Frases y reflexiones

​Las 68 mejores frases célebres de Confucio

Un pensador oriental único que es, tal vez, el más prolijo en frases y pensamientos cortos.

​Las 68 mejores frases célebres de Confucio
​Izzat Haykal ​Izzat Haykal Politólogo consultor | Redactor

Kung Fu Tzu (551 - 479 a.C.) o “Confucio” fue el pensador filósofo-político más influeyente de China durante la época feudal asiática. Hijo de una familia noble en decadencia, luchó por hacerse un sitio en la clase dirigente de su época en el reino de Lu, China.

Conocido como Confucio en occidente, este pensador oriental formuló lo que se conocería como el confucionismo, una idea que pregonaba para con el buen gobierno. Sus bases residían en la tolerancia, el respeto, altruismo y ética.

Artículos relacionados:

Las frases más reveladoras del pensador chino

En este artículo os ofrecemos las reflexiones y frases más destacadas del autor Confucio.

1. Aprender sin reflexionar es malgastar la energía

La reflexión es parte de la experiencia que adquirimos.

2. Tenemos que estar en paz con nosotros mismos, si no no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz

Antes de educar a los demás, debemos autoeducarnos.

3. Sólo los sabios más excelentes, y los necios más acabados, son incomprensibles

Curiosa dualidad que plantea Confucio.

4. Un hombre sin virtud no puede morar mucho tiempo en la adversidad, ni tampoco en la felicidad

Excelente pensamiento para una profunda reflexión.

5. Se puede quitar a un general su ejército, pero no a un hombre su voluntad

La voluntad es más poderosa que todo un ejército de hombres sin ella.

6. Es posible conseguir algo luego de tres horas de pelea, pero seguro que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto

La palabra debe primar sobre la violencia.

7. Lo que no quieras que los otros te hagan a ti, no lo hagas a los otros

Uno tiene que ser consecuente con lo que hace, y coherente a la vez.

8. Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso

Todo está relacionado entre el aprender y el pensar. Tenemos que complementarlos.

9. Un hombre de virtuosas palabras no es siempre un hombre virtuoso

Somos lo que hacemos, no lo que decimos que haremos.

10. La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas

Es muy peligroso mantenerse en la ignorancia.

11. El hombre virtuoso descansa en la virtud, y el hombre sabio la ambiciona

La virtud parece ser un tema clave para Confucio.

12. Un caballero debe avergonzarse si sus palabras son mejores que sus actos

Una vez más, uno tiene que actuar según dice.

13. Oír o leer sin reflexionar es una ocupación inútil

No hay que tragarse las cosas, hay que masticarlas.

14. Entristécete porque tú no conoces a los hombres

Tenemos que empatizar en la vida, sólo así se consigue la armonía.

15. Los defectos de un hombre se adecuan siempre a su tipo de mente

Todos estamos limitados por nuestros pensamientos.

16. Quien gobierna por medio de su excelencia moral puede compararse a la estrella polar

Para confucio, el gobierno ha de ser algo ético y de buen hacer.

17. Nunca hagas apuestas. Si sabes que has de ganar, eres un pícaro; y si no lo sabes, eres tonto

Curiosa frase sobre el juego.

18. Antes de empezar un viaje de venganza cava dos tumbas

La venganza es traicionera, no beneficiosa.

19. Observa sus defectos y conocerás sus virtudes

Todas las personas estamos compuestas de ambos conceptos.

20. Ante la estrella polar, todas las demás estrellas se inclinan ante ella

Ante el buen gobernante, como hace referencia, todos le siguen si es virtuoso.

21. Yo no procuro conocer las preguntas; procuro conocer las respuestas

Preguntar es fácil, resolverlas es lo complicado.

22. El lenguaje artificioso y la conducta aduladora rara vez acompañan a la virtud

No hay nada más vacío que la palabrería superficial.

23. Los únicos que no cambian son los sabios de primer orden y los completamente idiotas

Los extremos siempre tienden a ser rígidos.

24. Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás

Esperar que los demás se comporten igual que nosotros es perder el tiempo.

25. Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes

Uno tiene que actuar si sabe lo que quiere. Si no, no encontrará el camino.

26. Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber

Tener los objetivos claros es primordial en esta vida.

27. Los hombres se distinguen menos por sus cualidades naturales que por la cultura que ellos mismos se proporcionan

El hombre nació queriendo saber.

28. La educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos

La socialización carece de comrpomiso colectivo, y a menudo clasifica a las personas en diferentes unos a otros.

29. El mal no está en tener faltas, sino en no tratar de enmendarlas

Equivocarse es humano, rectificar de sabios.

30. El hombre noble tiene una mente amplia y sin prejuicios

La conciencia ética era un tema importante para Confucio.

31. ¿Uno que no sepa gobernarse a sí mismo, cómo sabrá gobernar a los demás?

Siempre tenemos que tener controlado nuestro destino y pensamientos si pretendemos liderar a las masas.

