Son éstos los que pueden catapultarte al éxito.

17. Más se unen los hombres para compartir un mismo odio que un mismo amor.

Tener un enemigo en común estrecha más los lazos que cualquier otra cosa.

18. Es más fácil ser genial que tener sentido común.

Una frase que se explica sola.

19. Una idea fija siempre parece una gran idea, no por ser grande, sino porque llena todo un cerebro.

La mente de los genios es abierta y tiene la capacidad de agregar más conocimientos y experiencias. No ocurre lo mismo con las mentes dogmáticas.

20. El que es celoso, no es nunca celoso por lo que ve; con lo que se imagina basta.

Existen distintos tipos de celos y las personas celosas suelen serlo por su propensión a imaginar cosas que no son reales.

21. El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.

Benavente deja claro que el amor verdadero tiende a ser solidario.

22. El dinero no puede hacer que seamos felices, pero es lo único que nos compensa de no serlo.

Una genial reflexión sobre la capacidad del dinero para movilizarnos.

23. Mucha buena gente que sería incapaz de robarnos el dinero, nos roba sin escrúpulo alguno el tiempo que necesitamos para ganarlo.

Una crítica al sistema capitalista que podría haber sido una frase célebre del mismísimo Karl Marx.

24. El honor no se gana en un día para que en un día pueda perderse. Quien en una hora puede dejar de ser honrado, es que no lo fue nunca.

La honorabilidad es un valor que se distingue por ser consistente en el tiempo.

25. En la pelea, se conoce al soldado; sólo en la victoria, se conoce al caballero.

En distintos contextos conocemos el verdadero carácter de cada persona.