Varias claves comunicativas pueden aliviar esta situación. Unsplash

Encontrar a esa persona que nos hace feliz como pareja puede ser una experiencia que nos permita tener una vida plena. De hecho, buscar y encontrar pareja es uno de los objetivos que muchas de nosotros tenemos, porque tener una vida romántica junto a alguien que consideramos increible, cambia nuestra vida.

El mundo de las relaciones interpersonales, y especialmente el de la pareja, es especialmente complejo puesto que no es fácil que, además de la atracción, encontremos en esa persona las variables que permiten que la relación se mantenga en el tiempo: capacidad de diálogo, respeto, tolerancia, etc. A veces estar enamorado no es suficiente para tener una vida exitosa en pareja, y los conflictos pueden aparecer hasta el punto de deteriorar ese bonito sentimiento inicial.

Cuando nuestra pareja nos ignora

Y es que, en ocasiones, la pareja puede llegar a cambiar su comportamiento inicial. Si al principio lo daba todo por nosotros, puede llegar a ignorarnos. ¿Has tenido alguna vez esa sensación?

Este sentimiento desagradable puede causar muchos problemas para la persona que se siente rechazada porque puede llegar a creer que la culpa es suya o que la pareja ha dejado de quererle. En ocasiones, puede ser un problema de comunicación que debe solucionarse, por lo que siempre es positivo hablar las cosas.

Para evitar que las cosas vayan a mayores, puedes llevar a cabo una serie de acciones que te permitan saber por qué tu novio te ignora y qué debes hacer para solucionarlo. En las siguientes líneas te presentamos unos consejos que debes emplear cuando tu pareja te ignora.

1. Analiza tu comportamiento

Las relaciones de pareja son complejas, y puede ocurrir que, en algún momento de la relación, tu novio/a se sienta herido por algún comportamiento tuyo. Éste no tiene por qué ser el motivo, pero puede darse el caso de que sí lo sea. Si bien es bueno hablar las cosas, a veces podemos llegar al punto en el que nos hartamos del comportamiento de alguien tras varios avisos. Sé realista, y si en realidad has tenido algo que ver, mejor que seas autocrítico y reconozcas tus errores.

2. Ponte en sus zapatos

Siguiendo con el punto anterior, es bueno intentar entender el comportamiento de tu pareja. Puede que el motivo de sus distanciamiento sea tu comportamiento, o quizás no le van bien las cosas en el trabajo y no esté pasando por el mejor momento. Si bien debería contar contigo para estas cosas, puede que no lo esté pasando bien. Intenta verlo desde su perspectiva. Eso sí, sin obsesionarte.

3. Comunícate

Los dos puntos anteriores pueden ayudarte a entender el contexto y a encontrar la manera de hablar con tu pareja. Sin embargo, cuando piensas que lo que está ocurriendo no tiene sentido o que lo que está sucediendo te está afectando, es mejor que seas claro y que hables las cosas a la cara. Si la persona con la que estás te quiere, te acabará contando qué es lo que le ocurre. La comunicación es la mejor manera de evitar conflictos innecesarios, pues cuando cada uno tira para su lado, la relación puede deteriorarse y la relación de noviazgo puede empeorar.

4. Evita los juegos mentales

Cuando optamos por una opción que no es la comunicación, podemos intentar realizar juegos mentales con la otra persona o adaptar nuestro comportamiento para llamar su atención. Por ejemplo, queriendo poner celosa a nuestra pareja. Aunque esto puede parecer una buena alternativa. a la larga puede perjudicar la confianza y la buena marcha de la relación. Sin duda, no es la mejor opción para acercar posturas. y volver a recuperar la confianza mútua.

5. Céntrate en ti y deja la obsesión a un lado

También puede ocurrir que, al intentar averiguar lo que pasa por la mente de una personas, nos obsesionamos y dejemos de ser nosotros mismos. Esto puede ponernos tristes, algo que puede secuestrar nuestra atención y cambiar negativamente nuestro comportamiento. Por eso es importante centrarse en uno mismo, porque cuando nos ignoran, nuestra autoestima puede resentirse. Si luchamos por nuestro propio desarrollo personal y encontramos la paz interior, es más fácil que nos afecte menos cómo nos tratan y lo que los demás digan de nosotros.

6. Pide respeto

Si has puesto de tu parte para que las cosas cambien pero la otra persona sigue ignorándote, no debes dejar que te falte al respeto ni se salga con la suya. Exigiendo respeto, la otra persona sabe cuál es el límite y lo que toleras. Sin duda, la comunicación es clave en este sentido. Pero si tras hablar con esa persona y no ver resultado, quizás debas comenzar a plantearte seriamente el camino que está tomando la relación.

7. Toma una decisión

Si llegados a este punto la persona sigue actuando de esta manera, puede que realmente ocurra algo o haya un motivo serio que le motiva a actuar así. Si hablas con él o ella y está a la defensiva o te dice que cambiará pero no lo hace, puede que esté jugando contigo o, en el peor de los casos, se haya desilusionado con la relación. También podría pasar que en realidad exista una tercera persona. Si sospechas de esto, quizás debas echarle un vistazo a nuestro artículo “8 claves para saber si tu pareja es infiel y te engaña”. Si esta situación perdura en el tiempo, debes tomar una decisión. Quizás dejarlo sea la opción buena.