Una fecha que puede facilitar la expresión de problemas latentes. Unsplash.

Un día festivo para los enamorados, en el que se acostumbra a enaltecer los sentimientos ya expresados hacia nuestra pareja, o a expresar aquellos que no hemos dicho a la persona que nos atrae, en la que además se aprovecha de paso en las redes sociales a mostrarle a todo el mundo tu amor, cariño y significado a la persona a quien va dirigido, y donde las ventas ciertamente registran uno de los mayores alces en la economía de cada país. Eso es el día de San Valentín. Pero no todo es positivo.

En el 2004 científicos de la universidad de Arizona encontraron un triste hecho al respecto de estas fechas: los altos índices en rupturas amorosas que caen en la semana que antecede al Día de San Valentín, y la semana posterior que sigue inmediatamente después de la fecha festiva.

Por supuesto, no se puede decir que el Día de los Enamorados conduce a una ruptura en las relaciones, Pero… ¿cómo una fecha tan especial se convierte en una amenaza y llega a ser una prueba de la fortaleza entre una relación amorosa?

El doble filo del día de San Valentín

Estamos envueltos en un mundo en el que imperan las redes sociales, en el que incluso una foto de un conocido o desconocido puede convertirse en una amenaza.

En algunas personas se hace sentir la influencia de las redes sociales más en el día de San Valentín, dado que su uso lleva a muchas parejas a hacer comparaciones. Esto a veces se convierte en una buena razón para terminar una relación con bases débiles. No obstante, aclaro que las redes no son las culpables. ¿Por qué? Pues la raíz subyace en la insatisfacción, que viene a manifestarse en las expectativas que teníamos acerca de nuestras relaciones.

Al comparar esas acciones que son percibidas como "fracasos", por un lado, y lo que se considera parejas “ideales”, por el otro, puede parecer "intolerable" seguir juntos. Aparece un motivo para pensar "mi pareja no me está dando el trato que merezco".

Ir más allá de la unilateralidad en las relaciones

Pero, ¿Por qué la comparación en busca de la pareja puede llegar a tener tanta importancia para nosotros?

No es porque alguien publique algo en Facebook o comparta una historia en Instagram, se trata de que algunas personas pueden poseer ya sus propias expectativas irreales sobre ellas mismas, sobre otras personas y sobre cómo debería ser la relación amorosa entre dos personas. Como resultado, el mundo de las relaciones humanas viene a convertirse en un espejo: las personas tratan de verse a sí mismas a través del modo en el que los demás las tratan.

Ante esto es importante recordar que cada pareja es feliz a su manera y completamente diferente del resto. Recordemos que nuestra pareja abre un mundo nuevo para nosotros, trae sus habilidades, experiencia, conocimientos, amor y también sus defectos a nuestras vidas. No se limita a ser un envase en el que vertimos nuestras expectativas y necesidad de reconocimiento que ya llevávamos con nosotros ni que deba permitirnos no sentirnos solos en días como el de San Valentín, que no dejan de ser convenciones sociales creadas en gran parte por todo un aparato de marketing.

Como profesional recomiendo mantener un compromiso en la capacidad de amar verdaderamente y ser amado, de estar agradecidos por la persona que hemos elegido como nuestra pareja, y no solo en una fecha especial, ya que estar plenamente agradecidos es una forma de apreciar lo que tenemos. Te invito a que hagas uso de la gratitud en este proceso de descubrimiento mútuo intrínsecamente gratificante.

Referencias bibliográficas

  • Le, Benjamin ;. (27 de Enero de 2015). Business Insider. Obtenido de Science Of Relationships : http://www.businessinsider.com/why-valentines-day-ruins-relationships-2015-1