Encontrar el amor de tu vida es, sin lugar a dudas, una de las experiencias más gratificantes que puedes experimentar. Tener alguien en quien confiar, pasar momentos increíbles a su lado y, por supuesto, tener relaciones íntimas con esa persona hace que la vida merezca ser vivida.

No obstante, hay situaciones en las que, por distintos motivos, los enamorados deben separarse. En estos casos… ¿la distancia es el olvido? ¿Es posible hacer que la pareja funcione en esta situación? En las siguientes líneas reflexionaremos sobre el amor a distancia y propondremos unos consejos que pueden hacer que la relación a distancia funcione.

¿Es posible el amor a distancia?

Responder a la pregunta de si es posible el amor a distancia es complicado. Por un lado, es esencial la intensidad del sentimiento que experimentan los enamorados/as, la paciencia que tengan las personas involucradas y la mentalidad que adopten, pues es esencial la comunicación y la confianza más que nunca. 

También es muy distinto tener una relación a miles de kilómetros (si no hay oportunidades de verse más que una vez al año) que vivir a cientos de kilómetros, cuando hay posibilidad de quedar los fines de semana. Estar alejados puede ser difícil, pero también puede ser una oportunidad para saber lo que una persona siente por otra. Si la distancia se supera, las probabilidades de que el amor salga reforzado son muchas.

Además, es necesario entender que hay situaciones muy distintas de una pareja a otra, y a veces, la imposibilidad de un reencuentro hace que el olvido se manifieste. Como afirman algunos expertos, cuando una pareja se separa y pasan unos meses, el sentimiento se intensifica por lo que se conoce como “efecto Romeo y Julieta”, pero si pasan muchos años, los circuitos neuronales se debilitan y los individuos suelen rehacer su vida sin la otra persona.

Comunicación y confianza: elementos clave

Todas aquellas personas que hayan vivido esta situación sabrán que, muchas veces, la imaginación vuela cuando la otra persona no está cerca. La falta de contacto físico no es único hándicap de este tipo de amor.

La intensidad y emoción del principio muchas veces no tiene nada que ver en el desenlace final, porque la importancia de mantener la racionalidad y de ser consciente de la realidad que envuelve la situación puede determinar el éxito o el fracaso en este tipo de relación. La comunicación es clave cuando uno está lejos de su enamorado/a. Hoy en día, por suerte, es posible tener conversaciones con la pareja por teléfono, chat y videollamada a coste muy reducido, por lo la comunicación puede ser fluida a pesar de la distancia.

Ahora bien, la confianza es vital en este contexto, puesto que algunos individuos pueden convertirse en “paranoides” al no tener a la persona cerca. Muchas discusiones pueden aparecer por cosas insignificantes o sacadas de lugar, y en las relaciones a distancia, a diferencia de las relaciones cercanas, no existe el contacto físico, ni es posible hablar con la persona cara a cara. Muchas veces, un simple beso o una noche pasional para solucionar algunos conflictos insignificantes, algo que no ocurre cuando la otra persona está a miles de kilómetros de nosotros.

Problemas que pueden surgir en las relación distancia

Triunfar en una relación a distancia no es fácil, y son muchos los obstáculos que pueden aparecer en el camino de los enamorados. Los problemas más frecuentes con los que éstos se encuentran son:

  • Los celos: la distancia hace que la imaginación vuele, y esto puede perjudicar la estabilidad de la pareja. Esto puede ocurrir porque la comunicación muchas veces no es del todo fluida y la persona cubre los huecos con la imaginación.
  • La incertidumbre: la imaginación puede hacer muchas veces que aparezcan pensamientos pesimistas, especialmente cuando no hay suficiente confianza.
  • Falta de compromiso: la distancia puede hacer que alguno de los miembros sienta un menor compromiso que la otra parte.
  • Dificultades a la hora de pasar tiempo juntos: en ocasiones, las agendas de los enamorados/as no son compatibles, lo que puede traer consigo problemas para la relación.
  • Falta de contacto físico: uno de los principales problemas de las relaciones a distancia es la falta de contacto físico.
  • Infidelidades: la falta de contacto físico puede traer consigo infidelidades. Aunque esto depende muchas veces de los valores de cada individuo.
Artículo relacionado: “Relaciones a distancia: 10 problemas difíciles de soportar”

Cómo hacer que una relación a distancia funcione

Cuando la relación a distancia es inevitable, ¿es posible hacer que el amor lejano funcione? 

Esto depende de ambos miembros de la relación, pero sí que es posible seguir unos consejos para que la relación se mantenga saludable a pesar de los kilómetros que separan a la pareja.

1. Comunicación

Tal y como he explicado en las líneas anteriores, la comunicación es un factor clave. De hecho, la comunicación es clave en cualquier relación de pareja, pero a distancia es importante mantener una comunicación fluida y ser muy claros en lo que decimos, pues la distancia puede dar pie a malas interpretaciones.

2. Espacio

Pese a que el espacio físico no existe en la relación a distancia, sí que existe el espacio psicológico. Es por eso que conviene no estar constantemente contactando a la pareja y es esencial dejarle hacer su vida con normalidad y sin atosigar.

3. Confianza

También he dicho anteriormente que la confianza es clave. Como en cualquier relación de pareja, sin confianza no es posible que funcione. En este contexto es necesario dar un voto de confianza a la pareja para no provocar conflictos difíciles de solucionar.

4. Poner de tu parte

La voluntad es clave en este tipo de situaciones, por tanto, ser paciente y poner cada uno de su parte ayudará a que la relación se mantenga a pesar de los kilómetros de separación.

5. Objetivo común

Tener un objetivo común hace que la pareja esté motivada. Es decir, que ayudará a que la pareja siga junta a pesar de los obstáculos que puedan aparecer fruto de la distancia.