Psicología

15 razones por las que deberías aprender un nuevo idioma

Expandir el repertorio de idiomas que hablamos y comprendemos es una excelente manera de crecer.

15 razones por las que deberías aprender un nuevo idioma
Vanina Celeste Lopérfido Vanina Celeste Lopérfido Maestra

¿Ya has pensado en escribir las resoluciones de año nuevo? Si no es así, deberías considerar la posibilidad de aprender un nuevo idioma, un tipo de aprendizaje tan valioso que no solo amplía tu vocabulario, sino que además es capaz de derribar fronteras que te han estado limitando en muchos aspectos.

De hecho, no existe un motivo por el que este tipo de iniciativas te beneficien; existen varios.

Las razones por las que te iría bien aprender un idioma más

Déjame que te cuente por qué deberías aprender un nuevo idioma el año próximo…

1. Mejora el dominio de la primera lengua

Goethe, el poeta alemán, decía “quien no conoce las lenguas extranjeras, nada sabe de la suya propia”.

2. Mejora la capacidad de escuchar

La gente generalmente se focaliza en su capacidad de hablar y de expresarse creyendo que ese es el único requisito para lograr una comunicación óptima. Saber escuchar implica dirigir la atención hacia las palabras de la otra persona.

3. Si ya sabes un idioma, es más fácil aprender otro

Estarás desafiando a tu cerebro y te aseguro que él estará a la altura de las circunstancias. Y nada de poner excusas…Si ya sabes un idioma, podrás aprender otro online o convertirte en autodidacta rápidamente.

4. Incrementa la atención y mejora la memoria

En estos tiempos que corren, nos pasamos la vida entre dispositivos electrónicos, por lo tanto resulta muy interesante que una actividad logre aumentar la atención y mejorar la memoria. Ambas son facultades de nuestra mente que debemos ejercitar con frecuencia. Así que ya sabes, debes “mandar al gimnasio” a tu cerebro.

5. Mejora la autoestima y la confianza

Ir alcanzando metas y logrando objetivos te proporciona un aumento de la autoestima y una fuerte dosis de confianza para continuar.

6. Las personas bilingües poseen ciertas virtudes

Las personas bilingües o incluso multilingües son más creativas, más tolerantes, más flexibles y poseen una mente más abierta al mundo. 

7. El bilingüismo nos hace mejores en el multitasking

El multitasking es la habilidad de una persona de hacer varias cosas al mismo tiempo.

8. Mejora tus expectativas sobre el futuro

Estudiar, trabajar e incluso vivir en el extranjero serán sueños hechos realidad. Viajar será diferente a partir de ahora. Si eres estudiante o profesional, tu horizonte laboral y de formación cambiará a partir del aprendizaje de otra lengua.

9. Conoces otras culturas

Aprender otro idioma implica sumergirte en un nuevo universo. Pronto aprenderás otro modo de concebir el mundo, otras formas de pensar y de vivir.

10. Conoces otras personas y haces nuevos amigos

Está claro: con nuevas formas de expresarse, llegan nuevos contactos sociales.

11. Ayuda a tomar mejores decisiones

Cuando las personas logran pensar en otra lengua tienen más posibilidades de tomar mejores decisiones o decisiones más deliberadas y menos dependientes de las emociones.

12. Mejora la flexibilidad cognitiva

Aprender un idioma mejora la capacidad de adaptarte a situaciones nuevas. Además, el cerebro crece especialmente en el área del hipocampo al activarse el área encargada del lenguaje.

13. Previene la demencia senil

Hablar al menos dos idiomas puede reducir la demencia. Los cerebros bilingües retrasan los efectos del envejecimiento. Ser bilingüe es una manera de mantener nuestro cerebro activo.

14. Reduce el Alzheimer

El bilingüismo retrasa la aparición de los primeros síntomas del Alzheimer cerca de cinco años. Personas que han hablado dos idiomas durante su vida tienen una mayor reserva cognitiva que les permite enfrentarse a la enfermedad mucho tiempo después.

15. Mejora la plasticidad cerebral

Personas que aprendieron más de un idioma de niños activan una sola zona del cerebro mientras que aquellas personas que aprendieron una lengua siendo adultos activan más de una región. Es decir, una región que controla la lengua materna y otra que se activaría con la lengua aprendida tardíamente. Esto implica un mayor esfuerzo para el cerebro, al tener que rediseñar nuevos circuitos cerebrales.

Expande tu mundo gracias a los idiomas

Así que ya sabes, ahora sólo te resta elegir el idioma para el próximo año. Si no quieres elegir Inglés, te propongo que pienses en los siguientes idiomas:

  • Chino Mandarín
  • Francés
  • Italiano
  • Alemán
  • Portugués
  • Árabe
  • Japonés
  • Lengua de Señas del país en el que residas
Vanina Celeste Lopérfido Vanina Celeste Lopérfido Maestra

Maestra de Inglés y Licenciada en la enseñanza del Inglés. Estudiante de Psicología