Organizaciones, Recursos humanos y Marketing

Psicología, Criminología y su vínculo en Recursos Humanos

Estos dos profesionales de las ciencias de la conducta pueden trabajar conjuntamente en la empresa.

Psicología, Criminología y su vínculo en Recursos Humanos

Imagen: BAIA [Flickr]

Ricardo Vázquez Cigarroa Ricardo Vázquez Cigarroa Criminólogo

El área de Recursos Humanos (RRHH) es una de las más importantes para cualquier corporación del sector privado. Toda organización debe contar con un área como esta, orientada a la correcta gestión de los activos humanos, y más específicamente, a la plantilla de trabajo.

La selección, la contratación, la formación, la capacitación y la retención del talento son solo algunas de las labores más importantes de esta área, que con frecuencia está siendo dirigida por profesionales en materia de psicología, ya que ellos comprenden a la perfección procesos mentales como la motivación, las habilidades personales e interpersonales, las necesidades… factores entre otros que están muy relacionados con la eficiencia del capital humano.

Sin embargo, son cada vez más las empresas que optan por incluir a un criminólogo dentro de esta área, ya que sus conocimientos sobre el fenómeno delictivo resultan sumamente útiles. Pero, ¿cuáles son exactamente las competencias de un criminólogo en el área de los recursos humanos?

Aclarando lo que hace un criminólogo

¿Un criminólogo en RRHH? ¿Que no se supone que deben de trabajar para las procuradurías de justicia y centros penitenciarios?

En primer lugar es necesario aclarar que el trabajo del criminólogo es analizar, estudiar, cuantificar, e intervenir sobre las conductas antisociales (es decir, aquellas que vulneran el bien común y que generalmente transgreden las normas sociales) usando para ello el método científico, entendiendo al hombre como un ente biopsicosocial y que, por ello, la conducta delictiva se desenvuelve en una conjunción de estos tres aspectos (social, biológico y psicológico).

Tareas del criminólogo

Así, algunas de las labores del criminólogo son:

  • Determinar por qué una persona, o grupo transgrede la ley, por qué la idea de ser sancionado no le disuade y cuáles fueron los factores que la/los impulsaron a cometer dicho delito.
  • Mitigar las oportunidades delictivas de una persona o población.
  • Evaluar las posibles conductas de riesgo y hacer profilaxis para evitar que se conviertan en un posterior delito.
  • Cuantificar las tendencias antisociales de un sujeto o grupo en concreto.

Al ser el delito un fenómeno universal y complejo, no solo el sector público demanda su colaboración sino también el sector privado, es decir, las empresas.

Si te interesa saber más sobre el trabajo del criminólogo quizá te interese este artículo: “Criminología: la ciencia que estudia delitos y crímenes”.

Principales áreas donde el criminólogo puede intervenir

Una vez definida la labor del criminólogo, ahora toca el turno de definir cuáles son sus áreas de desarrollo dentro del departamento de Recursos Humanos para comprender mejor cómo puede desempeñar su trabajo:

  • Relacionadas con el empleo: comprende todas las actividades que tengan que ver con la plantilla de trabajo, la atracción de talento y su formación.
  • En función al fortalecimiento de las relaciones laborales: básicamente tiene como objetivo solucionar los problemas laborales y minimizar los roces entre empleados, propiciando un ambiente de trabajo agradable.
  • Sobre la administración del personal: básicamente se trata de administrar a los activos humanos de la empresa de una manera que resulte eficiente y capaz.

Competencias del criminólogo en RRHH

Dentro de los departamentos de Recursos Humanos, los criminólogos pueden intervenir en los siguientes procesos:

Selección del personal

Habrá perfiles dentro de la plantilla que requerirán pasar por filtros de selección mucho más delicados. Por ejemplo, si requerimos a alguien que tenga control de accesos a información delicada, en tales filtros, puede intervenir el criminólogo. Además, en este proceso podrá determinar las posibles tendencias antisociales del futuro candidato.

Formación de personal

Supongamos que una empresa se dedica a brindar servicios de seguridad a través de la prestación de elementos de seguridad. ¿Quién mejor que un criminólogo corporativo (que llevó organización policial como materia en la carrera) para formar a este personal?

Seguimiento y tramitación de despidos

El despido de una persona de la plantilla puede ser una situación sumamente complicada que inclusive pudiera poner en riesgo la integridad de la empresa si no se gestiona correctamente.

El criminólogo comprende perfectamente la definición de baja crítica: aquella situación de abandono de un miembro de la empresa cuyo despido podría causar problemas, por ejemplo, en el caso de personas que se van descontentas con la organización o son despedidas por conductas agresivas y que dependiendo del nivel de acceso con el que contaba el empleado, tendrá mayor información delicada y recursos privilegiados.

Aplicación de pruebas psicométricas

El criminólogo cuenta con herramientas estandarizadas que le permiten evaluar tendencias antisociales, tolerancia a la frustración, umbral criminógeno, peligrosidad criminal, proclividad a la deshonestidad, al abuso, etc. y que resultan de suma utilidad en el proceso de contratación y de permanencia del personal.

Conflictos laborales

El criminólogo puede ejercer de intermediario en la resolución de conflictos por sus conocimientos en materia de conciliación y arbitraje.

Prevención de riesgos laborales

Sus conocimientos en evaluación y gestión de riesgos lo vuelven un elemento valioso para mitigar los objetos y sucesos que pudieran vulnerar a los empleados.

Identificación de factores criminógenos dentro de la organización

La detección oportuna de los factores criminógenos a los que se encuentra sujeto cada empleado o cada área supone una efectiva manera de prevenir futuros delitos contra la corporación.

Investigación al personal

Se puede trabajar para determinar el absentismo, deslindar responsabilidades ante delitos cometidos por empleados, para evaluar el aspecto social del candidato a un puesto, etc.

El criminólogo y el psicólogo en los RRHH

¿Por qué es importante que el criminólogo y el psicólogo trabajen conjuntamente en el área de Recursos Humanos?

Como dice el conocido dicho, “la unión hace la fuerza” y es que como hemos visto, el criminólogo puede convertirse en un valioso elemento en esta área de la empresa. Esta relación conjunta debe verse como un valioso esfuerzo que puede incrementar el rendimiento de la empresa dado que permitirá una gestión productiva y eficaz de los recursos humanos de la organización.

Los psicólogos que trabajan y dirigen este departamento deben asegurar una relación de interdependencia con el criminólogo ya que esta, permitirá una mejor gestión de la plantilla dentro de la corporación.

Dado que ambos son expertos en ciencias de la conducta, asegurar la reciprocidad entre los conocimientos que cada uno de ellos tiene, permitirá un conocimiento mayor, mejor y más profundo sobre las competencias, habilidades, motivaciones, defectos y necesidades de los trabajadores y futuros candidatos.

Una gestión correcta del capital humano es el primer paso hacia una empresa competitiva, dado que no solo será reconocida por los organismos internacionales que las regulan y auditan, sino también por los mismos empleados; a su vez que se incrementa el valor de esta en el mercado. 

Ricardo Vázquez Cigarroa Ricardo Vázquez Cigarroa Criminólogo

Licenciado en criminología por la Universidad de Estudios Superiores de Tuxtla. Mexicano. Diploma en detección de la esquizofrenia a través de la escritura y otro por análisis de firmas y rúbricas por la sociedad mexicana de grafología.