32. El verdadero caballero es el que solo predica lo que practica

Una vez más, Confucio recurre a la coherencia entre acción y dicho.

33. No debes quejarte de la nieve en el tejado de tu vecino cuando también cubre el umbral de tu casa

Antes de quejarnos de lo ajeno, tenemos que limpiar lo nuestro.

34. El hombre inferior es prejuiciado y carece de una mente amplia

Siempre hay explotadores y explotados.

35. Lo que quiere el sabio, lo busca en sí mismo; el vulgo, lo busca en los demás

Es la diferencia entre las personas de éxito y las fracasadas.

36. La sabiduría se preocupa de ser lenta en sus discursos y diligente en sus acciones

Palabras suaves, acciones contundentes.

37. Los cautos rara vez se equivocan

La cautela es un privilegio para las personas.

38. Aprende a vivir y sabrás morir bien

No hay que temer a la muerte si se ama a la vida.

39. Por muy lejos que el espíritu vaya, nunca irá más lejos que el corazón

La pasión nos hace llegar a cotas insospechables.

40. El silencio es el único amigo que jamás traiciona

Es mejor estar callado y trabajar como una hormiga.

41. Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí

Tenemos que aprender a escuchar de los demás.

42. Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad

La libertad es lo que sostiene la existencia de las personas.

43. Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro

Interesante pensamiento para la meditación.

44. No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación

Hay que saber buscar las soluciones adecuadas para cada problema.

45. El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor

No está mal equivocarse. Lo malo es volver a hacerlo.

46. Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro

Del pasado se aprende a formar un porvenir mejor.

47. Algún dinero evita preocupaciones; mucho, las atrae

El dinero siempre ha sido una complejidad en el ser humano.

48. Una voz fuerte no puede competir con una voz clara, aunque ésta sea un simple murmullo

No por alzar la voz tenemos más razón.

49. Arréglese al estado como se conduce a la familia, con autoridad, competencia y buen ejemplo

Para algunos el gobierno es el reflejo del pueblo y la familia.

50. Si no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?

La muerte forma parte de la vida.

51. Cuando veáis un hombre desprovisto de virtud, examinaos vosotros mismos

Siempre vemos en los demás nuestros propios defectos.

52. La naturaleza humana es buena y la maldad es esencialmente antinatural

¿Somos las personas buenas por naturaleza?

53. Si no se respeta lo sagrado, no se tiene nada en que fijar la conducta

Las costumbres y tradiciones eran esenciales para Confucio.

54. El hombre superior piensa siempre en la virtud; el hombre vulgar piensa en la comodidad

La zona de confort está reservada para los complacientes.

56. Cuando veáis a un hombre sabio, pensad en igualar sus virtudes

Hay que copiar a los demás virtuosos, tomar ejemplo de los buenos.

57. Trabaja en impedir delitos para no necesitar castigos

La sociedad necesita educación para la buena conducta. Así se evita la violencia.

57. El hombre elevado es el que obra antes de hablar, y practica lo que profesa

Tenemos que obrar lo que predicamos.

58. El sabio sabe que ignora

El sabio lo sabe todo.

59. No son las malas hierbas las que ahogan la buena semilla, sino la negligencia del campesino

Está en manos de cada uno resolver los problemas.

60. El hombre superior es persistente en el camino cierto

El hombre superior como el bueno, el ético y bondadoso.

61. Sólo el virtuoso es competente para amar hombres

Tenemos que saber amar a los demás para ser ejemplo ante la sociedad. Quererse a uno mismo es fácil.

62. El que conoce la verdad no es igual al que la ama

Muchos conocen la verdad pero no la quieren descubrir.

63. La virtud no habita en la soledad: debe tener vecinos

El ser humano es sociable y nació para entenderse con los demás.

64. Mejor que el hombre que sabe lo que es justo es el hombre que ama lo justo

Para ser morales en esta vida, tenemos que tener la justicia presente.

65. Un erudito que no sea serio no inspirará respeto

El intelecto y la ciencia precisan de seriedad.

66. Quien gobierna a un pueblo dando buen ejemplo se parece a la estrella polar

Confucio hacía éste símil para con el buen gobernante.

67. Saber gobernar es rectificar

Gobernar no es sólo el arte de saber mandar.

68. No hay cosa más fría que un consejo cuya aplicación sea imposible

Hay que ser realista y no solamente un utopista.

Etiquetas: Frases, Filosofía
​Izzat Haykal ​Izzat Haykal Politólogo consultor | Redactor

Izzat Haykal (Damasco, 1986) es graduado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona, con especialidad en Conflictos Sociales. En su haber cuenta con estudios de Posgrado en Economía Internacional por la Escuela de Posgrado de la Universidad de Autónoma de Barcelona. Ha ejercido como consultor empresarial en diferentes compañías privadas y de distintos sectores, y también como analista de marketing y publicidad en IPSOS España, en colaboración directa con Google Inc.