Psicología

Psicología clínica: definición y funciones del psicólogo clínico

¿Para qué sirve la psicología clínica? Todo sobre esta rama de la psicología.

Psicología clínica: definición y funciones del psicólogo clínico

Imagen: worcester.ac.uk

Bertrand Regader Bertrand Regader Psicólogo educativo en Barcelona | Director de Psicología y Mente

La psicología clínica es una subdisciplina dentro de la psicología que estudia todos los elementos implicados en los trastornos mentales y, de forma más genérica, la salud mental.

Así, la psicología clínica lleva a cabo todas las tareas de evaluación, diagnóstico, prevención e intervención terapéutica en personas con algún tipo de afectación mental o de conducta desadaptativa, con el fin de restaurar el equilibrio psicológico y eliminar todo el sufrimiento.

Psicología clínica: un ámbito amplio

Los psicólogos que se dedican al ámbito clínico pueden tener formación en distintas escuelas, como por ejemplo la cognitivista, la conductista, la psicoanalista, la humanista, la gestalt o la terapia familiar sistémica, entre otras.

¿Qué hace un psicólogo clínico?

Los psicólogos clínicos son los profesionales de la salud mental que se encargan de atender a esas personas que sienten algún tipo de malestar psicológico. En este sentido, los psicólogos clínicos se encargan de diagnosticar ciertos trastornos psicológicos, para posteriormente ofrecer una intervención personalizada mediante la psicoterapia.

Aunque este es el principal aspecto en el que intervienen, los psicólogos también participan en el ámbito de la investigación (por ejemplo, aportando sus conocimientos en distintos estudios científicos), en la docencia (ejerciendo como profesores en instituciones públicas o privadas), e incluso en otros ámbitos minoritarios como la psicología deportiva, la psicología escolar o como expertos en psicología clínica y forense.

El inicio de la psicología clínica: Witmer y Freud

Si recurrimos a los manuales de Historia de la Psicología, se suele señalar que el inicio de lo que hoy conocemos como psicología clínica se produjo en Estados Unidos durante los últimos años del siglo XIX. En esa época, un psicólogo llamado Lightner Witmer (discípulo de Wilhelm Wundt) abre la primera clínica psicológica para atender a personas aquejadas de problemas de índole psicológica, en la Universidad de Pensilvania.

En Europa, el honor de ser considerado el precursor de la psicología clínica suele recaer en el ínclito Sigmund Freud. Aunque muchos académicos suelen poner en duda la conveniencia de declarar a Freud como uno de los artífices de la psicología clínica (puesto que el psicoanálisis despierta una larga controversia), lo cierto es que el austríaco fue uno de los primeros neurólogos que se acercaron al estudio y a la intervención terapéutica de las personas con afectaciones psicológicas.

Freud, ya en 1895, lidiaba con defensores y detractores. Su visión de la intervención terapéutica y sus bases teóricas se centraron en tres niveles: estudio, intervención terapéutica directa y formulación de teorías. Esta metodología fundó los criterios básicos de la psicología clínica aplicada.

Siglo XX

Durante los primeros decenios del siglo XX, el ámbito de la psicología clínica se centró en la evaluación psicológica, pero puso poco énfasis en las metodologías de intervención. Es después de la II Guerra Mundial cuando hay un auge de la revisión de los tratamientos, debido al alto número de personas que quedaron perjudicadas psicológicamente tras el conflicto bélico.

A raíz de esta etapa histórica, el interés y la necesidad de dotar de medios al ámbito de la psicología clínica se hace evidente. Surgen facultades de psicología y se abren consultas y gabinetes dedicados a tratar los problemas mentales. Desde el mundo académico hasta las instituciones públicas coinciden en la necesidad de promover el estudio y la intervención clínica, por sus positivos efectos en la calidad de vida de las personas.

Confusión entre la psicología clínica y la psiquiatría

En nuestro artículo “¿Cuál es la diferencia entre un psicólogo y un psiquiatra?” explicamos las semejanzas y diferencias entre estas dos disciplinas. Desde luego, sigue siendo motivo de confusión conocer las funciones de estos dos ámbitos profesionales.

