Ir de relación en relación es algo frecuente en algunas personas. Unsplash

¡Cuántos errores evitaríamos en las relaciones de pareja si supiésemos diferenciar entre el amor y el miedo a estar solos! Y es que si bien es cierto que el enamoramiento tiene un impacto emocional muy potente, los efectos de la necesidad de estar en una relación pueden ser más duraderos. En algunos casos, incluso, puede ser una fuente de angustia que perdura durante décadas o prácticamente toda la vida si no se hace algo al respecto.

¿A qué se debe que algunas personas no sepan estar solteras y anden constantemente buscando una relación de pareja? ¿Qué se puede hacer para salir de esta situación? Veámoslo.

Las personas que no saben estar solteras: ¿por qué lo hacen?

Existen diferentes motivos que llevan a las personas a no saber vivir la soltería con naturalidad o sin causar daño a otras personas. Estas son varias de ellas.

1. El mito de la media naranja

El amor romántico se basa en una serie de ideas distorsionadas acerca de cómo son y cómo deben ser las relaciones afectivas, y una de estas creencias desacertadas tiene que ver con el mito de la media naranja.

Según esta concepción del amor, somos personas incompletas hasta el momento en el que encontramos a alguien que nos complemente. De ahí que la soltería sea vista como una pérdida de tiempo y de recursos, la constatación de un fracaso, dado que es una etapa en la que por algún motivo estamos fallando a la hora de encontrar a la pareja que nos completará y nos hará felices.

A partir de este esquema mental, además, es muy fácil pensar en términos de “o blanco o negro” y atribuir todos los males que nos ocurren al hecho de no tener pareja. Si estando en una relación no aparece la felicidad, esto se interpreta como una señal de que no se está bien con esa persona, lo cual lleva a la ruptura y a la búsqueda inmediata de otra relación.

2. La necesidad de pasar por “monogamia en serie” para no sentirse mal

Aunque parezca mentira, hoy en día aún se sigue estigmatizando mucho la sexualidad fuera del matrimonio incluso en los países más avanzados y democráticos. El miedo a ser mal vistos por parte de los demás hace que algunas personas hablen de amor cuando en realidad quieren decir sexo, de modo que la soltería se asocia a tener una vida sexual nula.

Las personas que no saben estar solteras por este motivo, pues, en realidad no tienen los medios para vivir su sexualidad de manera plena y honesta, y aunque esto les pueda llevar a dar falsas esperanzas a otras personas, experimentan una represión que también les causa malestar a ellas.

3. Son víctimas del efecto rebote en el amor

Hay un tipo de relaciones de pareja que son conocidas como relaciones rebote, y que se caracterizan por ser en realidad una tapadera emocional para cubrir el vacío que ha dejado un ex. Dicho de otro modo, hay personas que no saben estar solas porque intentan encontrar una manera de experimentar otra vez lo que sintieron al estar con una persona determinada.

En estos casos, las nuevas relaciones que empiezan suelen durar poco a causa de los problemas que surgen en ellos; a fin de cuentas, se está utilizando a otra persona como “soporte para la imaginación” en una experiencia que tiene que ver más bien con simular una experiencia que con vivir el afecto real que alguien está expresando.

4. La presión social y la búsqueda de reputación

No hay que olvidar que el motivo por los que una persona no se lleva bien con la soltería no tiene por qué estar fundamentalmente en ella misma; el contexto social influye mucho.

Actualmente, especialmente en círculos sociales en los que predomina la gente muy joven (adolescentes y post adolescentes), no tener pareja durante mucho tiempo puede ser un motivo de burlas. Algo que, independientemente de si nos importa o no lo que opinen de nosotros, tiene consecuencias para la vida de quien corre este peligro: recibir peor trato, tener menos apoyos sociales, etc. Sin embargo, también puede ocurrir lo contrario, buscar la fama ostentando la cantidad de amantes que se tiene (algo más típico de los hombres, ya que las mujeres sí pueden ser estigmatizadas por esto).

Como reacción a la posibilidad de quedarse solo tanto en el amor como en prácticamente cualquier ámbito social, muchos jóvenes se lanzan a conseguir pareja sin prestar demasiada atención a si de verdad sienten algo intenso por el o la amante.

5. La búsqueda de poder

No hay que olvidar que algunas personas tan solo buscan tener relaciones de pareja como pretexto para estar en una situación en la que pueden dominar a alguien fácilmente, manipulándolo y disponiendo de intimidad. Para ello, buscan personas proclives dejarse dominar si se dan ciertas condiciones e inician una relación basada en la manipulación y el maltrato psicológico o físico.

La anuptofobia, llegando al trastorno mental

En la mayoría de los casos, las personas que no saben estar solteras son capaces de hacer que haya cierto orden en sus vidas y no están obsesionadas constantemente con ese problema. Sin embargo, existen casos muy extremos en los que el miedo a la soltería se convierte en una forma de fobia. Este fenómeno es conocido como anuptofobia.

En estos casos, la persona siente una sensación de pérdida de control que le lleva a tener momentos de crisis causadas por el pensamiento recurrente de no tener pareja o de llegar a tener pareja. Es necesario pasar por un programa terapéutico que permita volver a la normalidad haciendo que esta clase de miedos y pensamientos recurrentes aparezcan cada vez con menos frecuencia.