Organizaciones, Recursos humanos y Marketing

Los 16 tipos de trabajadores (y el principal defecto de cada uno)

¿Qué perfiles de personalidad afloran en las empresas, y cómo se relacionan?

Los 16 tipos de trabajadores (y el principal defecto de cada uno)

Imagen: Pixabay

Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

En el entorno laboral solemos encontrarnos con multitud de personalidades y maneras de hacer las hacer las cosas. La gran mayoría de vosotros, seguro que habéis compartido la jornada de trabajo con el típico compañero que está siempre pensando en cuál será la próxima quedada que tendréis, porque a sus 40 años tiene más marcha que los más jóvenes de la empresa.

O bien, igual reconocéis a ese compañero que provoca conflictos donde existía la paz y la cordialidad o aquel compañero que es más lento que una tortuga a la hora de acabar su trabajo. En este artículo puedes encontrar una lista de 16 tipos de trabajadores que habitualmente forman parte de las empresas.

Tipos de trabajadores y su principal punto débil

Existen muchos tipos de empleados y cada empresa es un mundo distinto, donde coexisten multitud de personalidades. 

A continuación puedes encontrar una lista de 16 tipos de trabajadores con los que seguro que has compartido tu jornada laboral alguna vez. ¿Cómo se comporta cada uno?

1. Tóxico

La relación con los compañeros de trabajo es una de las grandes fuentes motivadoras para acudir al lugar de empleo y realizar una buena labor profesional. No solo eso, sino que distintos estudios han demostrado que la relación entre trabajadores, en el caso de ser positiva, actúa como amortiguador para reducir el estrés o el burnout.

Es decir, que la relación entre compañeros afecta a la salud laboral y al rendimiento, ya sea para bien o para mal. En las empresas por las que pasamos nos daremos cuenta de que siempre hay gente buena que nos ayudará pero, en ocasiones, nos podemos encontrar con gente que nos hará la vida imposible, gente que intoxica el buen ambiente y se mete donde nadie le llama.

Los trabajadores tóxicos, también llamados conflictivos, son aquellos que hacen que los conflictos se expandan, tienen continuos roces con los demás compañeros, son criticones, e incluso pueden creerse los jefes pese a no tener ningún poder. Si quieres saber más sobre las características de los compañeros tóxicos, pincha aquí.

2. Derrotista

En el trabajo, igual que en la vida, podremos cruzarnos con personas que tengan distintas maneras de ver la vida y distintas actitudes frente a ésta. Generalmente, este tipo de personas son iguales en el trabajo y fuera de él. En ocasiones podemos encontrarnos con personas derrotista, que tienen una baja percepción de autoeficacia en lo que hacen

La autoconfianza baja repercute en la calidad y cantidad del trabajo que desarrolla y en las diferentes relaciones que tiene con los distintos actores que participan en su mundo laboral: jefes, compañeros y clientes.

3. Perfeccionista

Otro tipo de trabajador que podemos encontrar y que, igual que en el caso anterior, su comportamiento puede tener repercusiones en la efectividad y eficiencia de su trabajo, es el trabajador perfeccionista. Hacer las cosas bien es bueno, porque las empresas desean tener trabajadores eficientes y productivos. 

Pero el trabajador perfeccionista es aquel que se lleva el trabajo a casa y nunca esta contento con lo que hace, lo que afecta a su salud labora y le puede provocar cuadros series de estrés y ansiedad. Aunque muchos piensen que ser perfeccionista es bueno, este tipo de personas se frustran rápidamente porque siempre ven imperfecciones incluso cuando las cosas marchan bien y suelen tener una mala valoración de sí mismos.

4. Despistado

Hay algunos trabajadores que son poco metódicos y pueden llegar a ser despistados y olvidadizos. Estos trabajadores pueden causar problemas o añadir más trabajo a otros empleados por su incompetencia. Generalmente, puede ser causa de organización, de motivación o incluso del síndrome de aburrimiento en el trabajo, lo que se conoce como boreout.

5. Lento

Por otro lado, puede haber trabajadores que entorpezcan el trabajo de sus compañeros por ser lentos y no tener las tareas acabadas a tiempo. Esto también puede ser causa de una mala organización, de falta de motivación o que no saben hacer bien su trabajo. Por lo que puede ser un error en la selección de personal.

6. Cotilla

El compañero tóxico suele tener una mala intención y desestabilizar el ambiente laboral. Y. aunque sin una mala intención de fondo, en ocasiones, podemos encontrarnos con el trabajador cotilla. Éste es un tipo de trabajador que siempre se mete donde no le llaman y está más pendiente de averiguar qué ocurre en la vida personal de sus compañeros que de realizar su trabajo correctamente.

7. Engreído

El trabajador engreido es un trabajador que se cree que lo sabe todo y que es el mejor. Suelen ser personas carismáticas que pueden caer bien al principio, Sin embargo, son personas poco colaboradoras y no favorece el trabajo en equipo.

8. Opositor

El opositor es un tipo de empleado que siempre lleva la contraria. Sea cual sea el motivo, siempre tiene algo que decir, sea relevante o no. Lo importante es decir la suya. El opositor puede llegar a ser pesado.

9. Pesetero

El pesetero es el trabajador que solo mira por la pasta. Puede ser un buen trabajador para los empleos de comercial, pues el dinero es su gran motivación. Sin embargo, son muy individualistas y no son nada fiables. Pueden marcharse en cualquier momento sin ningún tipo de consideración.

10. Quejica

El quejica tiene una mala predisposición hacia el trabajo y siempre se queja de todo. Es posible que no le motive su trabajo o que simplemente detesta estar en esa empresa. Las quejas constantes son un mal síntoma y es necesario hablar con este tipo de trabajador. Posiblemente su lugar esté en otra empresa.

11. Egoísta

El egoísta es la típica persona que solo mira por si misma. Las empresas, en la actualidad, valoran el trabajo en equipo por sus beneficios, por lo que este tipo de trabajadores suelen tener dificultades para encajar en grupos de trabajo.

12. Robot

Hay personas que son muy creativas y encajan en un determinado puesto de trabajo; y otras personas son más bien prácticas y robóticas y encajan mejor en un trabajo, como por ejemplo: en la producción en cadena de una fábrica.

13. Ambicioso

La ambición puede ser buena en empresas que fomenten el desarrollo dentro de la organización. Pero, el exceso de ambición, puede afectar negativamente al rendimiento de trabajo para un determinado puesto. Por ejemplo, si alguien desea ser director a corto plazo y tiene que empezar desde abajo. Esto puede provocar que se desmotive rápido.

14. Pelota

El pelota es el que siempre está rondando por la zona del jefe y que siempre está detrás para hacerle cumplidos y llenarle la oreja de elogios. Este tipo de conductas pueden tener un impacto en su relación con los compañeros.

15. Desorganizado

El desorganizado es el tipo de trabajador que es poco metódico y, en consecuencia, poco productivo. Esto ocurre porque pasa demasiado tiempo buscando cosas y pierde mucho el tiempo.

16. Social

El social cae bien a todo el mundo porque le gusta interactuar con los compañeros de trabajo. Ve la vida con optimismo y le gusta organizar eventos y hacer vida fuera de las 4 paredes de la oficina. El problema surge cuando esto entorpece su rendimiento. 

Juan Armando Corbin Juan Armando Corbin Psicólogo de las organizaciones

Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en comunicación empresarial y coaching. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Especialmente interesado en el bienestar y el deporte.