La semejanza principal entre la psicología clínica y la psiquiatría es que ambas persiguen los mismos fines: tratar y mitigar el sufrimiento psicológico. Pero ambos profesionales se diferencian en su formación previa: los psicólogos estudiaron psicología y los psiquiatras, medicina. Otra diferencia importante es que los psiquiatras están facultados para recetar psicofármacos, mientras que los psicólogos no. En la práctica clínica, es común que psiquiatras y psicólogos trabajen conjuntamente para tratar a pacientes que requieren de enfoques multidisciplinares.

Ámbitos y aplicaciones de la psicología clínica

La psicología clínica ha ido estudiándose y perfeccionándose a lo largo del siglo XX y en los últimos años, y ha sido objeto de estudio de muchos profesionales y académicos de la conducta humana.

Desde los primeros años con Wilhelm Wundt en su laboratorio de Leipzig, en que trató de hallar todas las variables observables y medibles de la conducta, la psicología clínica ha ido propagándose hasta ser la rama “por excelencia” entre los licenciados o graduados en psicología. De hecho, y aunque la psicología se desarrolle en ramas claramente diferenciadas (empresarial, educativa, forense, social…), la psicología clínica siempre ha sido la rama más popularmente reconocida.

Con todo, existen múltiples enfoques y herramientas que usan los profesionales de la psicología clínica, que trabajan enfocándose en distintos campos de estudio según distintos criterios, como pueden ser los siguientes:

  • Intervención en familias
  • Terapia de personas adultas
  • Psicología clínica infantil
  • Neuropsicología clínica
  • Rehabilitación neuropsicológica
  • Atención e intervención en determinados trastornos
  • Evaluación
  • Psicooncología

En suma, cada profesional de la psicología clínica puede especializarse en aquel (o aquellos) campos donde quiera enfocar su ejercicio profesional. Las personas que pueden precisar de atención terapéutica son variadas: desde niños hasta ancianos, desde personas con enfermedades de base hasta personas sanas, desde personas que tienen un problema estrictamente psicológico, hasta otras cuya afectación esté relacionada con una mala dinámica familiar o social.

Con el fin de lograr una mayor comprensión de cada afectación psicológica, los psicólogos clínicos pueden especializarse en distintos campos. A través de los conocimientos y herramientas adquiridos, serán capaces de ofrecer diagnósticos y tratamientos más precisos a sus pacientes.

Personalidades destacadas

Muchos psicólogos clínicos nos han dejado impagables teorías y enseñanzas que han servido de inspiración académica para edificar el conocimiento de esta disciplina.

Se podrá decir, acertadamente, que muchos de ellos no eran psicólogos de formación, sino psiquiatras. Sin embargo, es posible considerarlos psicólogos en la medida en que fueron personajes que contribuyeron enormemente a la base teórica y práctica de la psicología clínica.

Bertrand Regader Bertrand Regader Psicólogo educativo en Barcelona | Director de Psicología y Mente

Bertrand Regader (Barcelona, 1989) es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, con especialidad en Psicología Educativa. También cuenta con estudios de posgrado en Economía por la Facultad de Economía y Empresa de la Universitat de Barcelona. 

Ha ejercido como psicólogo escolar y deportivo en distintas instituciones y como consultor de marketing digital para distintas empresas y start-ups, pero su verdadera vocación es la dirección de medios digitales y el desarrollo de proyectos empresariales vinculados a las nuevas tecnologías.

Ha sido Director Digital de las revistas Mente Sana y Tu Bebé en la editorial RBA, y como Coordinador Digital y SEO Manager en la versión digital de la revista Saber Vivir.

Es Fundador y Director de la web Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología y las neurociencias con más de 7 millones de lectores mensuales

Es Director de I+D en Customer Experience en la cadena hotelera Iberostar, liderando un equipo de profesionales de la salud y del ocio con el objetivo de potenciar la experiencia de los clientes en más de 100 hoteles en Europa, Oriente Medio y América.

Autor del libro de divulgación científica «Psicológicamente hablando: un recorrido por las maravillas de la mente», de Ediciones Paidós