Psicología

¿Cómo pintar mi casa? La psicología del color te lo explica

Pautas para saber combinar y elegir los colores para pintar un hogar o sus habitaciones.

¿Cómo pintar mi casa? La psicología del color te lo explica

Imagen: Johnson Design Studio [Flickr: CC BY 2.0]

Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

A la hora de decorar nuestro hogar, todos nos hemos planteado alguna vez de qué color deberíamos pintar los distintos espacios y habitaciones. La sensación que cada color desprende puede influir en nuestro estado de ánimo.

Pasamos muchas horas en nuestra casa, por lo que decidir cómo pintamos ésta suele ser una decisión importante. Los psicólogos llevan tiempo investigando qué efecto tienen distintos colores sobre nuestra mente y nuestro comportamiento. Hoy explico algunas conclusiones al respecto.

Qué es la psicología del color

La psicología del color es un ámbito de estudio que pretende analizar cómo percibimos y nos comportamos ante los diferentes tonos, y pretende comprender las diferentes reacciones emocionales que éstos provocan en nosotros. Si bien es cierto que la percepción del color es un proceso individual y subjetivo, existen algunas principios aceptados.

Los colores influyen en nuestras emociones y nuestro estado mental, y mientras algunos nos relajan o nos calman, otros pueden hacernos sentir enérgicos. Son muchas las empresas que son conscientes de esta realidad, y durante décadas, los profesionales del marketing han intentado sacarle partido a esta realidad.

Aplicaciones de la psicología del color

Seguro que tú mismo has podido experimentarlo, por ejemplo, que cuando vas a una tienda de ropa la compañía ha seleccionado los colores de forma estratégica para aumentar las ventas. Y es que muchas empresas diseñan sus logos y sus diseños siendo conscientes de las emociones que sus distintos colores producen. Algunos estudios científicos concluyen que el color rojo estimula el hambre, por lo que no debe extrañar que algunas empresas, como McDonald’s, Pizza Hut, KFC o Wendy’s, lo utilizan para representar su marca.

Sin embargo, la psicología del color no solo está presente para hacer dinero, pues es una parte importante de la arteterapia. En esta práctica terapéutica, los distintos colores se emplean para mejorar el bienestar de la persona, a sabiendas de la influencia de los distintos colores sobre nuestro estado físico y mental. Mientras el rojo parece aumentar la frecuencia cardíaca y la adrenalina y causa que las personas se sientan más enérgicas y entusiasmadas, el blanco provoca todo lo contrario.

Como pintar tu casa según la psicología del color

No es nada raro hablar de las sensaciones que los colores nos causan. Por ejemplo, en los países occidentales todos asociamos el blanco o el azul celeste a la paz y la tranquilidad. El rojo, en cambio, representa la pasión, el amor o el peligro.

A la hora de pintar nuestra casa, casi de manera inconsciente, nos planteamos distintas preguntas: ¿Debo pintar el salón con un un gris elegante? ¿la cocina debe ser verde para dar una sensación primaveral y fresca? ¿Quizás es mejor pintar la habitación de blanco porque me gusta la meditación y el yoga? Como ves, empleamos la psicología del color casi sin darnos cuenta.

Colores cálidos y colores fríos

Es habitual hablar de colores cálidos y colores fríos. Los colores cálidos son colores como el rojo, el amarillo y el naranja, que suscitan reacciones tanto positivas (calidez) o negativas (enojo u hostilidad). En nuestra casa, tal y como afirman los expertos, estos colores favorecen la convivencia con otros individuos, pues brindan alegría y optimismo. Se suele emplear en comedores y restaurantes.

Al hablar de colores fríos, como el verde o el azul, hacemos referencia a los tonos que nos hacen sentir calma aunque también tristeza. Estos tonos favorecen los entornos en los que se requiere una mayor atención y concentración, como las escuelas o el lugar de trabajo.

Cómo nos afectan los colores y cuál es su simbolismo

El simbolismo de los colores es un terreno ambiguo, que no siempre goza de aceptación en el ámbito de la ciencia. Las razones pueden ser que es un territorio subjetivo y que depende del contexto y la cultura. Si estás pensando en pintar tu casa, a continuación puedes encontrar algunos significados de los colores y las razones de por qué debes emplear un color u otros. Estas explicaciones están más o menos aceptadas en Occidente.

Naranja

El naranja es un color cálido que inspira entusiasmo y movimiento, aunque también está relacionado con el éxito, el optimismo y la creatividad. Es un color ideal para pintar la habitación de una pareja, pues se asocia a la fraternidad y la unidad (especialmente algunos derivados como el color salmón). En el entornos laborales se vincula al trabajo en equipo.

Amarillo

El amarillo es ideal para pintar una sala, porque representa la luz. Un amarillo poco intenso da luminosidad y espacio. Las tonalidades claras de amarillo son mejores para aplicar en el hogar porque cansan e irritan menos a la persona que los amarillos más intensos.

Rojo

El color rojo está asociado a la pasión, la fuerza, el deseo, la virilidad, la energía y el peligro. Aunque el rojo puede ser un color extremo, es ideal para pintar el salón. Ahora bien, al ser muy estimulante es mejor hacerlo con moderación. Por ejemplo, pintando solo una parte de la pared, algún rincón y combinándolo con otros colores.

Rosa

El rosa representa lo femenino, la dulzura, la delicadeza, de la amistad y del amor auténtico. También puede emplearse en la habitación de una pareja, pues es un color relajante y muy romántico.

Blanco

El color blanco se asocia a la relajación la pureza, la paz, la inocencia y la limpieza. Al combinarlo con el azul es ideal para el baño.

Azul

Como se ha mencionado, el azul es un color que encaja perfecto con el blanco por su sensación relajante y de tranquilidad. Además, representa el cielo y el agua, por lo que da frescura y calma al hogar. A su vez, transmite confianza y pureza.

Gris

El gris es un color que utilizado en el hogar gusta mucho o poco. Mientras algunas personas lo asocian a la tristeza, la seriedad, el aburrimiento y la ausencia de colorido, puede ser un color que, aplicado con inteligencia, da elegancia a la vivienda.

Existen grises más claros y más intensos, que combinados con otros colores pueden transmitir una sensación muy agradable. El gris combina con todo, especialmente con el blanco.

Verde

El verde es un color que recuerda a lo ecológico, lo natural, la vida, la esperanza y la juventud. Según los expertos, una habitación con este color (con intensidad suave) provoca relajación y al bienestar. Una cocina con tonos blancos y verdes funciona muy bien.

Negro

El negro es un color que transmite elegancia, formalidad y sobriedad a los distintos espacios del hogar. No todo el mundo se atreve a utilizar este color para pintar las paredes de su casa, pero empleado con inteligencia y sin abusar, puede dar un toque genial a tu casa. Se recomienda no abusar de este color. Una pared en la habitación o en el salón son suficientes para beneficiarse de este tono.

Morado

En el mundo del marketing, el morado es un color que se emplea en productos anti-edad, pues representa el glamour y la juventud. A la hora de pintar la casa, es ideal para dar un toque juvenil a la habitación de los hijos adolescentes e incluso los hijos más pequeños.

Etiquetas: Percepción, Bienestar
Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en comunicación empresarial y coaching. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Especialmente interesado en el bienestar y el deporte.